Chicago Bulls 2019

Chicago Bulls

Temporada 2019

Previa de los Chicago Bulls

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Kris Dunn

Cameron Payne

Antonio Blakeney

Escolta

Zach LaVine

Justin Holiday

Antonius Cleveland

Alero

Jabari Parker

Denzel Valentine

Chandler Hutchison (R)

Ala-pívot

Lauri Markkanen

Bobby Portis

Cristiano Felicio

Pívot

Robin Lopez

Wendell Carter Jr. (R)

Omar Asik



Podemos decir que ha sido la primera temporada de Fred Hoiberg como jefe de un proyecto que intenta adecuarse a su estilo de entrenador. Una plantilla muy muy joven e inexperta donde el capitán y jugador de más recorrido en la liga Robin Lopez no supera los 30 años. Tras liquidar el proyecto dirigido en pista por Jimmy Butler, Wade y Rondo con varios episodios de desencuentros en los vestuarios y con el propio entrenador más las diferencias existentes con la dirección deportiva, se decidió empezar desde cero apuntalando el proyecto de reconstrucción en la búsqueda de jugadores jóvenes, atléticos y versátiles para encajar en el baloncesto actual y en la mentalidad de Hoiberg. Y se refleja en que el ranking respecto al Pace han subido de una temporada a otra y se han situado como 9º, también subiendo en el intento de tiro de tres un 39% de una temporada a otra y sumando que el aumento de número de asistencias y estar en dicho ranking como 10º es que hay un cambio más que importante el tipo de juego que se quiere realizar. Han mantenido su fortaleza en el rebote de anteriores temporadas y corregido su número de pérdidas así que la base en el juego no parece mala y faltan los mimbres adecuados para ella.

Esperada temporada de transición en la que se veían encuentros lamentables por la falta de calidad y falta de rendimiento adecuado para este nivel con otros que con lucha y cierta relajación en algunos jugadores rivales podían competir el partido. Las bajas de inicio de LaVine por su lesión de rodilla, de Dunn también por lesión y de Mirotic por el altercado lamentable con Portis no ayudó nada a mejorar las sensaciones y se llegaron a ponerse en el inicio de diciembre con un récord de 3-20 haciéndonos temer a los aficionados de los Bulls que la temporada podía ser de un récord negativo histórico. Pero el mes de diciembre fue magnífico a partir de dicha fecha y con un récord de 10-3 se enderezó la situación gracias a la recuperación de Niko Mirotic que saliendo desde el banquillo fue determinante con su magnífico rendimiento que no se había visto hasta ahora en la NBA, más Dunn que apuntaló el puesto de base y un Nwaba que defensivamente (conjuntamente con Dunn y López) ayudó y mucho al equipo para poder encontrar esa química y dinámica de victorias.
Fueron pasando las fechas y llegó el traspaso de Mirotic, la recuperación de LaVine; Payne y las recaídas en los problemas físicos del propio LaVine, Dunn y algún que otro jugador sumado a que la franquicia en prácticamente el último mes y medio buscaba el que jugaran los jugadores más jóvenes que no habían podido disfrutar de cierta importancia durante la temporada recibiendo un duro toque de la NBA por “tanking”.

Destellos en los jugadores jóvenes como Dunn y Valentine, un futuro más que brillante e importante que se espera con Lauri Markkanen se contrarresta con el flojo rendimiento visto en LaVine, Payne y Felicio nos deja con un regusto agridulce en una temporada que sirvió para ver debilidades en la plantilla y ver qué cimientos son los más sólidos para la reconstrucción.
Temporada con mal sabor de boca final y de lo poco salvable es el ser la franquicia de la NBA que más espectadores lleva a su pabellón (851,824) a pesar del poco espectáculo que se ha vivido en él.




JUGADOR FRANQUICIA: Zach LaVine.

 

Jugador llegado en el traspaso de Jimmy Butler para suplirlo como jugador franquicia del equipo con sus 22 años. No voy a descubrir sus ya conocidas cualidades atléticas y de espectáculo que le han hecho ganar el concurso de mates que esperemos no se vean afectadas por la lesión sufrida durante la temporada pasada en su ligamento cruzado anterior. Thibodeau ciertamente lo estaba exprimiendo en su ya habitual gusto poniéndolo en cancha más de 37 minutos de promedio en los que anotó 19 puntos por partido, 3 asistencias y ciertamente unos muy buenos porcentajes de tiro que le hacían tener un porcentaje efectivo de tiro del 54% siendo muy alto para un jugador exterior. Su primera temporada en Chicago a las órdenes de Fred Hoiberg fue decepcionante, no ya porque su vuelta tras la gran lesión sufrida le hiciese jugar sin ritmo, sino que se le vio los 24 partidos disputados fuera mentalmente. No parece que su estado físico tenga algo que ver ya que desde el principio se le vio con confianza y seguía haciendo jugadas que exigen un portento físico como el suyo, pero fue una sombra del jugador que se vio en Minneapolis con muy malos porcentajes en el tiro manteniendo su volumen de tiro de la anterior temporada e incluso seleccionando peor ya que aumentó su relación de tiro de media distancia a otros años, zona que está siendo evitada por los equipos cual zona prohibida. EN el aspecto defensivo mejor no hablar ya que denominar defensa a lo que el jugador hacía es muy optimista.

También se observó que con Dunn y Markkanen al mismo tiempo en pista no había el suficiente entendimiento, lo cual puede ser por el estado mental del escolta, pero arrojaba muchas dudas sobre si los Bulls debían igualar una gran oferta por el jugador, y así fue cuando los Sacramento Kings le ofrecieron 78 millones de $ por 4 temporadas. Los directivos no dudaron e igualaron la oferta las pocas horas, cuando el jugador había comentado que desde Chicago no era lo suficiente querido al no ofrecer una oferta de su gusto. Personalmente la renovación es entendible con el mercado al que se aspira desde Chicago en dicho puesto en esta época de reconstrucción y crecimiento aunque el rendimiento del jugador y las dudas ya no físicas sino mentales de dureza y capacidad de ser un líder para el equipo las posee.

Ha demostrado que tiene muchísimo margen de mejora y que puede hacerlo si se lo propone, ya que las capacidades están ahí y solo falta que las sepa aplicar. Habrá que estar muy atentos esta temporada que versión vemos de LaVine.


JUGADOR CLAVE: Jabari Parker.
Jugador que también era agente libre restringido en verano como Zach LaVine y al que los Bulls le ofrecieron 40 millones por dos temporadas. Jugador local, nacido en Chicago y con la misma edad que la hornada de LaVine, Portis, Payne y Dunn. Una apuesta que como la de LaVine en el contexto de mercado de los Bulls es buena, ya que si no sale bien no compromete a largo plazo.

Llega con 2 temporadas y poco de experiencia en la liga por culpa de dos grandes lesiones que hicieron que se perdiera prácticamente dos temporadas. Los Bucks no quisieron renovarle cosa que podían si igualaban la oferta por temas de impuesto de lujo y porque no le consideraban vital para su crecimiento. Jugador que volvió de la lesión saliendo desde el banquillo jugando como cuatro abierto y su clase no la perdió, pero se le vio en los PlayOff algo menos explosivo que antes de la última lesión. Habrá que esperar a saber cómo se encuentra tras una pretemporada entera en Chicago y según avanza la temporada.

Parece que jugará de inicio en el puesto de alero acompañando a Markkanen, LaVine y Dunn. Una base de rotación más que interesante por nombres y juventud, mucha clase acumulada y jugador son un físico atlético qué era lo que se buscaba para el juego de Fred Hoiberg. Un jugador capaz de atacar el aro, de poder jugar de espaldas a él y de amenazar desde fuera además de ayudar en el rebote. Veremos si en defensa donde sus lesiones le han perjudicado más se ajusta a dicho puesto donde se encarará con jugadores más ágiles y rápidos que él.



PREVISIÓN: Quintos en la Central Division / Decimosegundos del Este.


Equipo que debe crecer con las incorporaciones de Jabari Parker y los rookies Carter Jr. y Hutchison. Se buscaba desde el traspaso de Jimmy Butler jugadores jóvenes que fuesen versátiles y atléticos y aparentemente observando una rotación de 11/12 jugadores lo han conseguido, al menos en la mayoría de ellos. La experiencia la pondrán Robin Lopez y Justin Holiday (no creo que Asik aporte mucho más allá del vestuario) y habrá que ver como Fred Hoiberg consigue hacer evolucionar no solo a los mejores jugadores si no a esa segunda unidad que debe ser primordial para conseguir un objetivo bien claro que es competir cada noche por la victoria, poner muy difícil al rival ganarles sobre todo siendo local donde el factor de identificación con Jabari Parker a poco que haga bueno y constante será primordial como lo fue en un nivel más importante claro está Derrick Rose.

Jugadores como Dunn y Markkanen deben de crecer aún más asentándose al lado de LaVine y Jabari Parker siendo la base del equipo y como he dicho el nivel que muestren jugadores como López, Holiday, Valentine, Payne y Portis marcará definitivamente si podrán conseguir el objetivo ya comentado de competir cada noche. Deberían pelear por intentar conseguir un 50% de victorias como local (acabaron con un 17-24) y mejorar su récord fuera de 10-31 que ya no fue el peor. El quid importante para los Bulls en casa será que deben mejorar su récord ante equipos de su misma División Central donde solamente consiguieron un 4-12, son pequeños objetivos que globalmente les hará crecer a final de temporada. Los PlayOff son una quimera ante equipos como Detroit o Charlotte que se quedaron fuera teniendo más experiencia, plantilla más amplia que volverán a intentarlo.

Temporada ilusionante y esperanzadora por ver lo que exhibirá en la pista.