Houston Rockets 2019

Houston Rockets

Temporada 2019

Previa de los Houston Rockets

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Chris Paul

Brandon Knight

Michael Carter-Williams

Escolta

James Harden

Eric Gordon

 

Alero

Carmelo Anthony

Gerald Green

 

Ala-pívot

P.J. Tucker

James Ennis

Isaiah Hartenstein (R)

Pívot

Clint Capela

Marquese Chriss

Nene Hilario



Gran equipo el confeccionado por los Houston Rockets la temporada pasada y dirigida por D’Antoni. Perfeccionando el juego mostrado la anterior temporada, siendo más eficaces y una rotación más compensada que equilibraba D’Antoni según las necesidades en cada propuesta rival.

La incorporación de Chris Paul fue fundamental para dar cierto desahogo a James Harden, no solo para que estuviese algún minuto más en el banquillo descansando sino en la propia cancha al no tener que tener el balón siempre en sus manos en ataque. Otros jugadores como Luc Mbah a Moute, P.J. Tucker y Trevor Ariza fueron importantísimos para el equilibrio ataque-defensa jugando incluso P.J. Tucker de pívot en un juego de Small-Ball muy agresivo con cinco jugadores abiertos que podrían amenazar desde el triple y que cargaban el rebote como un jugador grande.

Llegaron a ponerse 25-4 a falta de una semana para navidad lo que demuestra el nivel que estaban mostrando de juego. Sufrieron un pequeño bache en las navidades que lograron superar, como las lesiones sufridas durante la temporada de Chris Paul, Ariza, Ben Gordon y en menor medida de James Harden y Capela. Reforzaron el equipo con la temporada empezada con Gerald Green que tuvo una buena aportación desde el banquillo y de un veterano ilustre como Joe Johnson, que parecía iba a tener más importancia de la que se demostró finalmente.
La lesión comentada de Chris Paul hizo que volvieran a viejos estándares de juego basados totalmente en lo que quisiera James Harden, y lo que quería era ser el mejor equipo de la liga en cuanto récord de victorias y el ansiado MVP que se le escapó entre los dedos con un rendimiento brutal de Russell Westbrook la temporada anterior. La pareja que hace con Clint Capela en los bloqueos hacía muy difícil el defender al equipo de los Rockets, con el resto de compañeros abiertos y ocupando correctamente los espacios según lo que decidiera James Harden hacer. No les hizo falta imponer un ritmo alto como a otros equipos de la liga (13º con 97.6) para terminar siendo el mejor equipo en Rating Ofensivo de la NBA (114.7) y terminar siendo el equipo que ganaba los encuentros con más diferencia de promedio sobre su rival (8.21), y es que su mejoría en defensa de una temporada a otra fue lo que marcó el salto de calidad, en la 2016-17 el equipo de D’Antoni acabó en el puesto 18º en Rating Defensivo (109) cuando en la 2017-18 fue 6º (106.1). Las piezas disponibles por D’Antoni con Chris Paul, Trevor Ariza, Mbah a Moute, P.J. Tucker y Capela lo hicieron posible, poniendo finalmente al equipo de Houston Rockets como el máximo aspirante a poder derrocar a los campeones Golden State Warriors. Terminaron siendo el equipo con mejor récord de la temporada con un 65-17, teniendo que enfrentarse en los PlayOff contra los Minnesota Timberwolves.

Contra el equipo de Thibodeau la verdad que no sufrieron mucho, solamente estuvieron contra las cuerdas en el primer partido en el que los Wolves pusieron toda la carne en la parrilla para poder ponerse por delante y tener a su favor el factor cancha, gracias a Jamal Crawford y Derrick Rose que saliendo desde el banquillo dieron muchos dolores de cabeza a D’Antoni. Pero finalmente no pudo ser llevándose los locales la victoria con un 104-101, siendo ya la victoria en el tercer encuentro jugado en Minneapolis (121-105) el premio de consolación permitido por unos Houston Rockets que en dicho encuentro parecían jugar no a medio gas, sino con la sensación de querer terminar en casa la serie, como así fue con un 4-1. LA defensa ante los tres mejores jugadores de los Wolves dejándoles en porcentajes más bajos de lo habitual y bajando su aportación ofensiva fue la base para pasar la eliminatoria.
Las Semifinales de la Conferencia Oeste fueron ante los Utah Jazz sin Ricky Rubio lesionado, todo se preveía para una rápida solución a favor de los Rockets. Finalmente los Rockets sufrieron un susto en el segundo encuentro jugado en el Toyota Center (108-116) liderados por un Joe Ingles impresionante y un banquillo con Jae Crowder y Alec Burks sorprendiendo a la defensa de los Houston Rockets. Parecía que podía alargarse algo más de lo esperado la serie, pero los Harden, CP3, Eric Gordon y Capela no lo querían así, poniéndose el mono de trabajo en Salt Lake City y apaleando a los Jazz en ambos encuentros (34 puntos de diferencia sumando ambos encuentros) a base de defender (89 puntos de media en ambos encuentros) y así volver al Toyota Center y terminar con la serie por 4-1.

Y llegó la serie más esperada de toda la temporada por todos. La que todos los analistas decían que saldría no solo el Campeón del Oeste sino el Campeón de la NBA. El factor cancha a favor de los Rockets que les fue arrebatado ya en el primer encuentro, cosa que se empeñaron los de Steve Kerr en romper, como así fue y en la Bahía los Rockets recuperaron volviendo a Texas con un 2-2 gracias también a un factor importante que fue la lesión de Iggy que tras los tres primeros partidos desapareció por lesión dejando la defensa muy coja ante algunos desajustes. Lo que nos estaba dejando la serie es que cuando el ritmo de partido era más lento y no se hacía juego de transiciones rápidas favoreció a James Harden y CP3 en bajar el número de balones perdidos evitando el contraataque, y sobre todo a la hora de recuperar posiciones defensivas donde los comentados anteriormente más los Ariza, Tucker y Capela podían hacer mejores ajuste a los Warriors. Pero llegó el quinto y un el mayor factor que desequilibró finalmente la eliminatoria a pesar de tener los Rockets una “bola” de eliminatoria con el 3-2, y ese fue la lesión de Chris Paul. Los Rockets no pudieron cubrir tal agujero en su rotación, donde D’Antoni prácticamente jugaba con 7 jugadores. Los Warriors supieron aprovecharlo y controlaron los dos partidos que quedaban a su antojo y así proclamarse Campeones del Oeste y pasar a jugarse el título con los Cleveland Cavaliers. El último partido de los Rockets fue de auténtico juzgado de guardia con una serie de 7 de 44 en el triple, que demostraba el desquiciamiento de los jugadores, destacando el de Ariza que con una serie de 0 de 9 que culminaba una eliminatoria lamentable en el tiro (tan solo un 20% de acierto en el tiro de tres)

Una temporada magnífica la de los Houston Rockets, a pesar de que su mayor objetivo que era desbancar a los Warriors y hacerse con el anillo no se cumplió. La lesión de Chris Paul fue un factor determinante para poder saber si estos Rockets estaban con posibilidades para ser los campeones.




JUGADOR FRANQUICIA: James Harden.

 

El mejor escolta de la liga que fue de los mejores creadores de juego de la misma con D’Antoni, una apuesta fuerte que salió perfectamente. Se ha destapado de tal manera que acaparar más juego y tan bien se hace muy difícil.


Manejo de balón, decisión, inteligencia y clase a raudales. De un simple bloqueo de Capela saca una superioridad que se convertía en un peligro para el rival en forma de tiro o entrada a canasta en la que siempre saca algo positivo como puntos propios en tiro o desde la línea de personal o en una asistencia al compañero. Si añadimos que en 1vs1 hay muy pocos jugadores que sean mejores que él, pues ya tenemos fácilmente a uno de los jugadores diferenciales de esta liga. Personalmente tras Kobe y Wade es el relevo perfecto para ser el próximo escolta que marque una época, no sé si ganará el anillo en algún momento pero entrará en la historia de la liga. Ya ha conseguido el MVP que parecía perseguir y que Russell Westbrook le adelantó en la carrera por ganarlo con su temporada histórica de promediar un triple doble tras varias décadas de espera tras Oscar Robertson.


Se hace difícil esperar una mejor temporada en lo individual y colectivo, pero si hay un jugador que es capaz de mantener ese nivel es James Harden, uno de los mejores jugadores de la liga.



JUGADOR CLAVE: Chris Paul.

 

Uno de los mejores bases defensores que lleva ya varios galardones en dicha faceta y posiblemente el mejor base “puro” en la última década o al menos el que más recorrido ha tenido de los llamados “puros”. Llegó para liberar de las funciones de creador en algunos momentos a Harden, y es que en un partido de 48 minutos pueden rotar en la dirección y con Eric Gordon a su lado de modo ejecutor darán mucho que hablar. Si añadimos que ha ido mejorando su tiro exterior a un nivel envidiable para cualquiera hacía que las posibilidades de este trío en el backcourt sean impresionantes. Y lo fueron hasta que llegó su lesión en las finales de la Conferencia Oeste contra los Golden State Warriors, la que era la final anticipada. Dicha lesión fue el factor determinante para la resolución de quien sería el representante en las Finales por el título por la Conferencia Oeste. Ya durante la temporada regular habría sufrido alguna lesión que le hizo jugar 58 partidos, pero no se le había exigido un esfuerzo tan grande como a Harden o Gordon para que llegara a lo verdaderamente importante y llegó ese momento, cayendo lesionado en los Playoff y van varios años.

Veremos si esta temporada cambia algo en su preparación física para evitar lesiones, ya que su historial es del tipo muscular no traumático con lo que es más fácil recaer si no se provoca algún cambio. De su calidad no se duda, de su capacidad tampoco y a sus 33 años puede seguir siendo diferencial en ambos lados de la cancha.




PREVISIÓN: Primeros en SouthWest Division / Segundos del Oeste.

Han perdido a jugadores como Ariza y Luc Mbah a Moute claves en el aspecto defensivo del equipo que había dado un salto más que cuantitativo en dicho aspecto y sumamos a Ryan Anderson que no fue lo que esperaban en el momento que dieron el salto de posible aspirante a ser aspirante real al título. A cambio llegan Carmelo, Brandon Knight, Marquese Chris, James Ennis y Michael Carter-Williams, que es prácticamente un quinteto que podríamos ver juntos algunos minutos en la pista. Carter-Williams es quien más choca en un equipo que busca más lanzamientos de tres que de dos, debido a que sus porcentajes se alejan de ser decentes pero su defensa será de bastante ayuda en ciertos momentos por su físico, ya que es capaz de defender a cualquier jugador exterior rival.
James Ennis llega para ese hueco que ha dejado Ariza en la plantilla, no creo que llegue a cubrir con tanta calidad ese rol pero es un jugador interesante en ese papel que se está imponiendo en la liga de un jugador “3&D”.
Brandon Knight es una apuesta que no sabremos cómo podría salir, ya que no sabremos cuando debutara con la camiseta de lo Rockets, pero su llegada más allá de su carácter problemático, nivel exhibido en Phoenix y dudas con su lesión (muchas variables negativas) hace que haya que tener reservas de cómo podría encajar en un equipo donde hay jugadores que poseen mucho el balón en sus manos, tendrá que jugar más fuera de balón y finalizar. Es un repuesto de calidad para esos partidos que CP3 puede que no pueda jugar por lesión y que han penalizado al equipo la temporada pasada en los PlayOff, ya que Harden y Gordon no fueron lo suficiente para poder competir.
Ojo a la incorporación de Marquese Chris, ya que da un salto de calidad al juego interior donde tenían un vacío en la rotación tras Capela, ya que si vemos que para el puesto de Ala-pívot donde podría jugar el jugador venido de los Suns, prefieren a un alero que juegue abierto, así que veremos minutos saliendo desde el banquillo para suplir a Capela dando más variedad al juego con su amenaza exterior. Las dudas vendrán en el aspecto defensivo, ya que igualar el nivel de Clint Capela será bastante difícil de igualar. Pero sin duda es un fichaje más que interesante para el sistema de los Rockets.
Y ahora hablemos de Carmelo, donde su estancia en los Thunder no le ha venido para nada bien. No acepto el poder salir desde el banquillo, y se empecinaba en mantener un estilo de juego que le perjudicaba manteniendo mucho tiempo el balón en sus manos, demostrando también problemas de mentalidad cuando no estaba acertado en los primeros tiros, perjudicando su actuación posteriormente en el encuentro obcecarse en tiros complicados y fallando después tiros que con su calidad demostrada deberían ser “fáciles”. Veremos qué rol se le adjudica en los Rockets, pero debe adaptarse a un equipo donde el balón lo tienen la gran parte del encuentro Harden y CP3 en sus manos, deberá ser inteligente para adaptarse a ello y ser coherente aceptando que no es la primera, ni la segunda opción del equipo. Esperemos que tras el año pasado en los Thunder se le haya grabado a fuego para corregirlo, tiene la obligación de hacerlo.

Con todo esto si que es cierto que han bajado algo el nivel defensivo por las piezas que han perdido, pero mantienen a Tucker, Capela, CP3 y habrá que ver ese nivel que pueden mostrar Ennis, Carter-Williams y Chris, donde podrán tener minutos en la rotación si D’Antoni decide jugar con un quinteto defensivo. El nivel ofensivo personalmente creo que aumenta por la profundidad añadida en dicho aspecto por las piezas de Carmelo, Chris y veremos Knight. Es cierto que deben estar al nivel que exige un aspirante a poder ganar a los Warriors donde estuvieron rozando el año pasado en las Finales de Conferencia.