Golden State Warriors 2019

Golden State Warriors

Temporada 2019

Previa de los Golden State Warriors

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Stephen Curry

Shaun Livingston

Quinn Cook

Escolta

Klay Thompson

Jacob Evans (R)

 

Alero

Kevin Durant

Andre Iguodala

 

Ala-pívot

Draymond Green

Jonas Jerebko

Kevon Looney

Pívot

DeMarcus Cousins

Jordan Bell

Damian Jones



Otra temporada magnífica para los Warriors. Una temporada regular marcada por problemas físicos en su plantilla, donde sobre todo Stephen Curry tuvo muchos problemas físicos que llegaron incluso en los PlayOff como paso a Iguodala, Kevin Durant en menos medida pero también fue de los más castigados.

La aparición de jugadores como Quinn Cook contratados a media temporada, Nick Young que tuvo partidos muy interesantes en su papel como anotador compulsivo o David West que daba mucho equilibrio en defensa ataque en los pocos minutos que disponía hacían que las lesiones de sus jugadores más importantes no se llegasen a resentir. Steve Kerr consigue durante otra temporada mantener al equipo como uno de los mejores equipos ofensivos de la NBA terminando la temporada regular como 3º en Rating Ofensivo (113.6), 1º en puntos anotados (113.5) a pesar de reducir un 2% su volumen de tiros de una temporada a otra, de también reducir un 3% las asistencias dadas aunque acabaron como el equipo con mayor promedio (29.3). Seguramente debido a las lesiones de jugadores tan importantes, pero como se puede ver el impacto fue minimizado por el resto del equipo. Donde fue más complicado fue en el sistema defensivo, ya que permitían muchos puntos (18º en dicho ranking con 107.5) pero creo que más por relajación en buena parte de los encuentros donde no llegaban a imprimir el 100% de su potencial hasta la vuelta de los vestuarios. Entre en esto, los problemas físicos sufridos más el sentimiento de querer ser el mejor récord de la NBA de los Houston Rockets hizo que fuesen segundos de la temporada regular con 58-24. Terminaron la temporada con un 7-10 que explica lo comentado, no querían realizar un sobresfuerzo por el primer puesto para poseer el derecho de jugar los primeros encuentros como local y terminar de recuperar a los jugadores que tenían problemas físicos y no forzarlos innecesariamente, recordemos que la temporada del Récord de temporada regular con 73-9 fue tal la exigencia que tuvieron físicamente y mentalmente que lo pagaron muy caro en los PlayOff y no acabaron campeones, sin poder así tener inmaculada dicha temporada como fue la del poseedor anterior del récord. Los Bulls de Michael Jordan.

Con dicho segundo puesto, debían enfrentarse a los San Antonio Spurs de Popovich y LaMarcus Aldridge. Aquí el equipo de Steve Kerr apretó las tuercas en el nivel defensivo como no se les había visto en la temporada regular y lo mismo se puede decir en respecto al atacar el rebote ofensivo. Quiero destacar ya la labor de JaVale McGee que no solo aquí, durante los Playoff fue un pilar defensivo con su intimidación y físico, pero no solo atrás en ataque con su “simpleza” atacando el aro fue explotada por sus compañeros e hizo muchísimo daño.
Como digo en esta eliminatoria los Warriors no llegaron a sufrir y solamente el 4º partido donde se les vio que no estaban al mismo nivel de concentración perdieron 103-90.

La segunda eliminatoria contra los Pelicans llegaba con mucha expectación de lo que pudiesen hacer los Pelicans con Rondo, Holiday, Davis y Mirotic. Pero si en la primera hay que destacar el nivel defensivo de los Warriors, aquí el ofensivo fue muy destacable ya que los Pelicans habían conseguido dejar 0-4 a los Blazers con una defensa muy férrea pero a los Warriors con tantas opciones de poder hacerte daño es como querer tapar dos vías de agua y te aparecen otras 3. En esta eliminatoria ganada por 4-1 la actuación de Draymond Green promediando un triple doble fue impresionante.

Y llega la final anticipada ante los Houston Rockets con el factor cancha en contra. Las piezas que tenía Mike D’Antoni a su favor con Ariza, Tucker, Green para poder defender a los jugadores de los Warriors no fue aprovechada en el primer encuentro, ni la posible confianza en su quehacer. Los Warriors de Steve Kerr plasmaron en ese primer encuentro la firmeza mental que posee un campeón proponiéndose robar el factor cancha en la primera ocasión disponible minando al rival. Después llegó la eliminatoria al 4 partido con un 2-1 merecido visto en los tres partidos anteriores, con una noticia que sería clave. La baja de Iguodala tras el tercer partido fue muy dura para el sistema defensivo y la rotación de los Warriors, así los Rockets la aprovecharon y se llevaron los dos encuentros siguientes recuperando el factor cancha. Pero llegó la otra pieza que cambia el rumbo de la eliminatoria, la lesión de Chris Paul. Dicha lesión fue imposible de suplir de alguna manera eficaz y los Warriors supieron aprovecharla forzando a que James Harden tomara toda la responsabilidad y así agotando al jugador físicamente y mentalmente poco a poco. Una final anticipada que se llevan los Warriors por 3-4, posiblemente con la eliminatoria contra Oklahoma City Thunder donde llegaron a estar 1-3 abajo la más dura que haya sufrido en el Oeste.

Y llegaron las finales, las cuartas de manera consecutiva de los Warriors y las cuartas consecutivas ante los Cavaliers de LeBron James. En las anteriores también llegaban como favoritos, pero no tanto como esta temporada y así se demostró con el 4-0 final donde únicamente en el primer encuentro los Warriors no se encontraron nada cómodos y al final tuvieron la ocasión de ir a la prórroga y salvar los muebles, ya según iba avanzando la eliminatoria los Warriors se sentían más cómodos y los Cavaliers más impotentes. Objetivo cumplido y otra buena temporada para los Warriors que se está convirtiendo en un equipo de época is no eran ya.



JUGADOR FRANQUICIA: Stephen Curry.

 

Un jugador que es la esencia de la nueva época del baloncesto actual, un base que a primera vista dirías que no puede ser un MVP ni un jugador que puede marcar una época. Pero lo es. Magia pura con el balón y con su peculiar estilo de tiro capaz de anotar de las maneras más complicadas desde cualquier punto de la cancha, y esto de manera literal.


Tras la incorporación de Durant al equipo siempre hubo una ligera duda de su química tanto en cancha como en vestuarios y creo que se ha disipado más que sobradamente. No si se pasara en algún momento algo parecido al caso LeBron-Irving, pero lo dudo que sea así de momento.


Un jugador que ha realizado de media 10 intentos de tiros de tres por partido anotando un 42.3%. Con un tiro efectivo (eFG%) del 61.8% gracias a que ha incrementado su efectividad en el tiro de dos (59.5%), infalible desde la línea de personal (92.1%) capaz de robar casi 2 balones por partido, asistir más de 6 y rebotear más de 4. Lo dicho, está marcando una época donde el baloncesto está asentándose en un estilo donde jugadores como él se hacen imprescindibles.

La única pega fueron sus lesiones que hicieron que perdiera más de una treintena de partidos en la temporada regular y algunos que otros en los Playoff. Veremos si esta temporada no sufre ningún problema físico y podemos disfrutar de él durante toda la temporada.



JUGADOR CLAVE: Kevin Durant.

 

De nuevo MVP de las finales por pleno derecho. Ya no voy a comentar el hecho de su llegada a los Warriors, pero le ha mejorado como jugador. Su nivel ofensivo ha crecido gracias a su utilización, ya que a pesar de estar con Curry o Green suele empezar el juego de ataque o en movimiento y es más sencillo para el que recibir con la defensa encima y jugársela en aclarado como era típico en Oklahoma, y cuando no lo hace se aprovecha de tener a jugadores capaces de ser tan mortíferos como él. Tira mucho menos que OKC pero con mucha más eficiencia y el jugar al lado de Draymond con su envergadura daba una mejora sustancial atrás capaz de ajustarse con cualquier jugador rival y conservar la capacidad de rebote e incluso intimidación (promedio casi de dos tapones por partido). Así que no solo era que fuese diferencial en ataque sino que lo que aporta defensivamente es determinante, muchísimo. Donde de verdad se ven a los jugadores capaces de ganar campeonatos, no solo partidos.


Sus números en los PlayOff, cuando llega lo serio de verdad para un equipo como Warriors, no fueron tan escandalosos como en su primer anillo con los Warriors, pero fueron brutales. Pero lo que de verdad es admirable es que se sobrepuso a unas malas actuaciones y fue clave, determinante y letal. El llegar a Warriors ha sido un impulso

Sinceramente no sé el nivel al que estará Kawhi Leonard este año, pero no veo un jugador tan letal en ambos lados de la cancha, que sea capaz de ganar ya no partidos, sino eliminatorias y campeonatos ganando a su par en ambos lados de la cancha. Da igual quien se pone delante que es capaz de sobrepasar. Si no está en un quinteto de mejores defensivos no voy a quitarle la razón al jugador de que existe una tendencia a “odiarlo” en vez de ensalzar de lo que es capaz.




PREVISIÓN: Primeros en Pacific Division / Primeros del Oeste.

 

Los únicos que podrán mantenerles algo el ritmo para la lucha del primer puesto son los Rockets de D’Antoni aunque hayan perdido piezas importantes en defensa. Pero no veo a estos tampoco peleando para conseguir el primer puesto del Oeste hasta el final, ya que necesitan reajustarse con la llegada de jugadores como Carmelo, Knight o Chriss y los Warriors no. Todo dependerá de los propios Warriors, el estado físico y cómo se gestionen, ya que no tienen una plantilla mayor para gestionar minutos pero si que deben hacerlo para evitar lesiones o cansancio mental. Han pasado en estos años por todas las facetas de un equipo ganador o que puede marcar época. El segundo año con el récord de las 73 acabaron agotados y magullados, no creo que vuelvan a repetir eso en el futuro por un Kerr que como he dicho antes no solo es tácticamente de lo mejor de la liga sino en gestión de sus jugadores.


Veremos cómo encaja DeMarcus Cousins cuando vuelva de su gravísima lesión, que seguramente le implique cambiar su estilo de juego. Pero a poco que esté cerca de ser el que era en New Orleans será un jugador determinante para los PlayOff, pero mientras debe recuperarse y pensar que lo importante no es la liga regular, ya han quedado segundos y fueron capaces de quitar el factor cancha, su problema siempre son las lesiones de Curry, Green y el intangible Iggy. Lo dicho, a evitar lesiones como la que tuvo Curry e Iggy en las eliminatorias. Si miramos los historiales médicos de cada jugador de los Warriors han sufrido lesiones que han mermado su rendimiento en momentos importantes y es eso justamente el riesgo que se debe minimizar al máximo.

No les veo punto débil a priori, son los máximos favoritos y quieren seguir ganando. Han ido perdiendo algo de profundidad en la rotación, pero es normal con el sistema económico que tienen para poder mantener a sus mejores jugadores. Han añadido a Cousins que ha sido una jugada crucial y con el ojo puesto en los Playoff. Han traído a Jerebko que puede jugar en los puestos de alero con tiro exterior, con un buen rendimiento en Utah donde aprovechó sus minutos siendo su principal amenaza el ser una amenaza desde fuera (41.4% en el tiro de tres). Hay que volver a tener en cuenta a los jóvenes como Looney, Bell, Cook y Jones que tendrán sus minutos durante la temporada regular y algunos de ellos fueron muy importantes en diferentes fases de la temporada. Y queda el rookie Jacob Evans, que hay que tener mucho ojo ya que si está en la red de Kerr no puede ser un fiasco. Un jugador inteligente que destaca siendo buen defensor y con tiro exterior, que les va a venir genial dicho perfil en el puesto de escolta y alero donde se desenvuelve, tendrá sus oportunidades como tuvo Bell y no dudo de que las va a aprovechar.