Orlando Magic 2019

Orlando Magic

Temporada 2019

Previa de los Orlando Magic

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

D.J. Augustin

Jerian Grant

Isaiah Briscoe (R)

Escolta

Terrence Ross

Jonathon Simmons

Melvin Frazier (R)

Alero

Evan Fournier

Wesley Iwundu

Jonathan Isaac

Ala-pívot

Aaron Gordon

Jarrell Martin

Khem Birch

Pívot

Nikola Vucevic

Mohamed Bamba (R)

Timofey Mozgov



Temporada lamentable. Arrancaron bien llegando a ponerse 8-4 de inicio pero resultó un espejismo, el resto del año 2017 acumularon no solo ya derrota tras derrota sino paliza tras paliza para empezar el 2018 con un récord de 12-25 (parcial desastroso de 4-21). Frank Vogel empeoro si cabe más la posibilidad la temporada anterior, y eso que tenía a su disposición una plantilla más equilibrada si tanto jugador interior o “grande”, no consiguió unos sistemas adecuados en el ataque y en defensa no termino de conseguir lo que se esperaba de él cuando llegó de los Indiana Pacers, siendo de los mejores equipos de la competición en dicho apartado. Tampoco se vio grandes progresos en jugadores novatos o como Aaron Gordon del que esperaba fuese el auténtico líder del equipo y por momentos se le vio como relegado tras jugadores como Evan Fournier, el ala-pívot mejoró ostensiblemente sus números pero como digo la percepción de que no lideraba al equipo en la cancha me chirría bastante y no sé decir si es por propio defecto del jugador o era por Frank Vogel. El colmo del despropósito, llegó desde la dirección al traspasar a Elfrid Payton, un jugador seleccionado como número 10 en 2014 por una segunda ronda. Demostrando así su total desconfianza en el que debía ser su base titular y ya la total liquidación en un proyecto de reconstrucción iniciado con la marcha de Howard. Entiendo que si ya no cuentas con él por los motivos que sean y ser de los bases titulares de la liga de los peores y lo traspases, pero reducir su valor hasta prácticamente regalarlo es exagerado.

También decir que sufrieron lesiones en sus mejores jugadores también es cierto, los Gordon, Fournier, Ross o Simmons debían ser un núcleo fuerte en la rotación y se iban cayendo por los constantes problemas físicos. Otros como Afflalo prácticamente se borraron de la disciplina de los de Orlando. Pero no debe servir de excusa a una temporada lamentable, sobre todo fuera de casa (8-33) y que se esperaba cierta pelea por entrar en Playoff hasta las últimas semanas y así conseguir más victorias pero sobre todo una dejadez y la sensación de borrarse en muchos partidos de algunos jugadores dio como resultado final lo que hemos visto y el cambio de entrenador para la próxima temporada.



JUGADOR FRANQUICIA: Aaron Gordon.

La pasada temporada sufrió algún que otro problema físico que le hizo perderse más de una veintena de partidos, pero la verdad es que no fue el mejor jugador de su equipo teniendo las condiciones que tiene y el contrato que firmó de 80 millones por 4 años, ni sus propias expectativas donde quiera llegar a ser el mejor de la NBA.

Jugador con un físico portentoso, capaz de firmar jugadas espectaculares que ha mejorado en su juego en muchos aspectos y que si miramos solamente sus números claramente debíamos decir que ha progresado adecuadamente (17.6 puntos, 8 rebotes) pero personalmente debo de pedir más a este jugador ya que ha dejado claro que no es solo un jugador de “Highlights” y que debe ser el líder de esta franquicia, cosa que no me ha demostrado de momento. Jugadores como Fournier o Vucevic han tenido que tirar del carro en ciertos momentos cuando se esperaba que fuera el número cuatro del Draft de 2014. Jugando esta temporada de cuatro debía ser cuando explotaría todas sus aptitudes y facultades, pero no se si debido a la situación del equipo u órdenes del cuerpo técnico, pero se ha dedicado a realizar unos intentos a canasta con los que no ha estado nada acertado, y esos son los tiros a media distancia, cuando en la zona restringida ha mantenido su nivel estratosférico y desde más allá de los 7,25 metros no ha sido bueno pero si que ha crecido dichos tiros que cada vez vemos menos en esta era él ha realizado más que nunca.

Veremos en esta temporada si con Steve Clifford esa tendencia cambia y aprovechan todo su potencial ayudando al jugador a tomar mejores decisiones en ataque y no solo en el apartado ofensivo, sino además en el defensivo donde no termina de verse todas sus cualidades que se preveían en él. Seguramente con el rookie Mohamed Mamba formará el juego interior en poco tiempo y es más equilibrada dicha pareja que con Vucevic


JUGADOR CLAVE: Mohamed Mamba.

El pívot venido de la Universidad de Texas ha roto moldes en el “Draft combine” antes del Draft con sus cualidades físicas, rompiendo marcas de envergadura (239 cm). Capaz de rebotear igual de bien en ataque que en defensa gracias no solo a esa envergadura sino a su agilidad, velocidad y coordinación para su estatura. Se le compara con Rudy Gobert por el físico y movimientos en pista más lo que se puede prever de él con su progresión en la NBA, pero algunos analistas lo ven más allá de un magnífico jugador protector del aro, intimidador, reboteador y finalizador ya que está intentando añadir repertorio a su ataque tras ser seleccionado en el Draft con tiros en suspensión y movimientos básicos al poste con cierto éxito que habrá que esperar a la competición para ver su eficacia.

Gran expectación por ver a este jugador al lado de Aaron Gordon ya que ambos deben ser el futuro de esta franquicia, combinando ambos para liderar con sus diferentes cualidades deben poder hacer que los Orlando Magic vuelvan a los Playoff en el medio plazo.
Espero que Mamba tenga al principio minutos entrando desde la segunda unidad para poder ir ganando terreno en la presencia en cancha y su rol en la rotación.



PREVISIÓN: Cuartos en la SouthEast Division / Decimocuartos del Este.

Me gusta el entrenador Steve Clifford para un nuevo proyecto aunque venga de una época que se vio agotada en Charlotte, pero seguro que este nuevo proyecto consigue revitalizar a todos. Lo tendrán que hacer tras la muerte del dueño de la franquicia a sus 92 años Rich DeVos que consiguió bajo su pertenencia llegar en diferentes épocas a las finales de la NBA y tras la pérdida de Dwight Howard buscaba volver a tener la ilusión de poder llegar de nuevo, pero nada más lejos de la realidad tras varios proyectos tirados a la basura.

Siendo sincero no espero mucho de este equipo sino realizar más movimientos para liberar espacio y atraer más rondas del Draft para rodear de a sus jóvenes estrellas de un núcleo joven que conforme la rotación. Si observamos la plantilla siguen teniendo sobrecarga en los jugadores interiores y de jugadores capaces de jugar incluso de 4 abierto por sus cualidades físicas. El puesto de base es donde tienen un serio problema ya que no tienen nadie de cierto nivel que garantice constancia en ambos lados de la cancha ni en la dirección de juego a no ser que el rookie Briscoe nos sorprenda a todos. Los puestos de alero y escolta tras la pérdida de Mario Hezonja no tienen capacidad de amenazar desde el exterior aparte del francés Fournier, aunque esto es una parte endémica de la plantilla. El rookie Frazier que puede jugar en dichos puestos es otro que en el “Draft combine” llamó mucho la atención por sus cualidades físicas que le pueden hacer un buen proyecto como defensor y con cierta amenaza desde el triple en los “catch & shoots”.

Lo mejor de esta plantilla son los jóvenes ya nombrados más la progresión de Iwundu e Isaac que siguen tapados en la rotación por jugadores que incluso han incorporado en traspaso como Jarrell Martin. Poca confianza en que Fournier sea un líder cuando en otros equipos sería un jugador secundario al igual poca confianza en Vucevic al que no veo acabando la temporada con su última temporada de contrato, y que Ross que está en la misma situación.