02-06-2017
03:00 GMT+1
Cancha de baloncesto

Comparativa

% Tiro
49.37%
47.20%
% Tiro de 3
38.29%
38.83%
Rebotes por partido
44.63
43.60
Asistencias por partido
30.11
22.56
Puntos por partido
115.83
110.71

La previa

¡¡¡Arrancan las finales de la NBA!!! Y lo hacen con un hecho histórico, nunca una final de la NBA se había repetido en tres ocasiones seguidas, y esta noche, Oakland se vestirá de gala para recibir a unos Cleveland Cavaliers que suman su tercer final consecutiva ante los Golden State Warriors. Finalmente no ha habido sorpresa, seguramente si al principio de la temporada hubiésemos hecho una encuesta sobre los finalistas, la gran mayoría del público habría acertado. Son los dos mejores equipos de sus respectivas conferencias y así lo han demostrado al llegar a esta final como verdaderas apisonadoras. La primera de las finales las ganaron en 2015 los Warriors, con unos Cavaliers bastante mermados físicamente y con varias bajas importantes debido a lesiones (Irving y Love). El segundo asalto fue para los Cavaliers, tras remontar de forma histórica un 3-1 favorable a los de la bahía, por lo que este tercer asalto tiene un aroma especial, ya que quien gane de momento se hará con el poder en este duelo actual entre los Cavs y los Warriors.

Por parte de los Cavaliers, los que hoy juegan como visitantes, el Este ha vuelto a ser un trámite, otra vez tenemos en la final a LeBron James, y lo hace tras conseguir que sus chicos ganen 12 partidos y solo hayan perdido uno, ante los Celtics, y además únicamente por 3 puntos de diferencia en un partido que en la primera parte parecía sentenciado. Todas las miradas vuelven a estar centradas en la máxima estrella de los Cavs, y no es para menos, ya que el recientemente máximo anotador de la historia de los Play Offs vuelve a otras finales de la NBA, en lo que viene siendo una práctica habitual de la competición en los últimos años. Llega en un estado de forma que debería asustar a los Warriors, porque pese a realizar el peor partido de los Play Offs en la derrota ante los Celtics (solo 11 puntos), en el resto de partidos siempre ha superado los 30 tantos (salvo en uno ante los Pacers que se quedó con 25), y "llama la atención" porque en temporada promedió algo más de 26 por noche (llama la atención entre comillas, porque ya estamos acostumbrados a ver cómo LeBron en los Play Offs es un jugador con más hambre que en la temporada regular). El otro que tiene la lupa puesta es Kyrie Irving, que ya dio una exhibición ante los Celtics y dudo que tanto los aficionados a los Warriors como Curry y compañía hayan podido olvidar el triple decisivo que anotó en las pasadas finales. Han descansado un poquito menos que los Warriors, aunque es cierto que desde que terminó la final de conferencia hasta ahora han pasado bastantes días para poder retomar fuerzas. De todas formas esto es un arma de doble filo, porque en ocasiones los equipos que tienen mayor descanso suelen salir menos concentrados a los partidos. El arma principal de los Cavaliers es sin duda su Big Three, pero si quieren ganar estas finales hará falta que el resto de integrantes, y sobre todo desde el banquillo, aporten cada uno su grano de arena, y es que tienen verdaderos especialistas tanto en defensa como en anotación exterior (son el segundo mejor equipo de la liga en porcentajes de triples, y terceros están los Warriors). No tienen ninguna baja significativa para este encuentro.

Por otro lado, Golden State Warriors, que hoy parte como local, llegan con un inmaculado 12-0 tras vencer a Blazers, Jazz y Spurs sin caer en ningún encuentro. Tras la temporada del 73-9 y tras quedarse a las puertas del anillo a pesar de ir venciendo en la final 3-1 ante los mismos rivales, los Warriors se reforzaron en verano con un MVP llamado Kevin Durant. El único objetivo en la mente de este equipo desde que arrancó la temporada era alzarse campeón, y si lo pueden hacer ante el conjunto que les amargó el récord el año anterior, pues mejor para ellos. Eran los favoritos al principio de la temporada y a día de hoy, tras el 12-0, siguen siéndolo. Es cierto que en la última ronda, ante los Spurs, fue un 4-0 algo engañoso, ya que en el primer partido de la serie iban cayendo con estrépito hasta que Zaza Pachulia lesionó a Leonard y, sumado a la baja de Parker, se allanó el camino para los Warriors y les permitió llegar a estas finales imbatidos. Dos nombres propios para hablar de los Warriors: Stephen Curry, el primero, que regresará a otras finales después de que en las primeras pese a ganar el anillo no fue elegido MVP y en las segundas, aunque con molestias físicas se vio eclipsado por la figura de Kyrie Irving en los momentos clave. Llegará con ganas de venganza, pues ya ha comentado que no piensa en otra cosa más que en cómo se les escapó la oportunidad de ganar el año pasado el título; Kevin Durant, el otro nombre propio, regresa a unas finales después de que en 2012 los Heat de LeBron James les pasaran por encima pese a una gran actuación del alero que por aquel entonces militaba en los Thunder. Aquel era un Kevin Durant muy joven, que pese a sus grandes actuaciones en cuanto a anotación, se le vio muy limitado para defender a LeBron y para liderar a un equipo en el que Westbrook y Harden estuvieron bastante desacertados. Por lo tanto, otro que busca venganza, en este caso ante LeBron, y sobre todo busca su primer título en la NBA para dejar de formar parte del club de reyes sin corona. Los Warriors tampoco disponen de bajas importantes para el partido de esta noche.


Cara a cara

Recomendación

Veo algo más de igualdad que la mostrada por las casas de apuestas, que se inclinan bastante por la victoria de los Warriors. En mi opinión, los chicos de casa deberían de ganar hoy, pero no creo que puedan hacerlo de mucha ventaja. Mi recomendación:

Cleveland Cavaliers +9 @1,7