PREVIA DE LA TEMPORADA 2018-19

Prólogo:

Menos de 20 días para que empiece la NBA, y por aquí ya estamos ultimando los detalles para traeros día a día las previas de todos los encuentros. Para ir abriendo boca, y como viene siendo habitual también en los últimos años NBA_green_pick ha elaborado una guía para conocer de antemano la posición desde la que parten los 30 equipos.


En el Este ha quedado el trono libre tras nada menos que 8 temporadas de dominio de LeBron James. Ahora Boston, Toronto, Philadelphia, y quién sabe si Washington, Milwaukee o algún otro candidato de última hora, competirán por plantarse en The Finals. A priori Brad Stevens cuenta con el roster más completo, y si a eso le sumamos la historia de la franquicia y su afición, para muchos (entre los que me incluyo) son los favoritos este año. Tendremos también a unos Pacers con Oladipo al frente, en el que será su año de confirmación como jugador franquicia; a unos Heat que con la pizarra de Spoelstra (y veremos si alguna incorporación importante vía traspaso) serán un equipo atractivo, y también franquicias en reconstrucción que buscarán que sus jóvenes talentos sigan creciendo, como los Bulls o Knicks. A partir de aquí, equipos como Detroit, Cleveland o Charlotte están aún por definir, y aunque sus perspectivas no son excesivamente halagüeñas tienen jugadores que les pueden llevar a pelear por un billete para la postemporada. 


Y ahora nos vamos al “wild, wild west”. Una Conferencia Oeste más salvaje que nunca con la llegada de “The King” a LA, que ha conseguido conformar una corte plagada de jóvenes talentos y escuderos bastante peculiares. No cabe duda de que el rival a batir sigue siendo Golden State, pero el camino que tendrán hasta las finales estará lleno de piedras. Veremos hasta qué punto la sociedad Westbrook-George empieza a dar sus frutos en Oklahoma. También será interesante observar cómo afecta a Houston la pérdida de piezas importantes como Ariza y la adición de Carmelo Anthony, un jugador que para las casas de apuestas disminuye la opción de anillo de los tejanos. Popovich se enfrenta a una nueva era sin el “Big Three” con el que ha cosechado tantos éxitos, pero haríais mal si pensaseis que los Spurs van a dejar de ser un peligro. La lealtad de Portland, la defensa de Memphis (si optan por no tirar la casa abajo), Anthony Davis solo en la pintura con unos Pelicans que quieren correr, el descaro de Nuggets, o el juego colectivo de Utah serán los alicientes que harán que esta conferencia sea durísima. Al loro, porque prácticamente nadie tiene el puesto asegurado y quien se descuide durante un tramo de la temporada puede irse de vacaciones antes de lo previsto. 


En lo individual, interesante camada la que viene este año. Ayton va a tener una difícil tarea para demostrar que a corto plazo los Suns no se equivocaron escogiéndole. Bagley, Doncic, Jackson Jr.,Young, Bamba… prácticamente todos van a tener la posibilidad de dejar huella en la liga desde el primer momento siendo importantes para su equipo. 


El MVP tampoco será una tarea fácil de dirimir. ¿Volverá Westbrook a monopolizar el ataque de los Thunder haciendo monstruosidades estadísticas?¿Tendrá que pisar el acelerador LeBron durante la temporada para asegurarse que los de púrpura y oro entran en playoffs? Junto a Kevin Durant, son las 3 apuestas más claras que competirán el trofeo a un Anthony Davis del que podemos presuponer que estará en la lucha viendo el roster y el juego de Pelicans.

Por último, pero no menos importante, quiero acordarme de los que este año serán “sophomore” o jugadores de 2º año. Una de las mejores generaciones de novatos que hemos visto los que superamos por poco la veintena. Tras el debate formado la temporada pasada en torno a quién debía ser el ROY (premio que al final se llevó Ben Simmons), será interesante ver la segunda (debatible) temporada del australiano, manejando las riendas de unos Sixers candidatos a alzarse en el Este. De la misma forma, Jayson Tatum tendrá más competencia que nunca en Massachusetts con la vuelta de Hayward y de Irving. El alero seguirá siendo importante, pero con la vuelta de los pesos pesados del vestuario habrá que ver su rendimiento sin esa obligación de asumir tiros en momentos clave. En cuanto a Donovan Mitchell, en Utah seguirán encomendándose al escolta cuando la pelota queme, y si sigue evolucionando puede convertir a la franquicia de Salt Lake City en uno de los rivales más incómodos.

Redactado por @mrinsomnio95

GUÍA NBA 2018-2019

Redactada por @nba_green_pick

 

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Ben Simmons

T.J. McConnell

Landry Shamet (R)

Escolta

J.J. Redick

Markelle Fultz

Jerryd Bayless

Alero

Robert Covington

Wilson Chandler

Zhaire Smith (R)

Ala-pívot

Dario Saric

Mike Muscala

Furkan Korkmaz

Pívot

Joel Embiid

Amir Johnson

Jonah Bolden (R)

 


Temporada magnífica la del equipo de la ciudad de Pensilvania, que ha vuelto a dar espectáculo y victorias a la afición del Wells Fargo Center ávida de ambas cosas estos últimos años rememorando grandes épocas que hicieron públicamente al resto del mundo lo grande que es dicha afición, una de las mejores de la NBA.

Tuvieron que reponerse de nuevo a esa maldita fortuna que poseen con los jugadores escogidos en el Draft debido a las lesiones. Fultz con una lesión más que extraña en su hombro que llegó a cambiar su mecánica de tiro le tendría apartado de las canchas prácticamente toda la temporada regular, así que Ben Simmons quedaría como generador único del juego ofensivo de Brett Brown añadiendo a un Joel Embiid que ya no tendría restricciones y no sufriría lesiones serias, lo que agradece el equipo al poder tener un jugador tan dominante en ambos lados de la cancha. Las piezas veteranas añadidas en la agencia libre como fueron Redick y Amir Johnson fueron complementarias e indispensables en dicho éxito, al que se unieron durante la temporada Belinelli e Ilyasova que a parte de ese punto de experiencia y saber lo que necesita en cada momento el equipo, añadían ese tiro exterior tan necesario con jugadores como Ben Simmons y Joel Embiid.

Terminaron la temporada regular como terceros del Este con 52 victorias gracias a un entramado defensivo que fue de los mejores de la liga gracias a las piezas de dicho engranaje como Covington, Amir, Embiid, Ben Simmons o Redick haciendo que fuesen el primer equipo de la liga que provocase a los rivales el peor porcentaje en cuanto a eficiencia (49,2% eFG). Siendo también de los mejores en el rebote (sobre todo ofensivamente) y en ataque manteniendo un ritmo altísimo (cuartos de la liga) que le viene como anillo al dedo a Ben Simmons, que no solo brilla sino que domina en dicha tesitura. La única mancha en el expediente ofensivo son las pérdidas de balón, donde en el ranking por porcentaje estimado cada 100 posesiones son los últimos de la liga con 14,6. Haciendo bajar su rating ofensivo a un nivel alto comparado al resto de la liga, pero no excelente como en otras facetas.

Llegaron a los Playoff con moral y dispuestos a todo, sin techo y en una eliminatoria contra los Heat dura y que parecía por momentos de otras épocas de la liga consiguieron sobreponerse a dicha dureza propuesta por los Heat esperando que las jóvenes estrellas de los 76ers pagasen en algún momento esa inexperiencia a este nivel competitivo, pero no fue así y consiguieron pasar a la siguiente serie ganando 4-1 a los Heat de Spoelstra. Llegaron los Celtics que se encontraban sin Irving, sin Theis y con una rotación corta comparada con la de 76ers, pero el nivel defensivo de los Celtics ahogando al tiro exterior de los de Brett Brown, donde los Belinelli, Ilyasova, Covington o Redick no estuvieron nada acertados como suele ser habitual en ellos. El entramado de Stevens fue demasiado y se vieron las lagunas de Ben Simmons en el dominio del partido en juego estático, debido en parte a su falta de tiro de más allá de 4 metros del aro. Serie pérdida por 1-4, con orgullo y una demostración más que seria de que serán uno de los equipos que estarán arriba en la liga para poder pelear por las finales.



JUGADOR FRANQUICIA: Ben Simmons.

Jugador que en cierta manera defraudó en su primer periodo de PlayOff en su carrera, no en sus estadísticas individuales, sino que ante un ritmo algo más lento al que se compite en las eliminatorias por el título, los entramados defensivos que crearon los técnicos rivales hicieron salir a flote sus debilidades y no supo encontrar soluciones ni desenvolverse adecuadamente.
Debe ya no como se dice en el círculo de analistas profesionales mejorar su tiro exterior y sus tiros desde la línea de tiros libres, sino atreverse al menos a tirar más allá de los 3 o 4 metros a canasta que hace actualmente. A cambio corrige estos defectos con unas grandes aptitudes como el dominio en el juego en transición, lo hace como nadie maneja el balón con ambas manos y es capaz de atacar el aro sin penalizar ni un ápice de eficacia con una mano u otra. Con su físico privilegiado de 2,08 y 105kg puede postear como un grande y defiende a cualquier jugador que tenga enfrente sea más pequeño y ágil o más fuerte y pesado.
Lo que sí demostró en la temporada regular es que tiene liderazgo, creatividad, dominio del juego más una capacidad defensiva muy alta para la edad que tiene. Luchó con Donovan Mitchell por el Rookie del Año que finalmente se llevó en una votación ampliamente a su favor, donde hubo tramos que prácticamente promediaba triples dobles. Gran temporada de un jugador novato que siguiendo la mejora esperada será un jugador dominante de la liga en poco espacio de tiempo.


JUGADOR CLAVE: Joel Embiid.

Pues ha jugado más de 60 partidos de temporada regular más los 10 de PlayOff con una media de más de 30 minutos por encuentro, no se le ha visto resentirse de sus lesiones pasadas, siendo en las eliminatorias por el título donde se le vio por momentos cansado por el nivel de exigencia al que fue sometido por los rivales y las necesidades de su equipo. Pero ha demostrado que puede responder a ese nivel, es un jugador que a poco le responda su físico y pueda seguir compitiendo así dominara con su compañero Ben Simmons la liga.
Es un jugador distinto a los demás que juegan en su puesto, ya no solo por su juego o estilo, sino por carisma y carácter. En ataque es capaz de bailar sobre sus pies y atacar el aro como un alero, y amenazar con su tiro de tres que personalmente creo abusa en ciertas ocasiones reduciendo su eficiencia.
Pilar defensivo en el esquema de los 76ers, su falta en la cancha hace resentirse a la defensa por su agilidad y saber hacer con tan solo 2 temporadas en la NBA. Al estar él sus compañeros aprietan más a los jugadores exteriores sabiendo que Embiid puede ayudar en las penetraciones que surjan en dichas acciones con su gran intimidación (ha promediado 1.8 tapones por encuentro que le hacen ser el 4º mejor taponador de la liga) y por su gran rebote defensivo. También es un privilegio contar con él ya que cuando debe defender a un jugador más pequeño no desentona y todo esto ha hecho que terminase 3º en Rating Defensivo solo superado por Rudy Gobert y Andre Drummond.

Ha conseguido en su segunda temporada disputar el All star, estar en Segundo Mejor Equipo Defensivo de la temporada y en el Segundo Equipo All-NBA. Uno de los mejores jugadores de la liga y con Ben Simmons darán mucho de qué hablar.



PREVISIÓN: Terceros en la Atlantic Division / Terceros en el Este.

Consiguieron 52 victorias la pasada temporada para terminar terceros de la Conferencia Este tras los Raptors y los Celtics. Personalmente creo que terminarán en la misma posición y tras los mismos equipos. Creo que han perdido algo de arsenal ofensivo sobre todo en el tiro exterior y en defensa habrá que observar si son capaces de mantener el nivel mostrado. Por falta de jugadores versátiles, con físico y capaces de defender no será. Uno de los factores clave para poder aspirar a estar más arriba será Fultz y su estado ya no solo físico sino el mental, más el evitar las lesiones en sus jugadores jóvenes.

Suman un año de experiencia y en PlayOff en jugadores como Ben Simmons, Joel Embiid, McConnell y Dario Saric, el posible miedo de Markelle Fultz tras pasar su lesión manteniendo a los veteranos Redick y Amir Johnson. A los que hay que añadir Wilson Chandler y Mike Muscala con rookies que aparentan ser viables para una rotación como Shamet y Zhaire Smith. Comparando el bloque del año pasado con este entrarían Wilson Chandler por Belinelli (versatilidad y físico por calidad y tiro exterior) y Mike Muscala por Ersan Ilyasova (menos potencial defensivo y versatilidad, misma amenaza exterior y mayor potencial en el juego interior).

Los 76ers fueron el peor equipo en el promedio de pérdidas de balón por encuentro, cosa que lastraba demasiado al equipo, veremos si pueden mejorar dicho aspecto y poder mantener la amenaza en el tiro exterior, ya que la pérdida de Ilyasova y Belinelli se va a resentir y obliga a jugadores como Fultz, McConnell y Chandler a paliar dicha efectividad.
En defensa consiguieron ser de los mejores equipos de la liga, pero lo que deberían pulir seria el número de faltas que conceden ya que jugadores como Embiid siguen cometiendo demasiadas y que implican ir a la línea de tiros libres.

Equipo que si va todo con normalidad y sin lesiones dudo que no vaya con factor cancha a los PlayOff y que no meta a sus dos jugadores baluartes en el All star. El verdadero reto estará en las eliminatorias por el título donde intentarán alcanzar las finales de Conferencia, pero el Este en esta temporada tiene equipos más sólidos y será más complicado que el año pasado.

Veremos qué pasa con jugadores como Bayless que se intentó traspasar y parece no tendrá hueco salvo lesiones ya que los rookies Landry Shamet y Zhaire Smith son jugadores que pueden actuar de base y escolta, sus 8.5 Millones de sueldo hace complicado dicho movimiento. Habrá también que esperar a fin de temporada qué pasará con McConnell que será agente libre y el rendimiento de un jugador que puede coger el sitio de Holmes en la rotación como es Jonah Bolden.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Eric Bledsoe

Matthew Dellavedova

Donte DiVincenzo (R)

Escolta

Malcolm Brogdon

Sterling Brown

Pat Connaughton

Alero

Khris Middleton

Tony Snell

Shabazz Muhammad

Ala-pívot

Giannis Antetokounmpo

Ersan Ilyasova

D.J. Wilson

Pívot

Brook Lopez

John Henson

Thon Maker



Otra temporada irregular y extraña en la franquicia de Milwaukee a la que puedo tildar de agridulce. En la temporada regular llegaron a pisar la cancha con la camiseta de los Bucks 24 jugadores obligado la mayor parte por motivos físicos (como la de Teletovic con su embolia pulmonar) y reajustes en la plantilla con la temporada empezada como la llegada de Bledsoe y Jennings o marchas como las de Monroe, Plumlee, al igual que en el banquillo al sustituir a Jason Kidd (llevaba un récord de 23-22 en dicho momento) por su segundo Joe Prunty. Dicho despido no sentó nada bien a Giannis Antetokounmpo (llegó a estar en la terna hasta navidades para el MVP pero no pudo mantener el nivel) pero hubo varios jugadores aliviados que aprovecharon dicha circunstancia para calmar sus estados anímicos y se podía observar en su rendimiento en la pista.

Un equipo que podríamos encajar como de media tabla en la liga por rendimiento y así lo reflejan las estadísticas (15º en puntos anotados, 16º en puntos encajados, 19º en Rating Defensivo, 9º en el Ofensivo…) pero que por el potencial que tiene dentro de sus jugadores siempre esperamos más de ellos. A mi parecer con la llegada de Prunty hicieron el juego más simple en el aspecto ofensivo intentando aprovechar los desajustes con jugadores muy difíciles de defender por su físico y calidad como Middleton, Brogdon, Bledsoe y como no Antetokounmpo. No había mucho movimiento de balón y se basaban en bastante uno contra uno en los “mismatch”, ya así nos lo corrobora que dieran menos asistencias que la anterior temporada 16-17. 

En el aspecto defensivo mejoran en robos pero no son capaces de proteger adecuadamente su pintura ni el rebote defensivo. La falta de un pívot tras la marcha de Monroe y Plumlee, dejó solos en el dicho aspecto a Henson y Maker, que son muy livianos y diferentes entre sí. Henson sí que en defensa mejoraba al resto pero en ataque no era capaz de ayudar a su equipo y el pívot de origen sudanés ofensivamente es más peligroso e incluso intimidador con buenos destellos pero con bastantes deficiencias en sus conceptos del juego. Se ha llegado a ver a Giannis de cinco en momentos puntuales haciendo un Small-Ball interesante pero se observaba la falta de compenetración.

Tras terminar séptimos en el Este llegaron los PlayOff, recuperando jugadores lesionados durante la temporada regular como Brogdon, Parker y Dellavedova contra los Celtics en una gran eliminatoria. Igualada, dura y muy competitiva donde ambos equipos ganaron sus encuentros siendo local. En dicha eliminatoria el mejor jugador de Puntry y que más daño hizo durante los 7 encuentros fue Middleton sobre todo desde el triple con un 61% de acierto. Giannis no estuvo tan regular, sobre todo en el TD Garden donde los Celtics fueron mejorando en sus ajustes según avanzaba la eliminatoria. Los Bucks sufrían por no tener un pívot defendiendo su aro y a pesar de que Maker llegaba a poner varios tapones cuando salía de la zona bajaba mucho su rendimiento. A excepción de Middleton el tiro de tres del equipo fue un desastre y el bajo rendimiento en ambos lados de la cancha de Bledsoe y en defensa de Jabari Parker y Dellavedova saliendo desde el banquillo fue un lastre para poder mantener el nivel competitivo contra los Celtics que se les vio con un poco más de ventaja según iban avanzando partidos.



JUGADOR FRANQUICIA: Giannis Antetokounmpo.

En esta última temporada demostró que con algo más de constancia y mejoría en el tiro exterior será un jugador para ganar un MVP, ya que ya estuvo algún tiempo en la terna por ganar el de este año, sobre todo por su arranque de temporada arrollador. Pero el rendimiento del equipo no acompañaba y la destitución de Jason Kidd no le sentó nada bien al jugador griego que incluso quiso parar dicha destitución.

Es tal su versatilidad y potencial por su abrumador físico que ha llegado a jugar de pívot está temporada cuando Puntry le quería juntar con Parker y Middleton. Capaz de manejar con ambas manos, botar y correr como un base, distribuir juego y capitanear al equipo como lo haría un base y defender, rebotear e intimidar como un pívot. A pesar de la llegada de Bledsoe y la recuperación de Parker siguió asumiendo el papel de principal jugador para prácticamente todo, demostrando que a veces hay que contenerlo porque sus ganas de progresar y dominar son desorbitadas.

Ha acabado la temporada promediando 27 puntos,10 rebotes, 4.8 asistencias y 1.4 tapones. Jugando su segundo All Star y entrando de nuevo en el Segundo Equipo All-NBA. Poco que deba mejorar la verdad, solo le pediría que fuese cuidadoso en la selección cuando es el creador y que debe amenazar más desde el triple. No creo que le veamos mucho esta temporada desde el puesto de pívot con la incorporación de Brook López que para mí jugará muchos minutos y es un fichaje muy interesante para el estilo de juego del griego.


JUGADOR CLAVE: Eric Bledsoe.

Llegó a poco de iniciar la temporada para dar ese salto de calidad y si cabe más poderío físico a los Bucks que buscaba si cabe mejorar su aspecto defensivo con la incorporación de “Mini-LeBron”. Pero personalmente no creo que el equipo creciese con él, sino a pesar de él. Ha quitado cierto protagonismo al rookie del Año 2017 Malcolm Brogdon que realizaba una labor de complemento esencial con Middleton, Parker y Antetokounmpo. La verdad que su defensa a pesar de ser el tercer máximo ladrón de la NBA al promediar dos robos por encuentro y un buen rating defensivo daba la sensación de apatía en algunas jugadas. En ataque muchas pérdidas de balón innecesarias por mala selección, al igual que su selección en el tiro en ocasiones era paupérrima, tomaba importancia incluso por delante de Middleton que realizó una temporada magnífica cosa que me parece incomprensible.
Los PlayOff fueron lamentables para un jugador de su categoría, con malos porcentajes de tiro, el ratio asistencia/balón perdido horripilante y en defensa superado por Terry Rozier en la gran parte de las ocasiones. Si Antetokounmpo y Middleton tiraron del carro, el que estaba encima del carro y no precisamente guiando parecía ser Bledsoe.

Para que los Bucks hagan una temporada que se les presupone, Eric Bledsoe que entra en su último año de contrato debe ser más sólido y consistente en su juego. Recordar a aquel jugador que se fue de Clippers para los Suns y amoldarse a la situación de que debe ser una tercera opción en ataque y ser más cerebral en algunas ocasiones. La verdad que sabe hacerlo y si se amolda por ejemplo en la rotación a jugar más minutos con la segunda unidad siendo la principal baza ofensiva y cuando le toque jugar con el resto de titulares “moverse” a un lado para ser más eficaz, el equipo lo agradecerá y crecerá. El sistema de Budenholzer le obligará a intentarlo.



PREVISIÓN: Primeros en la Central División / Cuartos del Este.

Novedades importantes con Mike Budenholzer en el banquillo, Brook Lopez e Ilyasova como grandes incorporaciones a una plantilla muy interesante. Espero a un equipo que dará mucho que hablar tras la marcha de LeBron James al Oeste, y es que si no hubiese venido Kawhi el jugador griego Giannis Antetokounmpo sería el mejor jugador de la Conferencia Este casi sin discusión. Añadamos que Kris Middleton mantiene el nivel visto durante la última parte de la temporada donde estuvo imperial, que Bledsoe rinde en su último año de contrato como de verdad se espera de él más la suma de Brogdon y Brook López a un quinteto más que sobradamente de garantías. Y es que el fichaje del pívot no dará mucho rebote o defensa, pero el trabajo que ha realizado en los últimos años con su tiro de tres (34.5% en las últimas dos temporadas) le hace ser una amenaza en el juego ofensivo muy a tener en cuenta en un equipo donde prácticamente el resto puede atacar el aro rival de manera muy eficaz e ir al rebote fuerte. En la intimidación es un buen jugador como dice su promedio de casi dos tapones por encuentro en su carrera y ha añadido la inteligencia al distribuir el balón a la hora de pasar a un compañero. Viene a cubrir el único puesto muy flojo de un quinteto de los más fuertes de la Conferencia.
En cuanto a la segunda unidad con Dellavedova que sin problemas de lesiones dará mucha batalla a los rivales, Snell, Henson, y Maker hay que destacar a Ilyasova, que será su tercera etapa en Milwaukee tras su temporada rookie, volver a Europa un par de temporadas y ya jugar en su segunda etapa seis temporadas. Ejercerá de Sexto hombre dando descanso a los Antetokounmpo y Middleton e incluso puede jugar con ellos si se quiere jugar con un quinteto muy grande (Brogdon, Middleton, Antetokounmpo, Ilyasova y López.) o pasando el jugador griego al puesto de pívot en un Small Ball más agresivo. Muchas opciones que permite el jugador turco a Budenholzer al que tengo ganas de ver cómo implanta su sistema de juego. Otras piezas como Connaughton y Sterling Brown deberán aportar a la rotación con el rookie Donte DiVincenzo tiro exterior y mucho trabajo. Veremos cuál de ellos puede rascar más minutos.

Un equipo que conseguirá meterse en los PlayOff salvo catástrofe monumental y que es una apuesta muy seria para lograr el factor cancha para unos PlayOff donde han competido con mucho coraje y fuerza, pero donde se necesita algo más como equipo, y ahí Budenholzer y los fichajes deben poner su aportación.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Kris Dunn

Cameron Payne

Antonio Blakeney

Escolta

Zach LaVine

Justin Holiday

Antonius Cleveland

Alero

Jabari Parker

Denzel Valentine

Chandler Hutchison (R)

Ala-pívot

Lauri Markkanen

Bobby Portis

Cristiano Felicio

Pívot

Robin Lopez

Wendell Carter Jr. (R)

Omar Asik



Podemos decir que ha sido la primera temporada de Fred Hoiberg como jefe de un proyecto que intenta adecuarse a su estilo de entrenador. Una plantilla muy muy joven e inexperta donde el capitán y jugador de más recorrido en la liga Robin Lopez no supera los 30 años. Tras liquidar el proyecto dirigido en pista por Jimmy Butler, Wade y Rondo con varios episodios de desencuentros en los vestuarios y con el propio entrenador más las diferencias existentes con la dirección deportiva, se decidió empezar desde cero apuntalando el proyecto de reconstrucción en la búsqueda de jugadores jóvenes, atléticos y versátiles para encajar en el baloncesto actual y en la mentalidad de Hoiberg. Y se refleja en que el ranking respecto al Pace han subido de una temporada a otra y se han situado como 9º, también subiendo en el intento de tiro de tres un 39% de una temporada a otra y sumando que el aumento de número de asistencias y estar en dicho ranking como 10º es que hay un cambio más que importante el tipo de juego que se quiere realizar. Han mantenido su fortaleza en el rebote de anteriores temporadas y corregido su número de pérdidas así que la base en el juego no parece mala y faltan los mimbres adecuados para ella.

Esperada temporada de transición en la que se veían encuentros lamentables por la falta de calidad y falta de rendimiento adecuado para este nivel con otros que con lucha y cierta relajación en algunos jugadores rivales podían competir el partido. Las bajas de inicio de LaVine por su lesión de rodilla, de Dunn también por lesión y de Mirotic por el altercado lamentable con Portis no ayudó nada a mejorar las sensaciones y se llegaron a ponerse en el inicio de diciembre con un récord de 3-20 haciéndonos temer a los aficionados de los Bulls que la temporada podía ser de un récord negativo histórico. Pero el mes de diciembre fue magnífico a partir de dicha fecha y con un récord de 10-3 se enderezó la situación gracias a la recuperación de Niko Mirotic que saliendo desde el banquillo fue determinante con su magnífico rendimiento que no se había visto hasta ahora en la NBA, más Dunn que apuntaló el puesto de base y un Nwaba que defensivamente (conjuntamente con Dunn y López) ayudó y mucho al equipo para poder encontrar esa química y dinámica de victorias.
Fueron pasando las fechas y llegó el traspaso de Mirotic, la recuperación de LaVine; Payne y las recaídas en los problemas físicos del propio LaVine, Dunn y algún que otro jugador sumado a que la franquicia en prácticamente el último mes y medio buscaba el que jugaran los jugadores más jóvenes que no habían podido disfrutar de cierta importancia durante la temporada recibiendo un duro toque de la NBA por “tanking”.

Destellos en los jugadores jóvenes como Dunn y Valentine, un futuro más que brillante e importante que se espera con Lauri Markkanen se contrarresta con el flojo rendimiento visto en LaVine, Payne y Felicio nos deja con un regusto agridulce en una temporada que sirvió para ver debilidades en la plantilla y ver qué cimientos son los más sólidos para la reconstrucción.
Temporada con mal sabor de boca final y de lo poco salvable es el ser la franquicia de la NBA que más espectadores lleva a su pabellón (851,824) a pesar del poco espectáculo que se ha vivido en él.




JUGADOR FRANQUICIA: Zach LaVine.

 

Jugador llegado en el traspaso de Jimmy Butler para suplirlo como jugador franquicia del equipo con sus 22 años. No voy a descubrir sus ya conocidas cualidades atléticas y de espectáculo que le han hecho ganar el concurso de mates que esperemos no se vean afectadas por la lesión sufrida durante la temporada pasada en su ligamento cruzado anterior. Thibodeau ciertamente lo estaba exprimiendo en su ya habitual gusto poniéndolo en cancha más de 37 minutos de promedio en los que anotó 19 puntos por partido, 3 asistencias y ciertamente unos muy buenos porcentajes de tiro que le hacían tener un porcentaje efectivo de tiro del 54% siendo muy alto para un jugador exterior. Su primera temporada en Chicago a las órdenes de Fred Hoiberg fue decepcionante, no ya porque su vuelta tras la gran lesión sufrida le hiciese jugar sin ritmo, sino que se le vio los 24 partidos disputados fuera mentalmente. No parece que su estado físico tenga algo que ver ya que desde el principio se le vio con confianza y seguía haciendo jugadas que exigen un portento físico como el suyo, pero fue una sombra del jugador que se vio en Minneapolis con muy malos porcentajes en el tiro manteniendo su volumen de tiro de la anterior temporada e incluso seleccionando peor ya que aumentó su relación de tiro de media distancia a otros años, zona que está siendo evitada por los equipos cual zona prohibida. EN el aspecto defensivo mejor no hablar ya que denominar defensa a lo que el jugador hacía es muy optimista.

También se observó que con Dunn y Markkanen al mismo tiempo en pista no había el suficiente entendimiento, lo cual puede ser por el estado mental del escolta, pero arrojaba muchas dudas sobre si los Bulls debían igualar una gran oferta por el jugador, y así fue cuando los Sacramento Kings le ofrecieron 78 millones de $ por 4 temporadas. Los directivos no dudaron e igualaron la oferta las pocas horas, cuando el jugador había comentado que desde Chicago no era lo suficiente querido al no ofrecer una oferta de su gusto. Personalmente la renovación es entendible con el mercado al que se aspira desde Chicago en dicho puesto en esta época de reconstrucción y crecimiento aunque el rendimiento del jugador y las dudas ya no físicas sino mentales de dureza y capacidad de ser un líder para el equipo las posee.

Ha demostrado que tiene muchísimo margen de mejora y que puede hacerlo si se lo propone, ya que las capacidades están ahí y solo falta que las sepa aplicar. Habrá que estar muy atentos esta temporada que versión vemos de LaVine.


JUGADOR CLAVE: Jabari Parker.
Jugador que también era agente libre restringido en verano como Zach LaVine y al que los Bulls le ofrecieron 40 millones por dos temporadas. Jugador local, nacido en Chicago y con la misma edad que la hornada de LaVine, Portis, Payne y Dunn. Una apuesta que como la de LaVine en el contexto de mercado de los Bulls es buena, ya que si no sale bien no compromete a largo plazo.

Llega con 2 temporadas y poco de experiencia en la liga por culpa de dos grandes lesiones que hicieron que se perdiera prácticamente dos temporadas. Los Bucks no quisieron renovarle cosa que podían si igualaban la oferta por temas de impuesto de lujo y porque no le consideraban vital para su crecimiento. Jugador que volvió de la lesión saliendo desde el banquillo jugando como cuatro abierto y su clase no la perdió, pero se le vio en los PlayOff algo menos explosivo que antes de la última lesión. Habrá que esperar a saber cómo se encuentra tras una pretemporada entera en Chicago y según avanza la temporada.

Parece que jugará de inicio en el puesto de alero acompañando a Markkanen, LaVine y Dunn. Una base de rotación más que interesante por nombres y juventud, mucha clase acumulada y jugador son un físico atlético qué era lo que se buscaba para el juego de Fred Hoiberg. Un jugador capaz de atacar el aro, de poder jugar de espaldas a él y de amenazar desde fuera además de ayudar en el rebote. Veremos si en defensa donde sus lesiones le han perjudicado más se ajusta a dicho puesto donde se encarará con jugadores más ágiles y rápidos que él.



PREVISIÓN: Quintos en la Central Division / Decimosegundos del Este.


Equipo que debe crecer con las incorporaciones de Jabari Parker y los rookies Carter Jr. y Hutchison. Se buscaba desde el traspaso de Jimmy Butler jugadores jóvenes que fuesen versátiles y atléticos y aparentemente observando una rotación de 11/12 jugadores lo han conseguido, al menos en la mayoría de ellos. La experiencia la pondrán Robin Lopez y Justin Holiday (no creo que Asik aporte mucho más allá del vestuario) y habrá que ver como Fred Hoiberg consigue hacer evolucionar no solo a los mejores jugadores si no a esa segunda unidad que debe ser primordial para conseguir un objetivo bien claro que es competir cada noche por la victoria, poner muy difícil al rival ganarles sobre todo siendo local donde el factor de identificación con Jabari Parker a poco que haga bueno y constante será primordial como lo fue en un nivel más importante claro está Derrick Rose.

Jugadores como Dunn y Markkanen deben de crecer aún más asentándose al lado de LaVine y Jabari Parker siendo la base del equipo y como he dicho el nivel que muestren jugadores como López, Holiday, Valentine, Payne y Portis marcará definitivamente si podrán conseguir el objetivo ya comentado de competir cada noche. Deberían pelear por intentar conseguir un 50% de victorias como local (acabaron con un 17-24) y mejorar su récord fuera de 10-31 que ya no fue el peor. El quid importante para los Bulls en casa será que deben mejorar su récord ante equipos de su misma División Central donde solamente consiguieron un 4-12, son pequeños objetivos que globalmente les hará crecer a final de temporada. Los PlayOff son una quimera ante equipos como Detroit o Charlotte que se quedaron fuera teniendo más experiencia, plantilla más amplia que volverán a intentarlo.

Temporada ilusionante y esperanzadora por ver lo que exhibirá en la pista.

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

George Hill

Jordan Clarkson

Collin Sexton (R)

Escolta

J.R. Smith

Rodney Hood

Isaiah Taylor

Alero

Cedi Osman

Kyle Korver

David Nwaba

Ala-pívot

Kevin Love

Channing Frye

Sam Dekker

Pívot

Tristan Thompson

Larry Nance Jr.

Ante Zizic



Durante toda la temporada se les vio con un bajo nivel defensivo, peor que la temporada anterior que era ya difícil de superar, pero lo hicieron. Acabar la temporada regular 29º en Rating defensivo(111.9) y ser el 26º en el total de puntos encajados (109.9) es un fiel reflejo de que algo no funcionaba correctamente, preocupaba la manera en que se había rodeado a LeBron James de lo que parecía un equipo sin físico ni poder defensivo más el miedo a sobrecargar a un LeBron James estratosférico, superando su nivel habitual en el poderío y dominio del juego, y más sorprendente aún en su dominio físico que hemos visto desde hace varias temporadas. 

Llegó una variedad de traspasos esperando dar algo más de juventud, descaro y físico a la rotación de Lue y aunque se vio mejoría en ciertos aspectos, en el nivel ofensivo se seguía viendo a LeBron bastante desasistido donde el único que aporta regularmente (pero no al nivel deseado de superestrella) es Kevin Love; los JR Smith, Korver, Jeff Green si aportan lo hacían de forma inconsistente. Grandes decepciones con Rodney Hood y Jordan Clarkson que no consiguen aportar lo esperado en el nivel ofensivo para poder descargar a LeBron James ni en el aspecto defensivo donde eran un coladero continuo. La temporada regular en cuanto a las estadísticas fue peor a la anterior en casi todo, incluso en el acierto (y defensa)desde el triple, rebotes y ritmo de juego. Si no se tuviese en plantilla a LeBron James nadie les consideraría unos favoritos a las finales.

El acabar cuartos en el Este tras los Raptors, Celtics y 76ers les hizo emparejarse con los Pacers en la primera eliminatoria. Una más que competida eliminatoria donde se devolvieron golpe tras golpe y de los siete partidos de la eliminatoria solo hubo dos donde se vio roto el marcador (ambos para Pacers 80-98 en el primer partido y 121-87 en el sexto). El control que tuvo LeBron James en la eliminatoria (34.4 pts, 10 reb, 7.7 ast, 1.4 rob y 1 tap de media, con un 65.5% en eficiencia de tiro) y realizando ajustes para evitar el control del ritmo de Indiana en los encuentros. Los ajustes defensivos de Nate McMillan contra LeBron no fueron suficientes aunque consiguió controlar a sus compañeros dejando incluso a Kevin Love en mínimos (11.4 pts de media), pero no fue suficiente en el último y decisivo encuentro donde aparte de LeBron con 45 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias y 4 robos apareció un Tristan Thompson (15 puntos y 10 rebotes, 5 ofensivos) serio como en pocos encuentros se le había visto en toda la temporada. La recuperación de George Hill para estos últimos encuentros también fue un apoyo importante y motivador al enfrentarse contra su ex equipo.

La segunda eliminatoria de PlayOff ante los Toronto Raptors fue testimonial, un 4-0 de libro donde solo en el primer encuentro se vio a los Cavaliers contra la pared pero los de Canadá no supieron certificar la victoria y mira que tuvieron varios intentos. Después llega el 0-2 con una soberana paliza de los Cavs y el estado anímico de los de Dwane Casey era lamentable y no lo supieron levantar en ningún momento, se vieron impotentes en el poder parar a LeBron James y ofensivamente los Cavs dominaron y aquí Love no tuvo tantos obstáculos como ante Indiana, aparecieron JR y Korver desde el triple (77% de acierto JR y 56% Kyle) y un Jeff Green consistente. Está vez LeBron que no estuvo nada fino en el tiro de tres decidió aumentar la participación de sus compañeros y no tenía oposición alguna para poder dominar el encuentro.
Las Finales del Este ante los Celtics volvieron a ser un puro espectáculo de competitividad. Ambos equipos ganaban los partidos que jugaban como local y con cierta comodidad en el marcador hasta que llegó el séptimo y decisivo donde se jugó a lo que quiso LeBron desquiciando a los Celtics sobre todo en la segunda mitad donde los locales notaron la falta de experiencia y realizaron un esperpento desde la línea de tres terminando con 7 de 39 y no por una gran defensa de los Cavs que no podían ni mantener el rebote defensivo ante tanto despropósito en el tiro exterior de los de Stevens y permitía muchos intentos tras rebote. LeBron jugaba su enésimo encuentro entero sin descanso y terminaba con el título de la Conferencia bajo sus brazos y exhausto, pero contento y orgulloso como no podía ser de otra manera llevando a su equipo a las cuartas finales seguidas (y quinta bajo su “mando”) de la NBA en una de las temporadas más difíciles que ha podido sufrir LeBron James para poder llegar a dichas finales y donde se ha visto posiblemente al mejor (y exigido) LeBron James en toda su carrera.

Llegaron las Finales de la NBA ante los Warriors, cuarta edición consecutiva con los mismos rivales y el resultado 4-0 para los Warriors no se producía desde el año 2007, también sufrida por LeBron James pero esta vez había sido ante los San Antonio Spurs.
El poderío ofensivo de los Warriors fue incontenible para la defensa de los Cavs que a este nivel no podía hacer nada. Tuvo su oportunidad de ganar en el primer partido de la eliminatoria donde más fresco estaba Cleveland y donde debían aprovechar que Iguodala seguía lesionado, llegando a la prórroga, donde la última posesión del tiempo reglamentario de JR Smith será recordada como el momento más “Shaqtin’ a Fool” de las finales. A partir de ese momento y con la incorporación de Iggy a los Cavs se les puso muy cuesta arriba ya no solo el defender a los de Kerr sino incluso poder hacer daño ofensivamente.

Temporada inconmensurable de LeBron James y deficiente de los Cavs. Se llevaba intuyendo que LeBron se iría de nuevo de su casa en busca de un nuevo reto y se confirmó en la agencia libre firmando por los Lakers.



JUGADOR FRANQUICIA: Kevin Love.

El de Santa Monica ha jugado una de sus mejores temporadas en Cleveland, pero no ha sido lo suficiente para poder ser el sucesor del papel que tenía Kyrie Irving con LeBron James, se ha comportado como un jugador secundario más que otra estrella de la liga.

Ha estado muchísimo mejor en el tiro siendo su mejor campaña en la NBA con una eficiencia de 55.2% pero no solo en dicha faceta sino ofensivamente donde ha terminado con un Rating Ofensivo de 120 siendo la mejor temporada de su carrera pero ha vuelto tener problemas físicos que le impidieron jugar más de 60 partidos y la verdad que jugar gran parte desde el puesto de pívot le favoreció en ataque pero en defensa ha sufrido muchísimo siendo su peor temporada en el Rating Defensivo. También destacar que Lue y LeBron le buscaban mucho más en el arranque de partido y también al principio del tercer cuarto que en cualquier otro parcial, sobretodo en el último cuarto para casi desaparecer, con una diferencia en su volumen de tiro muy grande respecto al resto, y no solo de volumen sino de acierto:
- 1er: 361 tiros para un 43% de acierto.
- 2º: 233 tiros para un 45.5% de acierto.
- 3er: 291 tiros para un 48% de acierto.
- 4º: 117 tiros para un 34.2% de acierto.

Estos datos hablan de la mentalidad que se tenía en los Cleveland Cavaliers y lo que se dice del Californiano desde que llegó a los Cavaliers a la sombra de LeBron, que parece que se esconde en los momentos importantes pero no más cierto que no se le buscaba tampoco tanto. No fue mejor en los Playoff donde su rendimiento bajó en todas las facetas ya que los rivales sobretodo buscaban evitar que los compañeros que rodeaban a LeBron fuesen efectivos obligando al Rey a estar “solo” y realizar un sobreesfuerzo a nivel ofensivo, como se observó en toda la Conferencia Este y las Finales ante los Warriors. La verdad que Kevin Love estuvo bien solamente ante los Raptors.

Esta temporada se queda como el jugador franquicia del equipo y más claramente desde la renovación firmada el 24 de julio tras declinar la opción que tenía de renovación, para firmar 4 temporadas por 120 millones de dólares.
Le veo volviendo a jugar de cuatro al lado de Tristan Thompson que le descargara de tareas defensivas interiores y del rebote en algunas acciones. Veremos qué tipo de sistemas se encarga Lue de realizar ya que sin LeBron que focaliza todo el juego tendrá que realizar un foco principal en él, y como he dicho anteriormente no se le buscaba en los momentos calientes del encuentro, lo que ahora será un cambio muy brusco para el cuerpo técnico y jugador. Creo que volverá a ser All star y que veremos de nuevo a aquel jugador de los Timberwolves, mis dudas recaen en que si será suficiente para el equipo y hace de líder en todas las facetas.


JUGADOR CLAVE: Cedi Osman.

Pues parecerá raro que ponga a un jugador de segundo año como al Macedonio con pasaporte Turco en este apartado, pero creo que partirá como alero titular en el puesto de LeBron James y el cuerpo técnico buscará que vaya creciendo al cobijo del resto de veteranos del quinteto. Puede subir el balón, amenazar desde fuera como penetrar hacia al aro y tiene inteligencia suficiente para cubrir las necesidades que tenga el equipo. En su temporada rookie llegó a jugar 11 partidos como titular y no ha tenido malos porcentajes de tiro con un 48.4% siendo desde el triple un 36.8% (haciendo que su eFG% sea del 57%). Cierto es que no ha promediado muchos minutos (11 por encuentro de media) ni puntos (4 por encuentro), pero no se puede decir que fuera mala temporada para su debut, ya que en el contexto de los Cavs y que en un equipo con LeBron James al timón no se confía nada o casi nada en los más jóvenes.

Ha estado entrenando con Kawhi, Durant y LeBron en el verano mejorando no solo estas facetas sino intentando mejorar sus puntos débiles como son la defensa el tiro tras bote y situaciones de uno contra uno para crearse sus propias oportunidades de tiro. Grandes maestros en ambos lados de la cancha que deben hacerle un mejor jugador en ese puesto de creador de juego desde el puesto de alero.

Los Cavaliers necesitan de él ya que el equipo no puede depender de George Hill, JR Smith o Jordan Clarkson en facetas de creación con balón y el Rookie Collin Sexton que puede tener un gran impacto no se le puede pedir todavía ese rol de inicio.




PREVISIÓN: Cuartos de la Central Division / Décimos del Este.

Sé que muchos le ponen como de lo peor de la Conferencia Este tras la pérdida de LeBron y verse que estaba muy solo en los momentos importantes, pero no les veo como de lo peor de la Conferencia pero tampoco para meterse en PlayOff.  Dependerá mucho del estado de salud de sus jugadores más veteranos y que los jugadores jóvenes como Clarkson, Hood, Larry Nance Jr y Collin Sexton aporten desde esa segunda unidad, los ex de los Lakers lo hicieron y ahora en otro contexto y objetivos más adecuados para ellos pueden rendir adecuadamente. La duda es Rodney Hood que ha tenido que aceptar la “qualyfing offer” por falta de otras ofertas mejores y es que no solo no rindió de la manera esperada sino que tuvo desplantes en algunas decisiones y eso lo ha apagado. Veremos si mejora ya que calidad tiene para tener un rol importante.

Primero deben rendir mucho mejor en defensa y olvidarse de que pueden relajarse como han hecho estas temporadas. Tienen una rotación interesante si añadimos a Nwaba y Dekker, piezas interesantes para poder ser intensos en defensa y al rebote, mantienen cierto potencial en el tiro exterior y poseen jugadores que pueden crearse su propio tiro. Las dudas vienen con el liderazgo de Kevin Love y las actitudes de jugadores como J.R. Smith, Tristan Thompson o George Hill, que en las últimas temporadas no ha sido todo lo que debiera ser y en esta temporada no pueden recaer en ciertas actitudes si quieren meter al equipo en los PlayOff. Ganas de ver la capacidad de Tyronn Lue de entrenar a un equipo pos LeBron James y ver si es capaz de subir el nivel de ciertos jugadores y ser capaz de mejorar a los jóvenes.

 

 

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Kyrie Irving

Terry Rozier

Brad Wanamaker (R)

Escolta

Jaylen Brown

Marcus Smart

Jabari Bird

Alero

Gordon Hayward

Jayson Tatum

Semi Ojeleye

Ala-pívot

Al Horford

Marcus Morris

Guerschon Yabusele

Pívot

Aron Baynes

Daniel Theis

Robert Williams (R)

 


Durante la pretemporada se veía a unos Celtics capaces de llegar a las Finales del Este y ahí se vería el nivel de estos Celtics que están armados para ganar dicha conferencia en poco tiempo. Pero la lesión increíble y dura por cómo sucedió (se produjo a los 5 minutos del primer partido), hizo bajar el ánimo y el posible listón sobre dicho equipo. Ya que se dejaba el foco principal a un Irving recién llegado y con la “mosca” tras la oreja por su traspaso donde algunos aficionados no llegaba a comprender el intercambio con Thomas, más el hecho de que el puesto de alero titular quedaba a la expectativa de un rookie como Jayson Tatum, que no por dejar de ser más que buscado por los Celtics en el Draft mediante el traspaso del pick número uno para retroceder al tres para escoger al alero, no dejaba de ser una incógnita el nivel de novato que podía ofrecer. Pero arrancaron de modo más que increíble con un 16-0 tras perder los dos primeros encuentros, demostrando una entereza en dicho vestuario para sobreponerse a tal golpe que pocos pueden igualar. Fueron manteniendo dicho nivel hasta mediados de enero donde empezaron a notar cansancio y donde algunos jugadores empezaban a tener problemas físicos hasta llegar la baja definitiva para la temporada de un Irving que estaba ya demostrando su adaptación al juego de Brad Stevens y en algunos encuentros demostraba el nivel tan brutal que pueda dar.

De nuevo se quedaba el puesto de un jugador vital descubierto y donde un joven como Rozier debía lidiar con la responsabilidad, y no defraudo demostrando que puede ser un base titular más que importante en esta liga. Volvieron a sobreponerse y de nuevo una lesión de otro jugador clave en la rotación como Smart y de otro rookie como el alemán Theis que no lo estaba haciendo nada mal hicieron a Ainge contratar a un Greg Monroe que debía aportar anotación en el juego interior.

Se vieron superados finalmente por los Toronto Raptors en el liderato de la Conferencia Este al final de la temporada regular, cosa que con las lesiones sufridas en sus dos jugadores más importantes es normal, y más normal hubiese sido acabar más abajo pero el rendimiento mostrado por Brad Stevens desde el banquillo y exprimiendo a jugadores como Rozier, Brown Tatum, Baynes y Morris les llevó a ser el mejor equipo de la NBA en Rating defensivo (103.9) y tercero en puntos encajados (100.4). Un rendimiento increíble fuera de casa (28-13) siendo el tercer mejor equipo de la liga regular tras Houston (31-10) y Warriors (29-12), les llevó a compensar un flojo rendimiento como local y ofensivo, pero entendible por dichas bajas.

Llegaron los PlayOff y el rendimiento Local-Visitante se desequilibra a favor del TD Garden, donde solamente perdieron un partido y fue el séptimo ante los Cavaliers. La primera eliminatoria ante los Bucks fue más igualada de lo que esperábamos por la irregularidad de los Bucks vista hasta el momento, pero Middleton y Antetokounmpo hicieron daño a la defensa de los Celtics que debieron ajustar bastante para hacer daño donde los Bucks eran más débiles, el rebote. Al Horford fue el “jefe” en esta eliminatoria mostrando el camino a jugadores como Tatum, Rozier y Brown.

La segunda eliminatoria ante los 76ers fue más “fácil” de lo esperado, ya que a mi parecer los de Philadelphia tenían una rotación más amplia y veterana para poder afrontar la eliminatoria. Pero los de Brad Stevens realizaron una eliminatoria muy seria y aprovecharon las deficiencias de jugadores como Simmons en el tiro y obligando con una fuerte defensa exterior a malos tiros de jugadores tan claves como Redick, Belinelli y sobre todo de Covington e Ilyasova. Los Celtics llevaron la eliminatoria al barro donde se les da de cine desde siempre y aunque no llegó al nivel histórico de los años 80, fue una eliminatoria intensa.
Las Finales del Este, segundo año consecutivo que llegan (hecho que no ocurría desde los años 87 y 88) y de nuevo como el año anterior ante los Cavs de LeBron James, venidos a menos eso sí pero con unos Celtics mucho más jóvenes en su rotación si eso era posible. La estrategia de Stevens se basaba en complicar a LeBron James el asociarse con sus compañeros y dejarle más solo si eso era posible y después intentar minimizar su acierto. Lo principal lo consiguieron dejando tan solo a Kevin Love como jugador por encima de los 10 puntos de media tras LeBron (exactamente 12.6), y el acierto de LeBron parecía ir por buen camino hasta que llegó el séptimo encuentro, donde a los Celtics se les vio en la segunda parte superados, ansiosos y perdidos. Por primera vez veía a Brad Stevens que se le estaba escapando algo de su control, ya que sus jugadores no hacían más que buscar el triple en cada ocasión, incluso tras rebote ofensivo y tal ansiedad la supo aprovechar espléndidamente LeBron para ganar el partido e ir a las finales.

Una temporada espléndida y magnífica sobreponiéndose a las lesiones de 3 jugadores muy importantes y haciendo crecer a sus jugadores jóvenes a pasos agigantados. El nivel desplegado por Tatum le hizo entrar en la terna por ROY, y Brown y Rozier demostraron que serán jugadores importantes en la liga. Y añado que no me esperaba ver a Baynes tirar de tres y menos todavía hacerlo con el acierto demostrado en PlayOff (47.8%), otra demostración del progreso que demuestran los jugadores cuando están bajo el paraguas verde.



JUGADOR FRANQUICIA: Kyrie Irving.

 

El base sufrió una infección en la rodilla operada a causa de los tornillos que le impidió jugar los últimos meses de la temporada y aunque Terry Rozier le suplió estupendamente en las finales de la Conferencia Este se notaron las bajas que sufrieron los Celtics pero sobre todo la de un jugador con la capacidad de Irving de liderar y tener esa capacidad de decidir en los momentos grandes. Un jugador que terminó a pesar de su lesión más de 24 puntos, 5 asistencias y una eficiencia brutal en el tiro de un 56.8% (89% en tiros libres, 40.8% en tiros de 3 y un 54.1% en tiros de dos) con un volumen de 18 intentos a canasta de media por encuentro que no es poco precisamente, lo que demuestra el nivel que estaba teniendo hasta la lesión, sin olvidar que tenía molestias e inflamación en algunos encuentros.

Le costó entrar en los sistemas de Brad Stevens y ser capaz de jugar como él sabe, pero nada más que lo hizo se mostró de lo que era capaz ganando partidos con su calidad y carisma terminando como digo con unas estadísticas y unas sensaciones brutales de acoplamiento al equipo.

Está temporada debe ser la reafirmación de esas sensaciones y dejar atrás de una vez los problemas en esa rodilla, recordando que será agente libre en el verano y que cualquier buen resultado seguro que hará tener como primera opción el seguir con los Celtics si Ainge lo considera oportuno, que no lo dudo. Es el mejor base de la Conferencia Este y para mí Top3 de la liga y solamente tiene 26 años. Es y será imposible encontrar un mejor jugador disponible en el mercado en dicho puesto para los Celtics.


JUGADOR CLAVE: Gordon Hayward.


Su lesión le hizo perderse toda la temporada y aunque hubo rumores de que podría volver a los Playoff y se descartó por parte de la franquicia al instante, ya que no querían arriesgar para nada el proceso que tenía para poder volver al 100% en la pretemporada que va a comenzar. Y es que tendrá que empezar a coger ritmo de competición según vayan transcurriendo las semanas más acoplarse a sus compañeros en dichos partidos de competición.

Un jugador capaz de dirigir al equipo desde el puesto de alero, de ser si se quiere solamente un finalizador o de un líder en momentos de difícil atasque ante problemáticas ofensivas que no se sea capaces de solventar de la manera habitual. Ha tenido como Irving un sustituto más que capaz como el rookie Tatum, al que no le vino nada pequeño el papel que debía desempeñar Gordon Hayward.

Curiosidad de verle a pleno rendimiento físico y mental con su valedor y entrenador en época universitaria Brad Stevens. A poco que esté bien él y el equipo apuesto que le veremos en el All Star con algún compañero más.



PREVISIÓN: Primeros en la Atlantic Division/ Primeros en el Este.

Brad Stevens tiene un bendito problema que es el tener a su disposición la mejor rotación del Este. Diez jugadores que pueden ser combinados en cualquier opción de la rotación, si se quiere un Small Ball agresivo (jugando con Horford o Morris de pívot), un equipo con dos pívots y un alero grande, con tres pequeños, un universo total para destacar en parcela ofensiva como ofensiva. Con jugadores jóvenes con un físico portentoso y una calidad demostrada en la temporada pasada que en otro equipo serían líderes ya, pero están los Boston Celtics.

Veremos de nuevo una defensa de libro y de poner en video a los más jóvenes, demostrando cómo debe ser una defensa en equipo. En ataque veremos cómo añade sus capacidades Gordon Hayward, si vemos a Tatum o Brown liderando una segunda unidad y si Robert Williams va subiendo posiciones en la rotación interior. Muchas expectativas y deseos de ver al completo a estos Celtics favoritos para terminar líderes del este en la temporada regular y de llegar tras dos finales de Conferencia a las Finales.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Milos Teodosic

Patrick Beverly

Jawun Evans

Escolta

Avery Bradley

Lou Williams

Jerome Robinson (R)

Alero

Danilo Gallinari

Luc Mbah a Moute

Shai Gilgeous-Alexander (R)

Ala-pívot

Tobias Harris

Mike Scott

Wesley Johnson

Pívot

Marcin Gortat

Montrez Harrell

Boban Marjanovic



Una temporada extraña y con altibajos en todos los sentidos. No parecía que iba a ser así con un comienzo estupendo donde llegaron a ponerse con un récord de 4-0 de inicio con buenas sensaciones de Beverly, Gallinari con los ya veteranos del equipo Blake Griffin, DeAndre, Lou Williams y demás. Pero el entrar en el mes de noviembre fue el puro desastre, una debacle en juego y resultados donde se suman lesiones progresivamente. Gallinari, Beverly, Teodosic o Blake Griffin son algunos de los que debían pasar por la enfermería, y algunos no volverían a salir de ella.

Consiguieron remontar algo el vuelo según se acercaba el año 2018 y enero fue positivo consiguiendo que se pudiera entrar por la terna a los PlayOff. Y entonces llegó el terremoto en forma de traspaso, el de Blake Griffin renovado en verano por 5 años y 173 millones de dólares a Detroit Pistons conjuntamente con Brice Johnson y Willie Reed (ambos terminaron la temporada sin equipo), a cambio los Clippers recibían a Tobias Harris (rechaza en verano de 2018 una extensión de los Clippers de 4 años y 80 millones, siendo el final de su contrato en 2019), Avery Bradley (renovado en verano de 2018 por 2 años y 25 millones) Boban Marjanovic y una primera ronda de 2018 (donde seleccionarán a Miles Bridges para traspasarlo a Charlotte Hornets por Shai Gilgeous-Alexander y dos futuras segundas rondas) y una segunda ronda de 2019. Esto significaba que las pocas opciones de entrar en los PlayOff se podían ir al traste y se buscaba el seguir compitiendo sin comprometerse a medio y largo plazo salarialmente. Debían en el verano de 2018 saber que pasaría con DeAndre Jordan (finalmente se fue libre tras intentar hacer un Sign & Trade) y Lou Williams que finalmente fue renovado a los pocos días por 3 años y 24 millones, un auténtico chollo para poder mantener al mejor sexto hombre de la liga si no uno de los mejores en el último lustro. Dicho jugador fue el pilar del equipo con DeAndre para poder seguir luchando para los PlayOff conjuntamente con Tobias Harris, sumando una actuación buena de jóvenes como Harrell o Ewans permitieron llegar con opciones al final de la temporada de entrar en los PlayOff pero el mes de abril con un calendario que les emparejaba con otros aspirantes (Utah, Pelicans o Denver) fue demasiado duro y se dio como muestra que no tenían una plantilla suficientemente profunda y de calidad por diversos motivos, sobretodo de lesiones.

Un Doc Rivers que mejora para mi respecto a temporadas pasadas recientes tras estar ya centrado en tan solo las tareas de entrenador tras el nombramiento de Frank Lawrence como Ejecutivo consiguió reponer a su equipo de dichos mazazos y supo encontrar un buen rendimiento ofensivo con los mimbres que tenía terminando 9º en puntos anotados (109) 7º en ritmo (98.7) y 8º en Rating Ofensivo (110.3). Lo que hizo al equipo más endeble e inconsistente fue el nivel defensivo donde no se consiguió un rendimiento equiparable al ofensivo, y es que las bajas de jugadores como Beverly o Bradley hicieron mucho daño a dicha faceta, que seguramente hubiese sido mejor al unirse a jugadores como Harris o DeAndre en cancha y equilibrar con jugadores como Lou Williams Milos Teodosic o Rivers que defensivamente no son de lo mejorcito la verdad. Una temporada que no podemos decir que fuese mala ni tampoco genial, la podemos calificar de suficiente en lo deportivo por la cantidad de movimientos importantes sufridos en la rotación por traspasos y lesiones.




JUGADOR FRANQUICIA: Lou Williams.

Me cuesta poner un jugador más importante para los Clippers en esta temporada que no sea “Sweet” Lou Williams, más tras saber que Tobias Harris rechazó una extensión de contrato de 80 millones por 4 temporadas. Si el neoyorkino sale antes de finalizar el periodo de traspasos al ser expiring o se va en verano, el jugador con un contrato más longevo sería Lou a parte claro está de los rookies. Y dicho contrato es una ganga ya que para un jugador de su nivel que ha ganado dos veces el premio a mejor Sexto Hombre unos 27 millones por 3 temporadas me parece un chollazo.

Un jugador que tuvo su mejor temporada regular en números y sensaciones en pista donde parecía imparable en algunas ocasiones. Termina promediando 22.6 puntos, 5.3 asistencias jugando casi 33 minutos por encuentro, y es que a pesar de ganar el premio a mejor Sexto Hombre de la NBA es un titular, ya que entre lesiones y categoría ha terminado jugando más que los teóricos titulares. Jugador con capacidad de jugar de escolta o base siendo un anotador puro de los mejores de la liga, se podrá complementar con Teodosic, Bradley o con Beverly perfectamente, veremos si vuelve a sonar para el All Star aunque en la conferencia Oeste en su puesto hay sobrecarga de jugadores de calidad.


JUGADOR CLAVE: Danilo Gallinari.

El italiano ha vuelto a tener problemas físicos durante todo el año jugando tan solo 21 encuentros con la camiseta de los Clippers. Y esos 21 no han sido nada buenos la verdad sea dicha, ya que sus porcentajes en el tiro para promediar 15 puntos por encuentro no son nada buenos. Un 39.8% en tiros de campo y un 32.4 en triples no están para nada en la media de su carrera NBA. La última temporada en Denver fue la mejor de su carrera pero en esta última ya parece que queda a años luz

La verdad que no sé cuántos partidos podrá jugar esta temporada y de ahí que sea el jugador clave, ya que con el si que podrían optar a pelear los partidos durante la temporada e intentar no perder comba con los equipos que peleen los PlayOff. Su calidad en ataque en el puesto de alero es imprescindible y veremos si como se rumorea jugará en algunos momentos de cinco, buscando el Small Ball.



PREVISIÓN: Cuartos en la Pacific Division / Decimocuartos en el Oeste.

Pues la verdad que si no tuviesen problemas físicos en sus jugadores la rotación sobre todo a un nivel defensivo es más que interesante, ya que jugadores como Beverly, Bradley, Mbah a Moute, Harris y Harrell te hacen un quinteto muy duro en cancha. Mientras en el apartado ofensivo Teodosic, Lou, Gallinari y Harris son los baluartes que deben llevar el peso a dicho lado de la cancha. Hay que añadir el factor Doc Rivers que debe seguir demostrando que es de lo mejorcito de los banquillos NBA y debe intentar añadir a la rotación a los rookies.

Con tanta duda sobre el estado de salud de la plantilla, más la situación de varios jugadores que terminan contrato que podrían ser objeto de algún movimiento si no se está peleando por los PlayOff me hace decantarme en que se quedaran fuera de la pos temporada salvo sorpresa morrocotuda.
 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Mike Conley

Andrew Harrison

Jevon Carter (R)

Escolta

Garrett Temple

MarShon Brooks

Shelvin Mack

Alero

Dillon Brooks

Kyle Anderson

Wayne Selden

Ala-pívot

JaMychal Green

Omri Casspi

Chandler Parsons

Pívot

Marc Gasol

Jaren Jackson Jr. (R)

Ivan Rabb



Una temporada desastrosa en todos los sentidos. Cambio de entrenador tras un mes de competición sustituyendo a David Fizdale tras diversas confrontaciones con jugadores importantes de la plantilla por el segundo J.B. Bickerstaff que no consiguió cambiar nada ni se noto el cambio. 24 jugadores utilizados en una plantilla mal diseñada para un tipo de juego que impera en la liga de ritmo alto y evitar el tiro de media distancia pero no solo para ese tipo de juego sino para el que en los últimos años ha dado éxito a la franquicia como es el ritmo lento y prominentemente defensivo y físico atrás.

Mike Conley lesionado para toda la temporada al poco de empezar fue un escollo enorme y dejó un agujero de calidad brutal en el equipo dejando a Marc Gasol y Tyreke Evans como únicos pilares de cierta eficiencia, y aunque Evans rindió como no había hecho en anteriores temporadas no fue suficiente para el equipo. Marc Gasol sumó otra buena temporada en lo individual aunque no en números, ya que en vez de buscar en una temporada así brillar individualmente como hizo Evans, busco el implicar a sus compañeros de los que hay que destacar al rookie Dillon Brooks que personalmente fue una grata sorpresa para mí ya que no esperaba verle rendir así a un segunda ronda llegado en traspaso de los Rockets desde el inicio a una franquicia convulsa en lo deportivo y con dudas en el futuro más cercano. Se ganó la titularidad y muchos minutos respecto a otros con más cartel en teoría.


Otro jugador a destacar que finalmente se ganó finalmente un contrato en el equipo por su brillante rendimiento fue MarShon Brooks, que jugó las dos últimas semanas de competición con Memphis tras su paso estos años fuera de la NBA por Europa y China. Este jugador del que se esperaba por su calidad que tuviese una carrera en la NBA de varios años, no lo paso bien en sus inicios cambiando de equipo cada poco (Nets, Celtics, Warriors, Lakers) y acabó buscándose la vida en el extranjero y cuando ha tenido la oportunidad de volver no la ha desaprovechado ganándose un contrato garantizado hasta 2019 y es que este escolta capaz de terminar con un 60% en triples y en eficiencia en el tiro demostró que en un equipo necesitado de calidad sobre todo a nivel ofensivo como el de Grizzlies puede ser muy útil al menos con un rol de sexto hombre.

Así que temporada pobre, muy pobre donde lo único destacable fue el Draft y el progreso en algún jugador joven.



JUGADOR FRANQUICIA: Marc Gasol.

 

Es el líder dentro de la cancha y fuera. Imagen de la franquicia en la NBA y en el resto del mundo. Está entre los mejores pívots en defensa (ganando el premio al Mejor Defensor hace unas temporadas) en ataque por su visión de juego, capacidad de movimientos en ataque a los que ha añadido un tiro exterior envidiable. Capaz de hacer 23 puntos de media por temporada si se lo propusiera pero antepone el grupo y ganar a su brillo personal.


En defensa, protege la zona como nadie. Suele aguantar en la zona y no salir de ella para evitar las canastas fáciles de los pequeños del equipo rival, o realizar ayudas a sus compañeros en la defensa de sus pares.

No suele promediar muchos rebotes, ya que es su compañero en el juego interior,
normalmente JaMychal Green el encargado de barrer debajo del aro tanto en defensa como en ataque. Se está alejando cada vez más del aro rival, como demuestra que su distancia media de tiro ha pasado de menos de 2 metros en su año de novato a los más de 4 metros de la temporada pasada.  Y es que debajo del aro, el volumen de sus tiros solo es del 13% hace dos años y del 16% la temporada pasada.

 

Siempre suena el interés de otros equipos, pero este año ha sido muy fuerte el rumor de que si pedía el traspaso podría irse pero él siempre se queda, no lo ha pedido en sus declaraciones públicas sino que se reafirma en su interés por quedarse pero remarcando que quiere ganar y que no estaba dispuesto a otra temporada como la actual. Creo que será muy difícil verlo con otra camiseta en la NBA, ni la franquicia está dispuesta a ofrecer el jugador sin que éste lo pida y Marc como se puede ver no lo pedirá. Veremos que hará en verano de 2019 ya que tiene opción de jugador por 25,5 millones, será la oportunidad de saber si acabara su mejor época como profesional en Memphis o buscará el ganar un campeonato.



JUGADOR CLAVE: Mike Conley.


Jugador indispensable para que los Grizzlies suban el nivel para poder intentar estar en los PlayOff, esperando que este bien físicamente es uno de los bases más completos de la liga, de los mejores defensivamente y en ataque siendo de los más sobrios es capaz de ser una amenaza con su tiro exterior y atacando al aro a pesar de no tener un físico preparado para el choque. Un base que ha tenido una brutal competencia en la Conferencia Oeste para ser All Star, de ahí que nunca lo haya sido a pesar de tener alguna posibilidad. Pero el estar en Memphis y competir con cada año con CP3, Curry, Westbrook, Lillard o Tony Parker no era de ayuda, si fuese un jugador del Este posiblemente ya tuviese un All Star en su haber pero que esto no deje ver que es un muy buen base igualmente.

Recuerdo que a Mike Conley se le comparaba en el Draft de 2007 con TJ Ford por su rapidez y capacidad de atacar el aro y se ha demostrado que tiene a mi parecer más inteligencia y sapiencia en su cabeza que le ha hecho tener una buena carrera en la liga. Cierto es que su salud le está limitando pero los Memphis Grizzlies no pueden optar a tener un base mejor y su falta se ha resentido sobremanera. El dúo con Marc Gasol es de los mejores en la liga (base-pívot) respecto a las posibilidades que pueden hacer ambos cuando están 2vs2 o juegan con bloqueo en la cabecera, pocos o ninguno en la liga lo hacen mejor que ellos.

En poco cumplirá 31 años y si recupera su salud podrá seguir demostrando su nivel y su franquicia le necesita.



PREVISIÓN: Cuartos en la SouthWest Division / Undécimos en el Oeste

Una plantilla que tiene piezas interesantes y es mejor que la de la temporada pasada. Se añade sobre todo jugadores en el puesto de alero donde Chandler Parsons es un agujero negro en cuanto a actitud y dinero gastado en su rol que cada vez está más en el ostracismo. Se ha fichado en la agencia libre o por traspaso a Temple, Kyle Anderson y Omar Casspi que tendrán que disputar un puesto de alero con Selden y los Brooks (Dillon y MarShon). Puede que Parsons juegue minutos de cuatro abierto si equilibra sus aptitudes con su actitud.

Hay jugadores capaces de manejar el balón y dirigir el ataque si Conley no está en cancha, jugadores con físico, capacidad defensiva y reboteadora, anotadores secundarios pero lo que echo de menos es la falta de tiradores específicos, ay que los anotadores no tienen el tiro de tres como arma principal y los Conley, Marc han mejorado muchísimo su eficacia pero necesitan a su lado gente que sea una amenaza seria en algunas fases del encuentro para abrir defensas rivales.

Creo que veremos que el rookie Jaren Jackson Jr. tendrá muchos minutos supliendo a cualquiera del juego interior titular, ya que es un jugador con mano, un físico portentoso que le permite jugar dentro de la zona, o cara a canasta lejos del aro y con capacidad reboteadora. Su juego al poste debe mejorar pero no es un jugador con pies de cemento, y cabe destacar que su defensa va a encajar bien en este equipo.

Lo que más cojea es el entrenador, ya que no veo a J. Bickerstaff al suficiente nivel para hacer crecer a este equipo para poder luchar a las eliminatorias por el título. Las dudas sobre el rendimiento de jugadores que tienen mucha calidad pero no terminan de explotar y tener continuidad como Kyle Anderson donde podemos incluir a Casspi o MarShon Brooks. No dejan de ser apuestas como lo fue Parsons y habrá que esperar que nos encontramos, como el estado físico de sus dos mejores jugadores.

Image and video hosting by TinyPic

 

 

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Jeremy Lin

Trae Young (R)

Tyler Dorsey

Escolta

Kent Bazemore

Kevin Huerter (R)

Daniel Hamilton

Alero

Taurean Waller-Prince

Vince Carter

DeAndre Bembry

Ala-pívot

John Collins

Justin Anderson

Omari Spellman (R)

Pívot

Dewayne Dedmon

Alex Len

Miles Plumlee



De la plantilla que inició la temporada 2016-17 siendo la última que entraron en PlayOff solo empiezan la 2018-19 tres jugadores, Kent Bazemore (capitán y con más temporadas en el equipo con 4) Taurean Prince y DeAndre Bembry.


Desde aquella magnífica temporada del récord de 60-22 solo quedan un jugador Bazemore, ya que este verano han traspasado a Muscala y Schroder. Una plantilla la del año pasado como se pudo ver más que limitada donde para mí ni Schroder brillo como debería siendo el único jugador de cierta enjundia en la plantilla, y es que los veteranos fichados como Belinelli, Dedmon o Ilyasova lo hicieron aceptable dentro de lo limitado de sus minutos en cancha ya que la prioridad de la franquicia es la de desarrollar a los jóvenes como Collins o Prince. John Collins es un jugador que personalmente me encanta como juega y el potencial que tiene, fue ganándose el sitio como titular según iba avanzando la temporada y aumentó el número de minutos sobre todo al cortar a Ilyasova, pero ya estaba ganando ese derecho de estar más en cancha. Taurean Waller-Prince es otro jugador que ha crecido mucho tras un año de rookie en el que parecía un futuro DeMarre Carroll, pero ha rendido de tal manera que no parece tan solo un jugador de defensa principalmente con tiro exterior.
Hay otros jugadores que para mi no es que hayan decepcionado como es el caso del que más cobra de este equipo, Bazemore o el segundo como es Plumlee. Es que básicamente no se les puede pedir más de lo que hemos visto esta temporada, son jugadores como mucho secundarios en una liga como la NBA y que han tenido cierto protagonismo en este equipo por las circunstancias.

El estilo de juego seguía siendo el preferido por Budenholzer, basado en el ataque por un ritmo ágil siendo 10º (98.3) en dicho ranking e intenso en defensa (21º en rating defensivo) pero como digo la plantilla tan limitada en ambos lados de la cancha no se podía rendir más de lo que hizo. Mike Budenholzer quiso que el ataque terminase más con tiro exterior como se puede observar en qué crecieron los intentos de triple un 25% respecto a la temporada pasada, pero el intento de tiros cerca del aro sea por juego de los pívots o por penetración se redujo un 7% y se ve reflejado en que los tiros libres intentados fueron un 19% menos que la temporada anterior pero manteniendo el número de asistencias a pesar de tener menos calidad en plantilla confirmando que Budenholzer consiguió mantener las bases de su estilo.

Una temporada de transición buscando una reconstrucción a medio plazo con una fuerte base en la rotación de jugadores del Draft



JUGADOR FRANQUICIA: Trae Young.

Una apuesta de los Atlanta Hawks que llega tras traspasar la selección de Luka Doncic por el base menudo y una primera ronda del Draft de 2019.

Un jugador que llamó la atención a las pocas semanas del comienzo de la temporada universitaria donde con su universidad promediaba 30 puntos y 9 asistencias. Un rendimiento que no se había visto para un jugador de su estilo. Un jugador que viendo un par de partidos es imposible evitar la comparación con el actual Stephen Curry, capaz de amenazar con su tiro desde un rango descomunal que no es nada habitual en la NCAA. Recuerdo que la línea del triple en el basket universitario está a unos 6,30 metros del aro, casi un metro menos de distancia a la NBA desde la parte frontal (unos 7,25 metros) y casi medio metro con el basket FIBA (desde la frontal 6,75 metros) lo que hace más fácil una adaptación con tal rango de tiro a lo que añadimos su habilidad, rapidez, visión de juego, juego en transición y el acierto en dicho tiro de tres (36%) parece que le hace preparado para rendir en la NBA.

Lo que ha hecho que no fuese más alta su selección son las dudas sobre un base pequeño para lo que es la época actual (1,88 cm) que puede perjudicar a la hora de tirar con defensores de más envergadura o a la hora de dar el pase que no le “raspen” el balón, como a la hora de defender a bases que son cada vez más altos, más fuertes y de más envergadura. Pero todas estas dudas me gustara verlas en un par de temporadas ya que otros bases del mismo tamaño aprovechan su velocidad, agilidad combinadas con su inteligencia para compensar todas esas debilidades.

Creo que en Atlanta tendrá mucha tranquilidad para crecer y pulir esos defectos con su entrenador Lloyd Pierce que ha ejercido como secundario de Brett Brown estas últimas cinco temporadas encargándose sobre todo de la defensa de los 76ers y la verdad que hemos visto el progreso de los jóvenes en dicha franquicia, así que pocas dudas tiene que haber de que tiene todo para ser un base que tenga un impacto importante.

Mi duda es si saldrá de titular de inicio o será el primer hombre de la segunda unidad que salga a pista.



JUGADOR CLAVE: John Collins.

Es un jugador que ya antes de empezar la temporada pasada me aprecia más que interesante y que sería de gran importancia para el futuro de los Hawks. Escogido en el puesto 19 del Draft del 2017 ha superado las expectativas que no le ponían tan preparado para rendir como la ha hecho. Le tachaban de jugador muy enérgico y atlético aprovechándose de su físico pero que no posee ningún tipo de amenaza en el tiro ni juego de espaldas al aro. Y su juego por encima del aro ha sido escandalosamente bueno, y su capacidad defensiva que hace que los Hawks cuando no estaba en cancha promediaba 107.1 en Rating Defensivo y cuando entraba en cancha 103.7. Una sustancial diferencia, a la que se debe en parte su potencial a rebote y como intimidador, capaz de jugar de cuatro o de cinco.

Pues en su primera temporada ha demostrado que el trabajo que haya hecho en el verano anterior a su temporada rookie además de estar con Danny Manning en Wake Forest que en su época fue Número 1 del Draft del 88, siendo un ala pívot de muchísima clase cerca del aro, de espaldas a canasta, con mucha rapidez para su altura y sobre todo muy listo cosa que tuvo que agudizar todavía más por culpa de las lesiones que parecía iban a cortar pronto su carrera y finalmente llegó a jugar 15 temporadas con dos All Star y un premio al mejor Sexto Hombre. Todo esto hizo de Manning como un mentor para un jugador que ha progresado de tal manera ofensivamente que es capaz de machacar como el mejor matador de la NBA, tener recursos debajo del aro para superar a jugadores con más peso y altura que él o ser capaz de amenazar desde el triple (sobre todo desde las esquinas) con un 34% de acierto y un nada despreciable 71.5% en los tiros libres. Es un jugador que hay que seguir.



PREVISIÓN: Quinto en la SouthEast Division/ Decimoquinto en el Este.


Lloyd Pierce tiene ante sí una reconstrucción más que interesante en un equipo que empieza un nuevo proyecto. La base será la defensa y ahí empezará el asentamiento con jugadores como Prince, Bazemore, Collins, Bembry o Dedmond.

Mi duda como he comentado si Trae Young será titular o tendrá un papel de Sexto Hombre, pero es que en dicho papel Lin también rinde excelentemente. Habrá que esperar. En el resto unos jugadores jóvenes más que interesantes, los ya comentados Trae Young y John Collins a los que hay que añadir Prince que ha progresado mucho estos dos años no quedándose en el papel de un jugador al que se llama “3D”, un jugador que es principalmente un defensor y con un rango de tiro exterior eficaz. No es solo eso ya que la pasada temporada ha demostrado tener más recursos para anotar y sobre todo descaro. Son tres jugadores como base para un futuro a los que se añaden los rookies Kevin Huerter y Omari Spellman.
Huerter es un escolta o alero (201 cm) con una muy buena mano y físico para poder jugar en campo abierto, también es capaz de distribuir el balón promediando en su época universitaria 3 asistencias por encuentro. Veremos que hueco tiene en la rotación.
Spellman es un ala pívot con un físico imponente ya que es muy fuerte (111 kg) para su estatura (206 cm) con capacidad de rebote y con un tiro exterior a vigilar, ya que en su único año universitario (a pesar de tener 21 años) ha tenido un 43.3% de acierto desde la línea del triple, mi duda es la capacidad defensiva de un jugador que por su peso no es muy rápido.

El resto de rotación solo destaco a Vince Carter que al parecer busca minutos en un equipo que necesita la veteranía y experiencia de un jugador tan respetado en la liga como él. No creo que quite muchísimos minutos a Bazemore, Prince pero seguro que será la principal opción para entrar por ellos y cuando este con los más jóvenes tengan alguien en la cancha capaz de guiarlos.

Es un equipo que si acaba el último será de los últimos tres equipos de la liga por falta de experiencia, nivel y amplia plantilla. Ojo que tendrían dos rondas que podrían ser Top10 para el Draft 2019.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Goran Dragic

Tyler Johnson

Briante Weber

Escolta

Dion Waiters

Dwyane Wade

Rodney McGruder

Alero

Josh Richardson

Wayne Ellington

Derrick Jones Jr.

Ala-pívot

James Johnson

Justise Winslow

Udonis Haslem

Pívot

Hassan Whiteside

Kelly Olynyk

Edrice Adebayo



Una temporada la 2017-18 con una línea de rendimiento más continua que la pasada ´16-´17 donde la segunda mitad fue estratosférica batiendo récords pero no lograron finalmente meterse en PlayOff. La continuidad del proyecto añadiendo a jugadores interesantes como Olynyk y Ellington que dieron amenaza exterior desde sus posiciones más la incorporación del pívot Adebayo desde el Draft (Puesto 14) llegando a jugar más minutos que Hassan Whiteside a la que hay que sumar la vuelta de Wade para final de temporada, les permitieron suplir las reincidentes problemáticas de las ausencias por problemas físicos de jugadores como Waiters, McGruder o el propio Whiteside.

Si hay que destacar a alguien del equipo por encima del resto es a su entrenador Erik Spoelstra. Ya que los problemas surgidos que he comentado anteriormente en jugadores más que claves en la rotación fueron superados por un juego más colectivo en el aspecto defensivo llegando a ser el 7º mejor equipo de la liga en Rating Defensivo (106.3) y el 4º que menos puntos encaja de la liga (102.9). Gracias a que lo poco que ha jugado Hassan Whiteside ha sido de lo mejor en su puesto respecto al nivel defensivo, pecando solamente de falta de inteligencia en momentos importantes a cargarse de faltas muy rápidamente, que permitió a otro jugador darse a conocer en la liga siendo clave en el juego defensivo como Adebayo, también añadir a jugadores como Winslow, Richardson o James Johnson que demuestran temporada a temporada ser más que fiables para defender.

En el ataque es donde se notaban ciertas carencias a pesar de que como he comentado añadieron amenaza exterior con Ellington y Olynyk que cumplieron con más de lo esperado por mi parte con su rendimiento, añadiendo a dicha faceta sorprendiéndome un Justise Winslow con un 38% de acierto en el triple no fue suficiente para ser un buen equipo en la faceta ofensiva, ya que se aumenta el volumen respecto a otros años pero el acierto es el mismo en el global del equipo añadiendo además que se jugaba a un ritmo lento, de control por parte de Goran Dragic buscando la mejor opción pero sin transiciones rápidas.

Acabar sextos la temporada regular les hizo enfrentarse a los Philadelphia 76ers en la primera ronda de PlayOff donde perdieron 4-1.
Una serie brusca en algunos momentos donde los 76ers llevaron prácticamente el mando de la eliminatoria dominando el tempo de los partidos, superando la defensa de los Heat que hacía aguas sin poder parar a Simmons, Redick, Belinelli y Saric. Los Heat soñaban el poder hacer daño a los 76ers gracias a unos partidos de Wade magníficos pero solamente él y Dragic fueron los únicos que decidieron rendir como se debía en unos PlayOff ya que el resto de jugadores importantes no aparecieron ni en el aspecto defensivo ni ofensivo como son los Whiteside, Winslow, Richardson o Tyler Johnson. Spoelstra intento cambiar la rotación intentando jugar con Olynyk de cinco en vez de Adebayo o Whiteside pero no funciono ofensivamente y defensivamente nadie de sus pívots pudo parar a Embiid.

Una temporada buena donde el bajo rendimiento de algunos jugadores clave por distintas razones les penalizo para poder aumentar el número de victorias en la temporada regular y seguir más lejos en los PlayOff.



JUGADOR FRANQUICIA: Hassan Whiteside.

Es el jugador más decisivo de esta franquicia y así se le exige por parte de todos. El historial de desencuentros con los directivos y entrenadores está siendo importante. En su sexta temporada en la liga, cuarta en los Heat podemos decir que ha sido la más exasperante en cuanto a rendimiento y falta de actitud por momentos. Le ha superado en muchos momentos Bam Adebayo y Olynyk en la rotación en el puesto de pívot, llegando incluso no a cortarle los minutos sino el jugar los momentos más calientes de los partidos mientras está él sentado en el banquillo. Ha tenido su peor media de minutos (25 por encuentro) desde su primera temporada en los Heat, y parece que con motivos ya que si Spoelstra quería potenciar al defensa contaba con Adebayo y si quería una amenaza ofensiva contaba con Olynyk.

Está temporada debe dejar de un lado sus manías persecutorias con Spoelstra (llegando a calificar de mierda la rotación y los sistemas en ataque que le afectan) y peculiaridades para rendir lo que se espera de él, de todo un máximo reboteador de la liga (16-17), de un máximo intimidador (15-16) y de un miembro del segundo mejor equipo defensivo (15-16). Si no lo hace tendrá complicado encontrar de nuevo otro contrato como el que está disfrutando y al que le queda una opción de jugador para la 19-20 que seguramente ejerza si no rinde, ya tuvo un toque de Pat Riley presidente de la franquicia, quien criticó el rendimiento de su jugador: "No creo que estuviera listo para los Playoffs. No estaba en buena forma, estaba falto de fondo físico y mentalmente no estaba preparado para la batalla", sentenció. Curiosamente no solo ha sido criticado por Riley, ha tenido alguna advertencia de sus compañeros como fue la de Waiters que le dijo que “muérdete la lengua” sobre las palabras hacia Spoelstra. Recuerdo que se esperaban ofertas por él durante el verano y no llego ni un mísero interés.

Veremos de qué manera afronta esta temporada del a que los Heat si quieren entrar de nuevo en los PlayOff necesitan del mejor Whiteside, de aquel que apostaron para que fuera su jugador franquicia.


JUGADOR CLAVE: Dion Waiters.

Si mantiene la salud, será el jugador diferencial con Dragic con el que se entiende bastante bien. Tuvo que operarse en enero debido a una lesión que llevaba arrastrando en el tobillo y que empeoro diciendo así operarse para poder disfrutar esta temporada sin dolores.

Un jugador que si no arrastra ninguna molestia y está bien de salud y le acompaña el físico será el jugador que ofensivamente será el más peligroso por la variedad que tiene de recursos ofensivos. Es un jugador que encaja en lo que se llama actualmente un combo guard, un jugador capaz de subir el balón y que reparte asistencias pero sin ser un base y con mucha capacidad de anotar sin ser un escolta puro, mientras en defensa su rapidez de manos le permite robar balones e interceptar en las líneas de pase.

Si realiza una buena temporada hará que su equipo entre en PlayOff cosa que veo bastante segura y pueda soñar con pasar alguna ronda.



PREVISIÓN: Segundo en la SouthEast Division / Séptimo del Este.

El auténtico valedor y estrella de este equipo es su entrenador Erik Spoelstra, que tras la época dorada con LeBron James, Wade y Bosh ha sabido reconstruir un equipo capaz de competir ser rocoso y muy duro de roer y luchar por estar en los PlayOff temporada sí y temporada también. Haciendo crecer a jugadores que venían rebotados de otras franquicias, hacerles primero importantes y después ser de los mejores en su puesto como ha pasado con Waiters, Ellington o el propio Whiteside. Jugadores jóvenes como Tyler Johnson, Richardson, Winslow o McGruder que han crecido para ser jugadores más que importantes para los Heat por su defensa o intensidad.

Han intentado moverse durante el verano con algún traspaso pero no ha sido posible al no recibir propuestas serias, con lo que prácticamente no hay ninguna novedad importante y lo que deben hacer es mantener el nivel de jugadores como Dragic, Ellington o Richardson y recuperar a jugadores como Whiteside y Waiters además que jugadores como Winslow sigan progresando.

Equipo para entrar en PlayOff que deberá luchar con equipos como los Pistons y Hornets y considero a los Heat con ventaja. Ya que tienen más poder ofensivo y defensivo en su rotación al ser más amplia en efectivos fiables, que los otros dos equipos que andan un poco más cortas en su rotación.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Kemba Walker

Tony Parker

Devonte' Graham (R)

Escolta

Nicolas Batum

Malik Monk

Dwayne Bacon

Alero

Michael Kidd-Gilchrist

Jeremy Lamb

Miles Bridges (R)

Ala-pívot

Marvin Williams

Frank Kaminsky

 

Pívot

Cody Zeller

Bismack Biyombo

Willy Hernangomez



Temporada decepcionante la realizada por el equipo de Clifford. Un gran Kemba Walker a nivel AllStar con más de 22 puntos de promedio y un 38% en tiros de tres (promediaba poco más del 30% en sus primeros años) no fue suficiente. Dwight Howard le secundo bien en ambos lados de la cancha cuando personalmente no esperaba tal rendimiento ofensivo por su parte (16 puntos por encuentro y solamente una décima por debajo de Kemba en cuanto al PER) solamente que fuese decisivo en la faceta defensiva. El rendimiento de Batum fue más que decepcionante acompañado por Marvin Williams y Michael Kidd-Gilchrist donde dicho trío realizó su peor temporada de los últimos años, no aportando nada o casi nada en el aspecto defensivo ni ofensivo.

Llegó febrero con el parón del All Star y la franquicia toma decisiones para un cambio de dirección en la ejecutiva deportiva despidiendo a Rich Cho y añadiendo meses después a Kupchak en su lugar. Steve Clifford con su problema de salud tampoco propiciaron que el equipo encontrara una cierta línea de continuidad llegando al últimas semanas de competición sin ninguna aspiración de PlayOff.

Equipo irregular en casa y que le costaba sacar victorias fuera, un equipo que era capaz de tener un récord contra equipos de su División Sur Este de 11-5 que contrasta con el 22-30 global contra el resto de equipos de la Conferencia Este. Un récord de 11-25 contra rivales de las Divisiones Atlántico y Central lamentable para alguien que aspire a meterse en PlayOff. Ese fue el gran problema de los Charlotte Hornets, la competitividad ante equipos de un nivel parejo al suyo y de mismas aspiraciones, ya que si se repasan las estadísticas es un equipo medio de la liga a nivel ofensivo siendo el 8º en ritmo (98.4) y el 13º en Rating Ofensivo (109.4) ajustándose regular en el aspecto defensivo donde Howard fue clave cuando estaba en cancha defendiendo su zona y el rebote defensivo. Pero como ya he dicho el resto de compañeros de la rotación no cumplieron con su papel y parecía por momentos que no tenían la suficiente fuerza mental ni competitividad a excepción de Kemba Walker.

Temporada para olvidar con cambios de General Manager, entrenador y con decisiones importantes que tomar para el futuro de la franquicia respecto a la plantilla con activos a punto de acabar contrato y sin saber si continuarán y otros con contratos largos y costosos.



JUGADOR FRANQUICIA: Kemba Walker.

 

Uno de los jugadores más rápidos de la liga y cada año aumenta su rendimiento

Tenía difícil mejorar los registros de la temporada pasada y lo hizo. A Kemba Walker le queda cobrar 12 millones de dólares por esta temporada. Creo que será el más “infra-pagado” de la liga hasta entonces. Es el sexto jugador del equipo en el escalafón de salarios tras Biyombo (venido este verano en traspaso) Batum, Kidd-Gilchrist, Marvin Williams y Cody Zeller.

En esta época donde se puede decir que la mitad de equipos tiene un muy buen base titular, Kemba Walker es de la “alta sociedad” al conseguir entrar dos veces en el AllStar a sus 28 años. Le queda algo de margen de mejora sobre todo en cuanto a aumentar el número de asistencias a sus compañeros, pero la verdad que el sistema de Clifford no era tan importante ya con jugadores que también saben tener el balón en sus manos como Batum se puede aprovechar la cualidad que ya tiene Kemba de jugar sin balón, una de las causas de sus numerazos como tirador.


Hay muchos indicios de que renueve por el máximo en verano ya que la diferencia serían de más de 40 millones y un año de contrato, además que Michael Jordan y Kupchak tienen prioridad el renovarle. No van a encontrar mejor base en el mercado en los próximos años la verdad.



JUGADOR CLAVE: Nicolas Batum.


La temporada del francés ha sido lamentable, la peor de su estancia en Charlotte en todas las facetas estadísticas y en sensaciones de juego en pista.

Necesitan que sea el jugador que fue hace un par de temporadas cogiendo responsabilidades ofensivas sin dejar de aportar atrás para que el equipo entre en los playoff. Es un jugador capaz de anotar, asistir, defender y sobre todo liderar pero la anterior temporada fue como digo lamentable, como la del resto del equipo. Veremos si con James Borrego crece de nuevo y vuelve a su rendimiento.



PREVISIÓN: Tercero en la SouthEast Division / Noveno del Este

 

James Borrego tiene ante sí una difícil papeleta, ya que se apuntaba una reconstrucción en la franquicia con los cambios de General Manager pero no ha sido así y apunta temporada de continuidad. El único cambio ha sido el de Howard por Biyombo y la incorporación de un veteranísimo Tony Parker, que tendrán su rol secundario apoyando a Kemba Walker y Nico Batum.

El pívot de origen africano vuelve a la franquicia donde despuntó como un pívot reboteador, intimidador y defensor, veremos si sale de titular o desde el banquillo.
El base francés será un sexto hombre desde el banquillo, donde aportará su visión de juego e inteligencia, será capaz de jugar al lado de Kemba ya que este último es un base capaz de jugar genial sin balón dando más capacidad de creación a los franceses Tony Parker o Batum.
Habrá que seguir a los Kidd-Gilchrist, Marvin Williams, Zeller, Monk y Lamb. Jugadores secundarios que por su papel en defensa y acierto en el tiro exterior serán los que deban subir de verdad el nivel en dichas facetas para que los Hornets puedan meterse en los PlayOff.

Veremos qué papel tiene Willy ya que sus grandísimas virtudes ofensivas no están siendo para nada aprovechadas, pero tiene delante a Zeller y Biyombo que parece contarán con la máxima confianza y añadimos a Frank Kaminski que puede jugar de cinco sin pisar la zona y ser un tirador más pero sin capacidad defensiva ni de rebote.

Veremos si los rookies Devonte’ Graham y Miles Bridges consiguen ascender en la rotación, el alero es un jugador que físicamente está preparado para jugar ya en la NBA y con su capacidad de tiro más que defensivamente es versátil sin duda alguna puede tener minutos a lo largo de la temporada. El base lo tendrá algo más complicado pero su gran virtud que es la defensa puede darle la capacidad de tener un rol por dicha vía, sin desmerecer su tiro exterior.

Así que con todo esto les veo capaces de pelear por los PlayOff pero con las dudas que tengo de que puedan resolver las incógnitas del rendimiento en algunos jugadores y de si James Borrego es capaz de hacerlo.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Ricky Rubio

Dante Exum

Raul Neto

Escolta

Donovan Mitchell

Alec Burks

Grayson Allen (R)

Alero

Joe Ingles

Thabo Sefolosha

Royce O'Neale

Ala-pívot

Derrick Favors

Jae Crowder

Georges Niang

Pívot

Rudy Gobert

Ekpe Udoh

Tony Bradley



No creo que se le pueda pedir más a un equipo como los Jazz la temporada pasada en cuanto a resultados. Segunda temporada consecutiva quintos de la Conferencia Oeste más salvaje en cuanto a nivel de equipos de los últimos tiempos y tras perder a su mejor jugador Gordon Hayward en la agencia libre, sufriendo de nuevo una lesión de su pilar defensivo Rudy Gobert que le hizo perderse más de 20 partidos, con una remontada desde el 24 de enero brutal con un récord de 29-6 tras recuperar al pívot francés y peleando por ser cuartos hasta el último momento. Hay que añadir que se fueron jugadores como Joe Johnson y Rodney Hood a mitad de temporada, Dante Exum de nuevo lesionado casi toda la temporada y una lesión de Sefolosha que estaba llamado a ser clave en la rotación defensiva de Snyder.

Quin Snyder supo reponerse de todos las pérdidas de hombres importantes dando otra vuelta de tuerca más a su nivel defensivo siendo el segundo mejor equipo de la NBA en dicho aspecto. Pero es que el crecimiento de jugadores como Ricky Rubio, Joe Ingles o Jerebko respecto a otras temporadas sumado al sorprendente nivel mostrado por los rookies Royce O´Neale y el aspirante final a Rookie del Año Donovan Mitchell hizo posible el resultado que hemos observado. Se esperaba un bajo a nivel ofensivo tras perder a Joe Johnson y Rodney Hood y solamente venir Jae Crowder pero nada más lejos de la realidad ya que dicha incorporación aumentó el nivel competitivo del equipo, como demuestra tal récord comentado anteriormente y que las diferencias en el marcador en las victorias de los Utah Jazz fueron la gran mayoría por 10 puntos o más.

El terminar quinto propició el que se enfrentase a los Oklahoma City Thunder en la primera ronda de los PlayOff siendo sobre el papel los Thunder favoritos al ya no solo tener tales mega estrellas como Westbrook, Adams, Carmelo y Paul George sino además por partir como locales. Pero quien se llevó la eliminatoria por 2-4 fueron los Utah Jazz liderados por un Donovan Mitchell estratosférico promediando en la serie 28.5 puntos, 7.2 rebotes, 2.7 asistencias y 1.5 robos escondiendo a ojos de un seguidor que estuviese le viendo por primera vez que fuese un rookie. No solo el por supuesto, hay que destacar el juego de escuderos de Joe Ingles, Ricky y de un pilar defensivo insuperable como Gobert.
La telaraña tejida por los Jazz en defensa limitando a los Thunder tan solo a lo que decidiera Westbrook y Paul George sin menor atisbo de juego colectivo surtió efecto y según iban pasando los partidos más nervios y preocupación surgida en los de Billy Donovan.
Y tras el éxito de pasar de ronda, llegaron los Houston Rockets como el máximo favorito al anillo tras los Warriors y siendo el mejor récord de la temporada regular. Fue demasiado para los Jazz que contaron con la baja de Ricky Rubio que fue decisiva, pero que con él incluso era casi imposible de pasar a las Finales de Conferencia pero pudiesen haber complicado la existencia algún encuentro más en la serie y puede que hubiesen ganado algún encuentro más de lo que refleja ese 4-1 final. Esta vez no pudieron parar el potencial ofensivo de los Rockets y los de Houston supieron rebajar la eficacia mostrada en la anterior serie por Donovan Mitchell dejándole en unos paupérrimos porcentajes de tiro (36% en tiros de campo y un 25% en triples).

Temporada magnífica y que podemos calificar de equipo revelación ya que mucha gente tras perder a Gordon Hayward no les daba en PlayOff cuanto menos llegar a Semifinales del Oeste.



JUGADOR FRANQUICIA: Donovan Mitchell.

Un jugador que ha tenido un impacto brutal en su temporada rookie no solo en el equipo y ciudad sino ya en la NBA compitiendo contra el gran favorito Ben Simmons por el Rookie del Año.

Al principio costó mucho que funcionase la mezcla de Ricky y Donovan al mismo tiempo en cancha y perjudicó al español en los finales de encuentro al querer Snyder un perfil más finalizador en el puesto de base, pero también perjudicó a Donovan ya que no parecía capaz de seleccionar bien acorde a la problemática que le hacían las defensas jugándose muchas veces las posesiones sin venir a cuento. Se recuperó a Rudy Gobert y con la rotación perfilada el equipo fue creciendo con Rudy y sobre todo un Mitchell en un papel de anotador descomunal (20.5 puntos de media por encuentro) que no recuerdo en un rookie desde hace años (Blake Griffin fue el último rookie en superar los 20 puntos de promedio). Y con eficacia como demuestra su 50.6% en eFG con siete intentos de tiros de tres por encuentro, que le hace bajar dicha eficacia por sus porcentajes del 34%. Pero el tiro exterior ni es su mejor baza sino su capacidad de atacar el aro con varios obstáculos y de finalizar con el gran impedimento que ponen los rivales.

Para mí será un jugador marcado para seguirle esta temporada, ya que ha puesto el listón muy alto y tengo mucho interés en cómo va a superar lo mostrado en la última campaña terminando segundo en la carrera por el Rookie del Año, estando en el mejor equipo de los novatos, llevando a su equipo en los PlayOff a eliminar a los Thunder en una eliminatoria escandalosa y con la guinda de haber ganado el Concurso de Mates en el AllStar


JUGADOR CLAVE: Rudy Gobert.

El pívot francés es posiblemente el mejor pívot defensor de la liga y fue reconocido esta última temporada con el premio al mejor defensor del año. En sus cinco temporadas es cierto que ha sufrido problemas físicos que le ha restado unos cuantos encuentros, pero no ha sido un obstáculo para verle en lo más alto de los rankings de rebotes, tapones, Rating Defensivo y de “Defensive Win Shares” (un número estimado de victorias con las que ha contribuido el jugador con su defensa). Cuando no está disponible el equipo se resiente ya que es el eje con el que se basan los sistemas defensivos presionando, atacando las líneas de pase y cuando toca de cerrar huecos en torno a su pívot que con tal altura y envergadura es muy difícil de sobrepasar.

Necesita de la aportación completa del jugador durante la temporada, sin ningún tipo de lesión para entrar a los PlayOff y ahí intentar repetir el llegar a las semifinales de Conferencia dependiendo de los cruces claro está.



PREVISIÓN: Terceros en la NorthWest Division / Sextos del Oeste.

Mantienen el mismo bloque de la exitosa temporada pasada y si no tienen problemas de lesiones por una temporada regular en sus jugadores principales y de segunda unidad podrá realizar de nuevo un buen papel, ya que jugadores Exum y Sefolosha no jugaron ni media temporada y por sus características ayudarán muchísimo al equipo a mantener el nivel defensivo durante los 48 minutos. Y es que no espero cambios en su manera de jugar que les ha ido tan bien, solamente ajustes que deberían ir a perfeccionar el ataque y la defensa.

Con dos creadores en el quinteto como Ingles y Rubio más la posibilidad de un tercero como Mitchel en algunas situaciones y la capacidad demostrada por los dos primeros la pasada temporada en la anotación tras recibir permite muchas alternativas en ataque, sumando a jugadores muy físicos como Exum, Sefolosha, Crowder y un jugador que tiene puntos en sus manos como es Burks. Lo más flojo puede ser el relevo de Gobert que hace que Favors se turne bastante en el puesto de pívot mientras el francés descansa ya que ni Udoh y Bradley han demostrado ser muy fiables. Veremos al rookie Grayson Allen venido de completar el ciclo universitario con Duke con buenos números y porcentajes de tiro que puede aportar al puesto de escolta, ya que en dicho puesto no existe un tirador como tal sino anotadores compulsivos así que aportará algo que pueden necesitar en ciertos momentos para desatascar.

Así que manteniendo el bloque, teniendo a un entrenador de los más respetados y reconocidos de la liga y como repito por enésima vez les respete las lesiones repetirán puesto en PlayOff y está en un bloque de equipos que pelearán por alguno de los puestos que llevaran a jugar como local la primera serie de los PlayOff.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

De'Aaron Fox

Yogi Ferrell

Frank Mason III

Escolta

Bogdan Bogdanovic

Buddy Hield

Ben McLemore

Alero

Justin Jackson

Marvin Bagley III (R)

Iman Shumpert

Ala-pívot

Zach Randolph

Nemanja Bjeliça

Harry Giles (R)

Pívot

Willie Cauley-Stein

Skal Labissiere

Kostas Koufos



La temporada fue el inicio de una nueva era con entrenador nuevo (Dave Joerger) un pabellón completamente nuevo (Golden 1 Center) con un coste de 500 millones de dólares y una capacidad de 17.600 espectadores, a lo que sumamos que se intenta borrar todo sesgo de unión tras los años de DeMarcus Cousins.

Temporada que personalmente preveía que sería de transición pero con mejor competitividad de la mostrada y con rendimiento desde el inicio de cierta enjundia ya que no era una plantilla de solo jugadores jóvenes sino veteranos de cierto caché como George Hill, Zach Randolph, Koufos, Vince Carter o Temple que enriquecen cualquier rotación y más la de Sacramento que contaban con un Rookie no tan joven como Bogdan Bogdanovic. Pero no sabría decir por qué pero Joerger que conocía a dichos veteranos ya que entrenó a la mayoría no consiguió explotar desde el inicio el potencial de la plantilla, no se llegó a mezclar adecuadamente y no había química en la rotación que variaba cada poco. Los partidos se decidían en el marcador en su contra muy pronto y la gran mayoría de partidos perdidos fue con palizas en el marcador como demuestra que fuese el tercer equipo de la liga en cuanto a perder con mayor media de puntos sus encuentros (6.59). Una prueba de que se desconectaban a la mínima desventaja y ya se dejaban llevar a los designios de lo que quisiera el rival hacer con ellos. No solamente fue un despropósito en el juego que se veía sino que mentalmente eran frágiles, no se mejora en nada de una temporada a otra en estadísticas con mejores jugadores.

Acabó la temporada como el segundo peor equipo de la liga en Rating Ofensivo (103.7) y siendo el tercer peor equipo en Rating Defensivo (111.1) pero por detrás en la clasificación acabaron Suns, Grizzlies, Mavs, Hawks y Magic. Una temporada decepcionante donde lo único destacable fue el lucimiento intermitente de sus rookies De´Aaron Fox, Justin Jackson, Frank Mason y Bogdanovic. Y digo intermitentes porque no demostraron ningún tipo de continuidad en su juego, dando muchos altibajos. Harry Giles por problemas físicos se decidió que no jugaría la temporada dejando su debut si todo iba correctamente para la 2018-19. A mitad de temporada se traspasa a George Hill que parecía una sombra de sí mismo por Iman Shumpert que no llega a jugar. Así que una temporada que empezó con cierta ilusión terminó siendo decepcionante.



JUGADOR FRANQUICIAMarvin Bagley III.

Muchas dudas en este apartado. ¿Quién es el jugador sobre el que construir el equipo durante varios años? Tras el vacío dejado por Cousins que a pesar de no conseguir los frutos deseados se tenía claro que era ese tipo de jugador. Hoy en día tenemos en su segunda temporada a Fox y Justin Jackson pero creo que el mayor potencial lo tiene el jugador escogido este año en el número dos del Draft.

Un jugador con un potencial enorme por su físico y capacidad atlética, pero debemos añadir que tiene un rango de acción y peligro al rival muy grande. Es capaz de hacer daño en acciones de bloqueo con un jugador más pequeño, de entrada a canasta por su gran primer paso, por su energía atacando el aro y por una cierta capacidad de tiro muy interesante que si llega a pulir le hará un jugador de grandes capacidades para triunfar en la NBA. Debe pulir aspectos como todos los jóvenes, pero Marvin sus problemas los tiene en los tiros desde la línea de personal, su movimiento de pies y juego de espaldas. Eso en ataque y en el aspecto defensivo es donde muchas dudas genera a los grandes analistas por sobre todo su actitud, mientras es un gran reboteador su falta de esfuerzo le lastra y con su todavía liviano físico (le faltan algunos kilos de músculo) si le hacía a los rivales en época universitaria explotar eso, en las “ligas mayores” no será menos.

Habrá que ver cómo ha trabajado en verano y si convence a Joerger de ser importante en la rotación, aunque en principio se apueste por los más veteranos mientras aprende de ellos. Mi otra duda aparte de que puesto en la rotación ocupa es en qué puesto del quinteto apostaran por él, ya que si llega a la NBA como un cuatro no descarto para nada que juegue mucho de cinco por su capacidad y personalmente creo que es donde terminará jugando muchos minutos.



JUGADOR CLAVEDe’Aaron Fox.

Se tiene claro que el base del futuro de este equipo es el base llegado de Kentucky en el Draft de 2017.

Llegó a la liga como un jugador eléctrico, muy explosivo y por su esfuerzo y capacidad defensiva, llegando a compararle algunos expertos con John Wall. Y cierta semejanza en el juego con el base de los Wizards sí que se observa, pero la capacidad de pase la dirección del juego en general más su variedad de armas en ataque mostrado en su primer año de rookie en la liga me ha dejado un sabor agridulce con este jugador respecto a las expectativas marcadas.

Debe añadir repertorio a su juego más que la transición o aprovecharse de su explosividad en el arranque y velocidad, empezando por el tiro. Y respecto a su capacidad defensiva no sé si era por lo visto en general con el equipo pero no ha sido para nada lo esperado, sí que se observa que posee manos rápidas pero las aptitudes y actitud que se remarcaba no las observe nada más que a cuentagotas.

Se especulaba y muy fuerte con que los Kings iban a escoger en el Draft de 2018 a Luka Doncic (un jugador opuesto a Fox) y finalmente han dado la confianza en el menudo base para poder escoger a Bagley III. Creyendo que progresara de la manera que esperan para ser el base durante largo tiempo en Sacramento y hacer una pareja más que interesante con Bagley.



PREVISIÓN: Quintos de la Pacific Division / Decimoquintos en el Oeste.

No confío en la franquicia que lleva desastre tras desastre, resurrección tras resurrección que no lleva a ningún sitio.

Mientras tiene jugadores veteranos que si quieren pueden (aquí está el quid) subir el nivel como Z-Bo, Shumpert, Bjeliça o Koufos en momentos puntuales, tienen jóvenes jugadores con potencial como Fox, Mason III, Justin Jackson y los rookies Bagley III y Harry Giles (parado un año por lesión) que deben dar ese paso al frente porque la temporada pasada fue un oasis y no se observó nada de consistencia en estos jugadores. Hay otros como Bogdanovic, Cauley-Stein, Hield y añado Yogi que cumplen con su rol esperado pero que no se les puede pedir liderar a un equipo de la NBA. Y ahí está mi gran duda en este equipo ¿quién es el “Go to Guy” de los Kings, de Joerger? Ni en el entrenador que dirigió a mi parecer muy bien a los Grizzlies espero mucho ya que la pasada temporada parecía absorbido por ese agujero negro que está siendo lustro tras lustro los Sacramento Kings.

Espero otra temporada tirada a la papelera ya que quieren tener un objetivo más ambicioso como se observa con los fichajes de veteranos pero después se encuentran “luchando” por los puestos más altos del Draft. Al menos que está temporada den más minutos a los jóvenes...

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Frank Ntilikina

Emmanuel Mudiay

Ron Baker

Escolta

Courtney Lee

Mario Hezonja

Damyean Dotson

Alero

Tim Hardaway Jr.

Kevin Knox (R)

Lance Thomas

Ala-pívot

Kristaps Porzingis

Noah Vonleh

Luke Kornet

Pívot

Enes Kanter

Mitchell Robinson (R)

Joakim Noah



Una temporada donde el año 2017 no fue mal en cuanto a juego y resultados manteniéndose en la lucha por los Playoff con un 18-18 de récord hasta el 30 de diciembre pero que el cambio de año al 2018 no fue ni por asomo nada bueno con un mes de enero de mal rendimiento con un 5-11 de récord y la lesión de Kristaps Porzingis con el ligamento cruzado roto en el mes de febrero. Añadimos problemas de Hornacek en su vestuario con algún que otro jugador y el problema enorme de la franquicia con Joakim Noah que llegó incluso a ser apartado de la disciplina del equipo. También comentar que sufrieron la pérdida de Tim Hardaway por más de 20 encuentros que lastró mucho al equipo a nivel ofensivo al ser este la segunda opción del equipo.

Se sufrió cambios en la plantilla tras saber que no podrían contar sin su mejor jugador prácticamente un año y que no acudirían a los Playoff probando jugadores mediante traspaso como Muday con pérdidas como McDermott, Willy Hernangómez o Jack.

Si repasamos el nivel de juego del equipo Jeff Hornacek busco un juego que se adaptara a su fortaleza en la plantilla, si tengo a Enes Kanter y Porzingis rodeados en la rotación de jugadores que son buenos defensores como Lee, Thomas, O’Quinn o Ntilkina pues a intentar realizar un juego más defensivo que años anteriores e intentar mantener cierto ritmo en el ataque. Pero si en ritmo consiguieron estar en media tabla (15º con 96.8) el nivel defensivo fue malo (23º en Rating Defensivo con 110.7) y el ofensivo no fue mejor (20º en Rating Ofensivo con 107.1). Como he comentado las bajas de Hardaway y Porzingis hizo que coincidieran poco en cancha lo que lastraba un juego ofensivo que se convertía en plano en muchas ocasiones buscando a Porzingis que antes de la lesión se observa que en los partidos con mayor carga de minutos sumados en los instantes finales se le notaba fatigado o al menos sin la frescura necesaria para explotar su juego. Enes Kanter fue un pilar en el rebote y tras la lesión de Porzingis intentó suplir parte de la anotación del letón (conjuntamente con Beasley que sumó más minutos tras dicha lesión) y se le vio integrado y con el mejor nivel defensivo de su carrera, cosa que tampoco era difícil de superar pero que demuestra que ha jugado contento en la Gran Manzana. El rookie Ntilikina demostró ser un jugador con potencial y muy válido para estos Knicks ya que históricamente un jugador de su estilo siempre es bien recibido. Un auténtico ladrón, con muy buen físico y buen defensor. Debe mejorar mucho en el juego ofensivo y lo hará ya que se le intuye mucho margen de mejora y es que acabó la temporada con 19 años.

Una temporada que se intuía de cierta confianza por crecer e intentar asomarse a la lucha de los PlayOff compitiendo cada encuentro e intentar ser fuertes en el Madison a calificar la temporada de frustrante, cosa nada extraña por Nueva York. Lesiones, ciertos percances en el vestuario que se reflejaron en falta de confianza con los resultados llevaron a decidir el cambio de entrenador al finalizar e intentar empezar un nuevo proyecto.



JUGADOR FRANQUICIA: Kristaps Porzingis.

Una verdadera pena su lesión que en principio le tendrá apartado hasta bien entrada ya la temporada, se teme que hasta 2019 no pueda jugar. Pero lo más importante es si veremos a un jugador de su potencial volver a rendir como lo hizo, consiguiendo el ir a su primer All Star. La lesión que sufrió en febrero para un jugador de su tamaño y cualidades baloncestísticas hace que se generan muchas dudas de si lo veremos así de nuevo. Jugadores como Sampson o Yao Ming de parecidas características físicas que siempre fueron castigados por las lesiones, recuerdo que la ya tuvo problemas de aquiles y se llegó a criticar su exceso de minutos en cancha con dichas molestias.

Pero dejando atrás su lesión, recordemos que hasta entonces estaba realizando su mejor temporada y que estaba llevando a los Knicks a soñar con ir a los PlayOff. Jugando más por fuera al tener a Kanter de pívot le hacía irse de la zona evitando choques innecesarios y aprovechar su calidad en el tiro combinando su envergadura que le hace ser casi indefendible. Pero también castiga físicamente al jugador a tener que correr más en transición y defender a jugadores más pequeños y rápidos, Kristaps no es nada lento para su tamaño pero en la NBA actual con cuatros que cada vez juegan de cara al aro y son más versátiles le superan en el primer paso y sufre mucho, aunque menos mal que ha bajado su promedio de faltas por encuentro que llegaba perder minutos finales por ser expulsado por seis personales.

Veremos qué nivel tiene al llegar y cómo está el equipo, ya que los Knicks depende de su mejor jugador para optar algo interesante, que es intentar hasta el último encuentro entrar a las eliminatorias por el título.


JUGADOR CLAVE: Tim Hardaway.

Otro jugador que tuvo una lesión importante y le hizo perder una buena cantidad de partidos. Es el jugador diferencial en el perímetro y principal sustento anotador del mismo. La verdad que no pensaba que rindiese en los Knicks como lo hizo en Atlanta y creo que ha superado mis expectativas, sin llegar a ser una estrella claro está es un muy buen jugador para un equipo que tiene bien definido quien es su mejor jugador y los roles de buena parte de la rotación. El contrato me parece excesivo para un así y más en el contexto salarial de los de la Gran Manzana.

Veremos qué nivel aporta desde el inicio de la temporada a su equipo sin el mejor jugador a su lado, ya que sus mejores encuentros fueron con Kristaps en cancha y no como foco principal en ataque. Es un jugador que pone energía y actitud en defensa, como bien gusta a los fans de los Knicks históricamente.



PREVISIÓN: Cuartos en la Atlantic Division / Undécimos en el Este.

Tienen un buen entrenador con Fizdale y que encaja en un principio con la manera de ver el baloncesto en el Madison, que es energía los 48 minutos y luchar por ganar cada encuentro partiendo desde la premisa de defender. Veremos cómo resuelve lo de Porzingis en un inicio y cuando se reincorpore ya que el entrenador de los Knicks comentó la posibilidad de probar con 3 jugadores grandes en la alienación (Robinson, Cornet y KP de tres. Todos ellos más de 215 cm de altura) y un cuarto jugador de mucha envergadura de escolta (Knox con 213 de envergadura). Supongo que lo diría en serio, pero me parece descabellado ya que actualmente se busca jugadores versátiles, intercambiables en sus posiciones y no jugadores muy grandes. No sé cómo saldría esta idea la verdad, puede que la veamos quien sabe. Pero en principio buen entrenador y que deseo se para unos cuantos años, ya que sería una buena noticia la de la continuidad.

Ante sí un equipo que tiene jugadores en su mayoría que tienen esa capacidad defensiva y la duda recae en las capacidades ofensivas dónde está bastante limitado el equipo y si ya lo está con Porzingis más todavía sin el letón. Se apuesta por la continuidad en los puestos más importantes por decirlo así y para la segunda unidad se ha fichado a Mario Hezonja para dar más poder anotador a la rotación que estaba bastante necesitada de alguien así sobre todo en el puesto de escolta/alero, la duda siempre es si veremos al que acabó la temporada pasada en Orlando o al de anteriores temporadas. Se ha traído a Vonleh con un contrato no garantizado para aportar energía y rebote al juego interior, veremos si es testimonial pero creo que tendrá minutos en este arranque sin Porzingis, otra cosa es cuando vuelva.

La auténtica ilusión viene por los jóvenes y es que Kevin Knox a pesar de posiblemente tener aleros en el draft más talentosos que él, no es para nada una mala selección. Un jugador que mide cerca de 2.06 con 213 centímetros de envergadura le hace ya de entrada un jugador capaz de jugar de alero o ala-pívot con capacidad de anotar desde media distancia o de crearse sus oportunidades desde el poste medio y entrando al aro le hace muy interesante en esta rotación que escasean tales cualidades. Sumamos que atrás si consigue sumar kilos de musculo será un jugador con muchísimo potencial atrás si consigue pulir su concentración. Le falta mejorar como es su tiro de larga distancia y tras bote, que le hace de momento ser una opción secundaria que en el contexto actual de los Knicks es el adecuado, veremos en el futuro si es capaz de hacer crecer esas habilidades y hacerlas virtudes.
El otro jugador es Mitchell Robinson, un pívot alto, con envergadura, muy atlético que en ataque resalta por ser un finalizador de élite que debe ser pulido y añadir algún elemento técnico para no quedarse solo en eso pero que ya “solo” con eso va a ayudar mucho a los Knicks que no tienen un jugador de dicho perfil. En defensa poco que añadir ya que es su mejor faceta por así decirlo, ya que parece hecho para defender y proteger el aro más intimidar a los rivales. La duda es que viene de un año en blanco por elección propia, de ahí su bajada a segunda ronda del Draft. Habrá que vigilarlo ya que puede ser un complemento a Porzingis muy bueno. Del resto poco que añadir, la verdad. Nada más que Noah sigue otro año al no terminar de ser cortado como se rumoreó quedando dos temporadas por 38 millones.

Si estuviese Porzingis durante todo el año podríamos esperar mucha pelea por parte de los Knicks ay que espero un equipo muy correoso en el Madison contra todos los equipos, pero que sufre por la falta de calidad y liderazgo en la parte ofensiva. No les veo ni peor que el año pasado ni peor que otros equipos, la clave será el nivel defensivo y las ganas como locales.

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Rajon Rondo

Lonzo Ball

Josh Hart

Escolta

Kentavious Caldwell-Pope

Lance Stephenson

Sviatoslav Mykhailiuk (R)

Alero

LeBron James

Brandon Ingram

Isaac Bonga (R)

Ala-pívot

Kyle Kuzma

Michael Beasley

 

Pívot

JaVale McGee

Ivica Zubac

Moritz Wagner (R)



Una temporada que calificaría de aceptable. Una plantilla joven desde el inicio de la temporada apuntalada con jugadores como Brook Lopez y Caldwell-Pope que darían cierta experiencia a la rotación de Luke Walton, que conseguiría según iban transcurriendo las semanas pasar un bache grave de resultados hasta llegar a estar 11-27, pero como digo dieron un giro a su implicación y competitividad que se reflejaba en la parte defensiva además de no solo mantener lo mostrado en la temporada anterior en el apartado ofensivo sino aumentarlo subiendo el ritmo de juego y creciendo a base del movimiento de balón. Y todo a pesar de perder a dos jugadores claves como son Larry Nance Jr. y Jordan Clarkson mediante un traspaso a los Cleveland Cavaliers por Isaiah Thomas y Channing Frye siendo como llegó a comentar el entrenador de los Lakers claves en el rendimiento visto en ambos lados de la cancha por parte de su equipo. Pero superaron también esa dificultad rindiendo y compitiendo para poder llegar lo más cerca posible al 50% de victorias en un Oeste muy duro. Ya en las últimas semanas decidieron probar jugadores (24 jugadores llegaron a estar en cancha con la camiseta de los Lakers) pero con el máximo protagonismo para los jóvenes como Randle que ha tenido una temporada espléndida (16 puntos, 8 rebotes, 2.6 asistencias de promedio) como fue la de Brandon Ingram que aprovechó las lesiones de Lonzo Ball para ser el principal generador de juego con bastante éxito y tras una temporada rookie floja para lo calidad que atesora, en su segunda temporada si se le vio progresar y crecer como jugador. Su temprana edad todavía le hace tener margen de crecimiento ya que se intuye que su techo no está cerca de ser tocado por Ingram.

Si hay que hablar de los jóvenes de Lakers no puedo dejar pasar de hablar de Lonzo Ball al que se le vieron detalles de lo bueno que es en transición, manejo de balón, visión de juego (incluida a media cancha) y buen defensor que aporta en el rebote pero que con su tiro debe de mejorar bastante para dejar de ser mediocre. Me recuerda más a Rajon Rondo que a Jason Kidd como hacen los grandes expertos en cuanto a la carrera que puede hacer.
Sobre Kyle Kuzma que ha sido de lo mejor de la camada del 2017 escribiré más tarde, ya que se lo ha ganado y el papel que tendrá en la 2018-19 va a ser clave.

Luke Walton salvo la primera mitad de la temporada donde llegó a escucharse rumores sobre su futuro y ante la posibilidad de que no encabezar el proyecto de crecimiento de los jóvenes si la agencia libre del verano no fuese como preveían desde la directiva. Ha hecho crecer a los jóvenes, aguantado a LaVar Ball respecto a las decisiones tomadas con su hijo y asentado una manera de jugar basada en el ritmo alto (2º con 100.3 posesiones por 48 minutos de juego) y apretar en defensa y rebote para facilitar dicho ritmo en transición descolocando a la defensa rival. Una temporada aceptable en el contexto del que hablamos, ya que en la franquicia de Lakers si no se gana nada es aceptable.



JUGADOR FRANQUICIA: LeBron James.

Al final tras una temporada de rumores, carteles patrocinados en varias ciudades aspirantes a reclutar al mejor jugador de la NBA este se decidió por la ciudad de Los Angeles y por los Lakers. Una unión que por más que pudiese ser la esperada por lo que significan ambos y dejarse querer entre ellos no deja de ser noticia y que sea la del mercado de la agencia libre en este verano.

No voy a descubrir al jugador que más veces se habrá visto todos estos años, no creo que haya algún ser que haya visto deporte en su vida que no le haya visto jugar aunque sea un partido. Está temporada ha sido la segunda en la que ha liderado el ranking de más minutos en cancha por encuentro de toda la NBA y sin faltar ni un solo partido (36.9 minutos de promedio) en los 82 partidos de Liga regular y también por segundo año en los PlayOff (41.9 minutos de media en los 22 encuentros disputados). Una bestialidad en la era actual y a sus 33 años ya que la exigencia física y mental ha sido descomunal. Ha terminado con un 28.6 de PER (una valoración que calcula la eficiencia en el juego) y poniendo este valor en contexto recuerdo que quienes han tenido más PER a los 32 años o más son Karl Malone (28.9) y Michael Jordan (29.4) pero superando a ambos en eficiencia en el tiro con un 59% en eFG mientras los otros dos Hall Of Famer terminaron con 55% y 52% respectivamente. Veremos qué pasa en los siguientes años pero el único que repite puesto varias ocasiones (cuatro entre la edad comprendida entre los 32 hasta los 37) en los 20 primeros puestos de dicho Ranking es Karl Malone, lo que da el valor de lo que pretende LeBron James que es demostrar que la edad no es un obstáculo para seguir dominando en la liga recordando a Karl Malone, Jordan, Abdul-Jabbar. Lo tendrá complicado pero no dudo de su capacidad para poder estar hasta los 37-38 años dominando como hicieron otros, la duda viene de si podrá ganar de nuevo un anillo ya que eso ya no depende tan solo de él. Y el ejemplo de nuevo es Karl Malone, que se encontró en siempre con rivales de mucha enjundia en dicha época.

No espero que cambie su perspectiva de cómo hacer ganar a los Lakers, seguirá mandando en cancha vestuario y lo que se tercie. Veremos con gran interés la primera temporada en la época Laker de LeBron James y si termina jugando de cinco la mayoría del tiempo, cosa que no termino ver, sí que me parece normal la opción de jugar más al poste teniendo varios jugadores que pueden crear en ataque pero en los momentos importantes será él y solo él. Cierto es que aquí la cara y quien decide es Magic Johnson y más carisma que Magic no hay nadie (ni Kobe) y no lo digo por decir, ya que en los Lakers siempre han tenido problemas con sus estrellas en algún momento y con LeBron no será menos y tener a Magic es un contrapeso que veremos si resulta bien en esos momentos. Y es que LeBron llega como el “Más grande” pero debe demostrarlo, no lo tiene todo a su favor ya que la comunidad Laker que primero estaban ilusionados con su fichaje por su equipo convierten esa ilusión en exigencia y recordarle con diversos modos que tiene que ganarse el derecho de estar al nivel de otras estrellas como Kobe, Shaq, Magic o Jabbar en la cancha, ganando no solo jugando. Es un gran desafío que empieza esta temporada.


JUGADOR CLAVE: Kyle Kuzma. 

Este jugador va a ser muy importante en el equipo con LeBron James en cancha, debería ser el que siempre le acompañe en la cancha ya que con su estilo de juego es prácticamente el que mejor se puede aprovechar de las cualidades de LeBron. Su temporada rookie ha sido magnífica sorprendiendo a gran parte no solo de la liga sino incluso en la comunidad Laker, que ya lo admira.

Sus promedios de 16 puntos, 6 rebotes y casi 2 asistencias con unos porcentajes de tiro de 3 importantes (36.6) para el volumen que ha practicado (5.6 intentos por encuentro) son muy buenos, pero sobre todo ha destacado porque con su energía, carisma y liderazgo en ciertos momentos ha ido ganándose un puesto más que importante en el equipo desde el inicio (31.2 minutos por encuentro) con la confianza de Luke Walton claro está. Recuerdo que este jugador en la universidad su promedio en el tiro de tres no supera el 32% en una distancia mucho más corta al aro que la NBA, lo que significa que ha trabajado y mejorado. Pero su tiro no es su única virtud sino que es capaz de correr la cancha tras rebote o en contraataque

Pinta a que estamos delante de un robo del Draft y que esta temporada tendrá ante sí la reafirmación a lo que apunta y que con LeBron James no solo debe ejecutar sino ir mejorando aspectos para crear sus propios tiros. La faceta defensiva es otra característica a mejorar ya que si pone energía pero de momento no se le ven manos ágiles para el robo ni timing para la intimidación.

Veremos qué rol tiene en el equipo pero le veo como titular al lado de LeBron por su gran capacidad de producir sin balón y veremos si su trabajo este verano intentando añadir movimientos al poste no le hace ser ese cinco abierto copiando al de Kevin Love de la última temporada y parte de la época en Cleveland o como Bosh en los Heat. Debería añadir unos kilos y mejorar en el rebote, pero ese papel le viene ni que pintado.



PREVISIÓN: Segundos en la Pacific Division / Cuartos en el Oeste.

Con dudas en el quinteto titular, veremos si Ingram entra por alguien o juega gran parte de sus minutos en cancha como generador principal en la segunda unidad aunque comparta minutos con LeBron, ya que la lesión de Lonzo hace que no haya otro con esa capacidad aparte de Lance en su carrera, aunque sinceramente es otro tipo de generador de juego.

Se ha conseguido reunir jugadores con gran capacidad para defender como son Rondo, Caldwell-Pope, McGee, Lonzo y Hart. Tienen generadores de juego como Rondo, Lonzo, Ingram y como no LeBron, pudiendo añadir a Stephenson. Todos son jugadores con capacidades atléticas para poder correr la cancha, pero si algo falta en la plantilla son tiradores, ya que tienen jugadores con buenos porcentajes pero que no podemos llamar tiradores. Kentavious, Ingram, Kuzma o Hart no los llamaría tiradores pero sí con una gran capacidad en el tiro exterior en ciertas circunstancias favorables que podrán reproducirse jugando con LeBron. Ojo a Hart, el escolta es otro jugador al que hay que observar por su demostración la pasada temporada de capacidad física, defensiva y de tiro. También faltaría algún jugador capaz de suplir la capacidad anotadora en algunos momentos, ya que Beasley la tiene y lo ha demostrado sobradas ocasiones pero no termina de ser todo lo consistente y eficaz, veremos si alguno de los jóvenes toma ese papel para apoyar a LeBron James.
Quedan los rookies, todos europeos. Empezamos por un jugador que estaba llamado a triunfar en el baloncesto europeo con interés de grandes equipos en él y se fue a la NCAA (Kansas) terminando su ciclo universitario y escogido en el puesto 47, el ucraniano Svi Mykhailiuk. Un alero con capacidad anotadora no solo de lejos sino también atacando el aro aprovechándose de su físico y de su no mal manejo de balón, puede ser ese especialista tirador que comentamos. Vamos con el alemán Isaac Bonga, jugador seleccionado en el número 39 siendo alero su puesto de inicio pero su versatilidad le permite jugar en varias posiciones. Destaca por su envergadura (215 cm), su manejo de balón y visión de juego en ataque pero también hay que destacar su intimidación en defensa. El que queda es el otro alemán Moritz Wagner seleccionado en el número 25, un jugador interior con capacidad de amenazar desde fuera sin perder un ápice de lo bueno de un jugador interior cerca del aro. Recuerdo que es primer europeo que hace una Final Four de la NCAA un partido de al menos 20 puntos y 15 rebotes e históricamente iguala a Olajuwon y Larry Bird. A poco que demuestre sus habilidades puede que adelante al otro europeo de la plantilla que le disputa el puesto de cinco en la segunda unidad, Zubac.

Así que después de repasar la plantilla y que confío en Luke Walton que ha conseguido hacer progresar a los jugadores jóvenes estas dos temporadas en los Lakers, podrá realizar una rotación acorde a tener a LeBron en el equipo y mantener lo bueno que se vio la temporada pasada. Defensa y transiciones rápidas que hicieron las delicias del público en los partidos disputados en el Staples y ahora lo será más con LeBron como pilar del juego, ya que la base se fundamenta en lo que siempre ha sido el juego preferido de LeBron. Por muchos cambios que haya habido en la plantilla no dudo de que la capacidad de tener a LeBron y una buena mezcla de jugadores jóvenes con talento y jugadores expertos que saben a lo que viene hará que los Lakers vuelven a los Playoff y a mi parecer conseguirán esa última plaza que da ventaja de campo en la primera serie eliminatoria. La lucharan con equipos como Jazz o Denver. Y ya en los PlayOff LeBron manda, dirige y gana.

Como apunte final destacar la rescisión de Luol Deng, que reparten en cuatro años a razón de 14 millones este año y de 5 millones cada ejercicio restante que les permite la jugada de tener la posibilidad de adquirir a otro gran agente libre (u otros) en 2019 ya que el espacio salarial será de más de 35 millones. Jugadores como Bledsoe, Butler, Kawhi o Mac (estos tres últimos si se salen de su opción de jugador) estarán disponibles como Klay Thompson, Kevin Durant o Kyrie Irving (estos dos últimos pueden salirse de su contrato) pero a estos tres jugadores les veo mucho más complicado que juegue al lado de LeBron, pero todo es posible. Quién sabe si no podremos ver a Kevin Durant al lado de LeBron James, ya este verano han entrenado juntos (no es el primer verano que lo hacen) más Kawhi y Cedi Osman.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

D.J. Augustin

Jerian Grant

Isaiah Briscoe (R)

Escolta

Terrence Ross

Jonathon Simmons

Melvin Frazier (R)

Alero

Evan Fournier

Wesley Iwundu

Jonathan Isaac

Ala-pívot

Aaron Gordon

Jarrell Martin

Khem Birch

Pívot

Nikola Vucevic

Mohamed Bamba (R)

Timofey Mozgov



Temporada lamentable. Arrancaron bien llegando a ponerse 8-4 de inicio pero resultó un espejismo, el resto del año 2017 acumularon no solo ya derrota tras derrota sino paliza tras paliza para empezar el 2018 con un récord de 12-25 (parcial desastroso de 4-21). Frank Vogel empeoro si cabe más la posibilidad la temporada anterior, y eso que tenía a su disposición una plantilla más equilibrada si tanto jugador interior o “grande”, no consiguió unos sistemas adecuados en el ataque y en defensa no termino de conseguir lo que se esperaba de él cuando llegó de los Indiana Pacers, siendo de los mejores equipos de la competición en dicho apartado. Tampoco se vio grandes progresos en jugadores novatos o como Aaron Gordon del que esperaba fuese el auténtico líder del equipo y por momentos se le vio como relegado tras jugadores como Evan Fournier, el ala-pívot mejoró ostensiblemente sus números pero como digo la percepción de que no lideraba al equipo en la cancha me chirría bastante y no sé decir si es por propio defecto del jugador o era por Frank Vogel. El colmo del despropósito, llegó desde la dirección al traspasar a Elfrid Payton, un jugador seleccionado como número 10 en 2014 por una segunda ronda. Demostrando así su total desconfianza en el que debía ser su base titular y ya la total liquidación en un proyecto de reconstrucción iniciado con la marcha de Howard. Entiendo que si ya no cuentas con él por los motivos que sean y ser de los bases titulares de la liga de los peores y lo traspases, pero reducir su valor hasta prácticamente regalarlo es exagerado.

También decir que sufrieron lesiones en sus mejores jugadores también es cierto, los Gordon, Fournier, Ross o Simmons debían ser un núcleo fuerte en la rotación y se iban cayendo por los constantes problemas físicos. Otros como Afflalo prácticamente se borraron de la disciplina de los de Orlando. Pero no debe servir de excusa a una temporada lamentable, sobre todo fuera de casa (8-33) y que se esperaba cierta pelea por entrar en Playoff hasta las últimas semanas y así conseguir más victorias pero sobre todo una dejadez y la sensación de borrarse en muchos partidos de algunos jugadores dio como resultado final lo que hemos visto y el cambio de entrenador para la próxima temporada.



JUGADOR FRANQUICIA: Aaron Gordon.

La pasada temporada sufrió algún que otro problema físico que le hizo perderse más de una veintena de partidos, pero la verdad es que no fue el mejor jugador de su equipo teniendo las condiciones que tiene y el contrato que firmó de 80 millones por 4 años, ni sus propias expectativas donde quiera llegar a ser el mejor de la NBA.

Jugador con un físico portentoso, capaz de firmar jugadas espectaculares que ha mejorado en su juego en muchos aspectos y que si miramos solamente sus números claramente debíamos decir que ha progresado adecuadamente (17.6 puntos, 8 rebotes) pero personalmente debo de pedir más a este jugador ya que ha dejado claro que no es solo un jugador de “Highlights” y que debe ser el líder de esta franquicia, cosa que no me ha demostrado de momento. Jugadores como Fournier o Vucevic han tenido que tirar del carro en ciertos momentos cuando se esperaba que fuera el número cuatro del Draft de 2014. Jugando esta temporada de cuatro debía ser cuando explotaría todas sus aptitudes y facultades, pero no se si debido a la situación del equipo u órdenes del cuerpo técnico, pero se ha dedicado a realizar unos intentos a canasta con los que no ha estado nada acertado, y esos son los tiros a media distancia, cuando en la zona restringida ha mantenido su nivel estratosférico y desde más allá de los 7,25 metros no ha sido bueno pero si que ha crecido dichos tiros que cada vez vemos menos en esta era él ha realizado más que nunca.

Veremos en esta temporada si con Steve Clifford esa tendencia cambia y aprovechan todo su potencial ayudando al jugador a tomar mejores decisiones en ataque y no solo en el apartado ofensivo, sino además en el defensivo donde no termina de verse todas sus cualidades que se preveían en él. Seguramente con el rookie Mohamed Mamba formará el juego interior en poco tiempo y es más equilibrada dicha pareja que con Vucevic


JUGADOR CLAVE: Mohamed Mamba.

El pívot venido de la Universidad de Texas ha roto moldes en el “Draft combine” antes del Draft con sus cualidades físicas, rompiendo marcas de envergadura (239 cm). Capaz de rebotear igual de bien en ataque que en defensa gracias no solo a esa envergadura sino a su agilidad, velocidad y coordinación para su estatura. Se le compara con Rudy Gobert por el físico y movimientos en pista más lo que se puede prever de él con su progresión en la NBA, pero algunos analistas lo ven más allá de un magnífico jugador protector del aro, intimidador, reboteador y finalizador ya que está intentando añadir repertorio a su ataque tras ser seleccionado en el Draft con tiros en suspensión y movimientos básicos al poste con cierto éxito que habrá que esperar a la competición para ver su eficacia.

Gran expectación por ver a este jugador al lado de Aaron Gordon ya que ambos deben ser el futuro de esta franquicia, combinando ambos para liderar con sus diferentes cualidades deben poder hacer que los Orlando Magic vuelvan a los Playoff en el medio plazo.
Espero que Mamba tenga al principio minutos entrando desde la segunda unidad para poder ir ganando terreno en la presencia en cancha y su rol en la rotación.



PREVISIÓN: Cuartos en la SouthEast Division / Decimocuartos del Este.

Me gusta el entrenador Steve Clifford para un nuevo proyecto aunque venga de una época que se vio agotada en Charlotte, pero seguro que este nuevo proyecto consigue revitalizar a todos. Lo tendrán que hacer tras la muerte del dueño de la franquicia a sus 92 años Rich DeVos que consiguió bajo su pertenencia llegar en diferentes épocas a las finales de la NBA y tras la pérdida de Dwight Howard buscaba volver a tener la ilusión de poder llegar de nuevo, pero nada más lejos de la realidad tras varios proyectos tirados a la basura.

Siendo sincero no espero mucho de este equipo sino realizar más movimientos para liberar espacio y atraer más rondas del Draft para rodear de a sus jóvenes estrellas de un núcleo joven que conforme la rotación. Si observamos la plantilla siguen teniendo sobrecarga en los jugadores interiores y de jugadores capaces de jugar incluso de 4 abierto por sus cualidades físicas. El puesto de base es donde tienen un serio problema ya que no tienen nadie de cierto nivel que garantice constancia en ambos lados de la cancha ni en la dirección de juego a no ser que el rookie Briscoe nos sorprenda a todos. Los puestos de alero y escolta tras la pérdida de Mario Hezonja no tienen capacidad de amenazar desde el exterior aparte del francés Fournier, aunque esto es una parte endémica de la plantilla. El rookie Frazier que puede jugar en dichos puestos es otro que en el “Draft combine” llamó mucho la atención por sus cualidades físicas que le pueden hacer un buen proyecto como defensor y con cierta amenaza desde el triple en los “catch & shoots”.

Lo mejor de esta plantilla son los jóvenes ya nombrados más la progresión de Iwundu e Isaac que siguen tapados en la rotación por jugadores que incluso han incorporado en traspaso como Jarrell Martin. Poca confianza en que Fournier sea un líder cuando en otros equipos sería un jugador secundario al igual poca confianza en Vucevic al que no veo acabando la temporada con su última temporada de contrato, y que Ross que está en la misma situación.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Dennis Smith Jr.

José Juan Barea

Jalen Brunson (R)

Escolta

Wesley Matthews

Devin Harris

Ryan Broekhoff (R)

Alero

Luka Doncic (R)

Dorian Finney-Smith

Maxi Kleber

Ala-pívot

Harrison Barnes

Dirk Nowitzki

Ray Spalding (R)

Pívot

DeAndre Jordan

Dwight Powell

Salah Mejri



La temporada 2017-18 se sabía que sería difícil y complicada para la afición el poder ver a un equipo competitivo ya que sus jugadores más importantes de rotación se están haciendo mayores y los jugadores jóvenes no han terminado de progresar de la manera deseada.

Rick Carlisle que es uno de los mejores entrenadores de la NBA tenía una difícil papeleta que era mantener un cierto nivel competitivo e intentar hacer que los Barnes, Ferrell o Powell dieran dos pasos más en su progresión a la vez que uno de los máximos aspirantes a Rookie del Año Dennis Smith Jr. debía de consolidarse en la liga demostrando el porqué de ese cartel.
Debido a la confección de la plantilla debía jugar a un ritmo más lento de lo habitual en la liga para favorecer que sus jugadores más veteranos aguanten el fuelle, perder los menos balones posibles (fueron el equipo que menos balones pierde de media con 12.3) y pudiesen defender a media cancha, así poder llegar a los minutos finales cerca en el marcador para poder tener opciones de ganar. Como demuestra el acabar el 26º en ritmo (95.6) y un con un Rating Defensivo de media tabla (17º con 109.5). Su gran lastre fue el ataque donde no conseguían ser eficaces de ninguna de las maneras a pesar de que eran el 4º equipo que más triples intentaron en la temporada pero su acierto podía ser mejorable (17º) pero donde tenían el gran problema es en la finalización a canasta, ya que la jugar tan lento permitía a las defensas rivales hacer la transición y cerrar los espacios hacia el aro. Y ahí la falta de calidad en la plantilla se mostró claramente, ya que los dos máximos anotadores del equipo fueron Harrison Barnes con 19 puntos de promedio con un tiro efectivo del 49% y el rookie Dennis Smith Jr. con 15 puntos de promedio con un 44% en la misma estadística. Y es que el único de los jugadores que con un cierto volumen de tiro importante (de las 5 primeras opciones de tiro) supera el 50% en dicha estadística fue Dirk Nowitzki con un 54.7% con 10 tiros por partido, toda una muestra del nivel ofensivo de los Dallas Mavericks. Si observamos el Rating Ofensivo de manera individual Dennis Smith acabó con 93 y Harrison Barnes 105 cuando el eterno alemán terminó la temporada con 112 en dicho ranking.

El dueño de la franquicia MarK Cuban fue sancionado con 600.000$ por declarar abiertamente que el tanking era su mejor opción, y así parece que fue en el año 2018 con tan solo 11 victorias sumadas a su récord siendo de 11-33 en dichos meses del año. Ocho jugadores debutaron en la NBA jugando con ellos en diversas pruebas para encontrar jugadores válidos para su rotación, lo que demuestra que cierto o no el tanking realizado por los Mavs algo parecido había.

Temporada de transición pero que calificaría de decepcionante ya que personalmente esperaba actuaciones individuales mejores por parte de algunos jugadores y que empezaran una transición a la nueva era, al tipo de juego que está demostrando que lleva a conseguir victorias a la gran totalidad de equipos.



JUGADOR FRANQUICIA: Luka Doncic.

Apuesta de los Mavs por el jugador esloveno como se ha visto con el traspaso de selecciones con Hawks, es un jugador capaz de hacer daño al rival de cualquier manera que se le ocurra, mediante visión de juego, liderazgo, manejo de balón, dribbling y con numerosas capacidades vistas de tiro tras bote, nada más recibir y con un rango que le hace más que preparado para la distancia NBA, no olvidemos que los jugadores universitarios tiene su línea de tres medio metro más cerca del aro que en baloncesto FIBA. Su versatilidad y todas estas capacidades le hace ser un base o un complemento a el desde el puesto que decidan ponerle ya que con su altura y peso podría jugar en cualquier puesto exterior. La verdad que todo lo bueno que se ha podido ver de un año para acá deja bien claro que está más que preparado para dar el salto y que con algo de adaptación y que consiga ganarse el respeto llegará a ser un líder en la cancha como lo fue en Europa por su carisma, descaro, confianza y liderazgo. En defensa es capaz de saber leer la jugada rival como la suya propia lo que le permite ser un sólido defensor en dichas acciones y su cuerpo le permite ser un bloque en los choques que buscan desplazar al esloveno. Se habla de que puede jugar de cuatro, pero es más en el sistema defensivo donde se encargaría de defender normalmente al alero o ala-pívot rival más pesado y lento, mientras Barnes y Matthews se encargan de los mejores jugadores rivales. En ataque puede jugar en cualquier posición exterior.

Que debe mejorar es obvio, sobre todo porque llega a la competición más fuerte del mundo que mezcla físico y calidad con las capacidades tácticas. Se encontrará con jugadores más atléticos que él y más rápidos, eso es seguro pero es inteligente y muy capaz de superar dichas dificultades en pista con lo que podrán enseñarle en Dallas Rick Carlisle y un Dirk Nowitzki con su experiencia. Tengamos claro una cosa, viene de ganar prácticamente todo con su club y selección en el Baloncesto FIBA y ese carácter ganador, capacidad de crecimiento y competitividad no se enseña, se tiene.


JUGADOR CLAVE: Dennis Smith Jr.

Su temporada pasada me ha decepcionado ya que esperaba mucho más de él y fue sobrepasado por las expectativas y el ser un chico “protegido” por LeBron James tampoco creo que le ayudará.

Es un jugador con unas cualidades físicas impresionantes y con un carácter que hacían prever que estaba ya preparado para rendir en la NBA, pero no fue así. Pésimos porcentajes en el tiro (39.5% en tiros de campo con un 31.3% en triples) confundiendo tomar responsabilidades en ciertas ocasiones con malas selecciones de tiro le han perjudicado. Añado que sus tiros libres han sido un desastre para un jugador que en su puesto debe ser más efectivo (69.4% en tiros libres). Cierto es que en cuanto a distribución no ha sido mala temporada (5.2 asistencias de media) pero lo tira todo al traste con sus pérdidas de balón que han sido a veces desesperante (2.8 pérdidas de promedio), bajando su ratio de balón perdido/asistencias por los suelos por como digo esas horrendas selecciones que cometía no solo a la hora de finalizar. Ha tenido toda la confianza de Carlisle para ello todo hay que decirlo.

Llega un jugador que tendrá mucho balón en sus manos como es Luka Doncic y Dennis Smith deberá acoplarse a jugar sin balón y ser más finalizador, veremos cómo le sienta al jugador pero debe mejorar su eficacia con el tiro exterior porque si no la capacidad que esperan de crear más espacios con Luka y Dennis se puede ir al traste.
Ambos en transición pueden ser imparables pero en estático deben complementarse y ahí la química que consiga Carlisle es clave.



PREVISIÓN: Quintos en la SouthWest Division / Decimoterceros del Oeste.


Observando su quinteto vemos capacidades más que interesantes en el aspecto ofensivo con capacidad de hacer daño de diversa maneras, pero mis dudas van hacia la segunda unidad donde a excepción de los grandes veteranos no se observa nadie capaz de mantener el nivel del quinteto inicial.

Hay que esperar qué tipo de química se observa entre Dennis Smith y Luka Doncic. Si Matthews vuelve a parecerse a ese jugador de nivel en defensa y tiro de tres que vimos en Portland a pesar de sus problemas físicos. Respecto a Harrison Barnes y DeAndre Jordan no hay dudas sobre ellos, ya que en lo suyo van a cumplir sin aspavientos, con sobriedad. Pero Barea y Harris llevan años siendo el backcourt de los Mavs y es bueno que añadan su experiencia pero con Dirk no están para demasiadas florituras con su físico y deben ser administrados adecuadamente. Del resto su papel es complementario y veremos si el resto de novatos pueden añadir minutos sin esperar problema físicos de los jugadores que están por delante en la rotación.

No espero una temporada de tan bajos resultados como la anterior, espero más victorias pero el nivel del Oeste ha crecido sobre el papel y los puestos dependen muy mucho del estado físico de las plantillas, ya que está todo muy igualado. Y el historial de problemas físicos de algunos jugadores de los Mavs no me hace esperar nada halagüeño, pero si consiguen salud y con Carlisle pueden llegar a ser un hueso muy duro de roer.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

D'Angelo Russell

Spencer Dinwiddie

Shabazz Napier

Escolta

Allen Crabbe

Joe Harris

Treveon Graham

Alero

DeMarre Carroll

Caris LeVert

Rodions Kurucs (R)

Ala-pivot

Hollis-Jefferson

Jared Dudley

Dzanan Musa (R)

Pivot

Jarrett Allen

Ed Davis

Kenneth Faried

 

He de reconocer que tengo una cierta predilección por el trabajo que están realizando desde Brooklyn intentando no reconstruir sino de generar algo desde la absoluta nada para poder reconstruir. Este trabajo comandado por Sean Marks desde los despachos y Kenny Atkinson desde el banquillo ha dado frutos más que suficientes para poder ir adquiriendo una estructura y esquemas sobre las que crecer. Y eso es un trabajo de sobresaliente sabiendo que no tenían ni rondas ni capacidad de atraer agentes libres, pero adquiriendo contratos tóxicos a cambio de alguna primera ronda o segundas han conseguido llegar por fin hasta tener la posibilidad en 2019 de que sus rondas sean suyas. Y en dicho Draft tendrán dos primeras, una suya y otra de Denver protegida desde el puesto 1 hasta el puestos 12 que se añadirán a los demás jóvenes D’Angelo Russell, Caris Levert, Hollis-Jefferson y Jarrett Allen.

Basados en las últimas temporadas en crecer sobre todo a base del ataque, con ritmo alto mayormente en transición e intentar compartir y mover el balón como demuestra el ser el 9º equipo de la liga en promedio de asistencias (23.7) y 6º en ritmo (98.9). La falta de calidad en la rotación corta de efectivos de nivel para la liga no termino de aprovecharse de esas circunstancias, ya que siendo el 2º equipo de la liga que más triples intenta (35.7 por encuentro) solo conseguían un 35% de acierto (20º de la liga). Lastraron la baja de Lin por lesión en el primer encuentro de la temporada y de D’Angelo Russell que iban a ser sus líderes en la cancha. Apareció un Spencer Dinwiddie a un buen nivel en algunos encuentros aunque inconsistente en su rendimiento.

Buen equipo al rebote pero nulo en muchas ocasiones en defensa a pesar de contar con jugadores que tienen capacidades para ello como LeVert, Hollis-Jefferson, Demarre Carroll o Acy. Puede que sea la única problemática de Kenny Atkinson, que no consigue imponer una constancia en el nivel defensivo del equipo ya que si observamos algunos partidos de la temporada mientras hay algunos con cierta dejadez, en casa hay partidos con remontadas a base de defensa que a pesar de terminar finalmente en derrota conseguían meter al equipo en la lucha.

Una temporada buena viendo la problemática de los problemas físicos de sus dos mejores jugadores, el ritmo como base en los esquemas ofensivos con jugadores jóvenes que encajan en el a destacar sobre todo Jarrett Allen que va a dar que hablar en los próximos años. Siguiendo el plan trazado a medio plazo para poder ser un equipo aspirante a entrar en los PlayOff adquiriendo jugadores jóvenes para su rotación hasta que llegue el momento de poder atraer a jugadores en la agencia libre que o bien encabecen dicho proyecto.



JUGADOR FRANQUICIA: D’Angelo Russell.

 

Jugador que llega a Brooklyn en el traspaso conjuntamente con Mozgov a cambio de Brook López y el pick 27 del Draft’17 (Kyle Kuzma fue finalmente el escogido).


Llegó para ser el jugador franquicia, en el que reconstruir a medio y largo plazo el futuro de los Nets y la temporada pasada tuvo mala suerte por las lesiones a pesar de que si observamos sus estadísticas son malas en eficacia (41.4% en tiros de campo y un 32.4% en tiros de tres) pero observando sus partidos llegando a salir desde el banquillo y donde los minutos eran muy repartidos tomo muchas responsabilidades y no las rehuyó y jugó de manera más consistente que las temporadas anteriores en Los Ángeles.

En esta temporada debe dar el paso definitivo y le darán completamente las riendas si le respeta el físico, el ritmo y sistemas de Atkinson están hechos a sus cualidades como jugador y debe explotarlas. Veremos jugando al lado de Dinwiddie minutos donde se necesite más potencial ofensivo en ciertas partes del encuentro y donde más se le va a exigir es el apartado defensivo y en la eficacia con su tiro.


JUGADOR CLAVE: Jarrett Allen.

Este jovencísimo jugador de tan solo 20 años llamó muchísimo la atención por su juego atlético en su primera temporada y fue subiendo en la rotación de Atkinson hasta terminar de ser titular.

Capaz de jugar por encima del aro gracias a sus largos brazos y enormes manos, de rebotear igual de bien en ambos lados de la cancha y de intimidar. Llegó a la NBA con limitaciones en el tiro y de juego al poste y aunque le sigue faltando mejorar bastante con los pies cerca del aro lo está supliendo con sus capacidades físicas, pero en cuanto al tiro se atreve a amenazar desde lejos (sobre todo desde las esquinas) y los tiros libres para un jugador que promediaba un 56.% en su temporada en Texas realizar un 77.6% es un grandísimo progreso.

Le queda muchísimo por progresar pero el potencial que tiene para la época en la que para el puesto de pívot se pide más un jugador atlético que grande y para los sistemas que ha implantado Atkinson no creo que haya mejor jugador que él. La pareja con D’Angelo en los Pick & Roll o jugadas de 2vs2 es un peligro difícil de defender si las piezas que les rodean son las adecuadas.



PREVISIÓN: Quintos en la Atlantic Division / Decimoterceros del Este.

Me gusta la manera de jugar del equipo de Kenny Atkinson, me gusta la planificación que han realizado para mejorar varios peldaños la plantilla comparada con la primera temporada que dirigió el entrenador nacido en Huntington. La primera temporada terminaron con 20 victorias y la anterior con 28 el objetivo es superar las 30 victorias de las que les veo capaz ya que por plantel han mejorado la profundidad de la rotación con jugadores como Napier y Ed Davis o incluso Faried que tendrá que ganar minutos a Allen y Davis. Sumando dos jugadores novatos venidos del otro lado del charco como Kurucs y Musa que podrán aportar según vayamos avanzando la temporada.

Dudo de su consistencia en el juego a que todavía les cuesta tener mentalidad ganadora y aunque haya partidos que se dejan el alma en casa deben ganar más encuentros para poder ser fuertes, ya que prácticamente ganan los mismos partidos fuera que en el Barclays. Deben mejorar contra los equipos de su misma división donde tan solo han ganado un partido de los 15 disputados, dando una imagen de equipo débil mentalmente por ser muy jóvenes, con mucha calidad algunos de ellos pero con esas carencias que se observaron de ellos en otros equipos. Veremos si veteranos como Dudley que ser clave en el vestuario y Carroll puede dejar su semilla en la mentalidad y hacerla crecer.
 

El este ha mejorado en general sus plantillas y concretamente los Nets, pero me quedan esas dudas de que no les surjan problemas físicos y de la consistencia de jugadores de calidad como Russell, Crabbe, LeVert o Dinwiddie. El resto de jugadores son un perfil más físico y atlético como Carroll, Hollis-Jefferson o Allen de los que no tengo dudas que aportaran pero lo crucial es que los jugadores de más calidad y que deben tomar la iniciativa en el apartado ofensivo tengan la consistencia y regularidad para subir el equipo a un nivel más alto. Otros jugadores como Harris son el especialista en el tiro exterior con un gran 41.9% en la última temporada, pero es prácticamente el único aunque haya jugadores con buen porcentaje como Crabbe (37.8%) y Carroll (37.1%). Para mí pelearan con los Bulls y Knicks en ese grupo de equipos que por diferentes circunstancias quedarán por detrás de los que lucharán por los playoff hasta el final salvo que consigan dar la gran campanada.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Jamal Murray

Isaiah Thomas

Isaiah Whitehead

Escolta

Gary Harris

Malik Beasley

Monte Morris

Alero

Will Barton

Torrey Craig

Michael Porter Jr. (R)

Ala-pívot

Paul Millsap

Juan Hernangómez

Tyler Lydon

Pívot

Nikola Jokic 

Mason Plumlee

Trey Lyles

 

 

 

 



Otra temporada en la que los de Colorado se quedaron a las puertas de los PlayOff, lucharon hasta los últimos minutos de la prórroga en su partido contra los Wolves por meterse en PlayOff en un duelo fratricida gracias a que venían de una racha de seis victorias seguidas que les daba dicha oportunidad pero no fue posible. No podría calificar la temporada de suspensa ya que sufrieron la lesión de su fichaje estrella Millsap y solo pudieron contar con el 38 encuentros y no a su mejor nivel, cuando venía a ser el complemento perfecto para Jokic.

Mike Malone consiguió que de nuevo su equipo fuese uno de los mejores ataques de la liga en cuanto a puntos anotados por partido (110) y Rating Ofensivo (112.5) pero su nivel defensivo muy bajo durante algunas fases de la temporada sobretodo focalizado cuando debían jugar como visitante les terminó por defenestrar de los Playoff en una Conferencia Oeste muy dura.

Se notaba en Malone respecto a temporadas pasadas que tenía un núcleo de confianza en la rotación (unos 9 jugadores) y que había jugadores que no contaba con ellos para ser importantes en la rotación siendo algunos colocados en la rampa de salida como Muday y otros jóvenes como Juancho tapados por la saturación en su puesto.

 

El rendimiento de jugadores como Jokic, Harris o Murray encabezando el equipo titular acompañados de jugadores como Barton, Lyles y Plumlee desde el banquillo le dio confianza a Malone para apostar por ellos desechando a otros.
Como digo la lacra fue el nivel defensivo que terminó por tener al equipo como el peor de la NBA en el porcentaje permitido en tiros de campo al rival (47.6%) y en tiros de tres (37.8%) lo que les hizo estar el 25º en Rating Defensivo (111).
Jugadores como Jokic o Barton deberían ser uno de los causantes de dicho nivel, pero sorprendentemente los peores niveles defensivos son de jugadores como Jamal Murray, Chandler o Muday (hasta que fue traspasado a Knicks). Cierto es que Jokic y Barton no parecen ser especialistas defensivos al uso, pero Jokic por ejemplo terminó como segundo mejor jugador del equipo respecto al Más-Menos defensivo (2.3 puntos defensivos de diferencia por 100 posesiones) por delante de Millsap (0.7) habiendo únicamente 3 jugadores que aportaron defensivamente al equipo (el otro fue Plumlee con 2.7 puntos). Lo que intento explicar es que el nivel de los considerados especialistas defensivos de la plantilla no fueron tal y sufrían en defender a los jugadores exteriores.

Temporada agridulce por el rendimiento mostrado y los resultados conseguidos al final de la temporada que debe servir para volver este año con más fuerza y determinación.



JUGADOR FRANQUICIA: Nikola Jokic.

 

Menuda irrupción ha tenido el balcánico en la liga. Drafteado en Segunda ronda en el Pick 41 del Draft de 2014 lleva unas temporadas asombrosas y cada vez aumentado su nivel hasta llegar a ser un jugador capaz de hacer cosas increíbles en ataque con una capacidad de imaginación para solventar ciertas situaciones que solamente tienen los tocados por una varita mágica y todo ello en un cuerpo de 208 centímetros de altura y más de 110 kilos de peso.

Temporada a temporada ha mejorado su implicación en el juego y profesionalidad a la hora de cuidarse y eso se está notando para bien suyo, de su equipo y para los fans que disfrutamos de su despliegue en la pista.

Promedios de All Star para un jugador de tercer año de 18.5 puntos, 10.7 rebotes y 6.1 asistencias más una eficacia en tiro de tres que ya quisieran muchos jugadores exteriores con un 39.6%. No esperemos de él unos mates espectaculares porque no es su estilo (solo 8 mates ejecutados en toda la temporada) pero sí que podemos ver repertorio de movimientos al poste, ganchos y un juego tan bueno de espaldas al aro como cara al mismo, más esa visión de juego que le hace peligrosísimo en las ayudas defensivas mal realizadas y en el juego en la cabecera como base o incluso en transición donde es capaz de subir el balón y distribuirlo como tal dando mucha libertad a jugadores tan inteligentes como Murray, Harris o Millsap. El coincidir en pista con Plumlee les hacía muy peligrosos en el juego entre pívots por su capacidad de pasar el balón al compañero a pesar de que ya no se estila el tener dos jugadores grandes en la cancha al mismo tiempo.


Ha firmado casi 150 millones por 5 temporadas a sus 23 años y cuando tenga 28 podrá firmar probablemente otro máximo contrato si sigue con esta progresión, esta temporada debe optar a ir al All Star si sigue con ella. Añado que se ha dicho varias veces que su aspecto defensivo era su mayor debilidad y la pasada temporada ha terminado con el tercer mejor Rating Defensivo del equipo tras Morris (que actuó de manera testimonial) y de Plumlee ¿Más todavía? Pues en el ranking de “Defensive Win Shares” es el primero del equipo a gran distancia del segundo Will Barton (si, el mismo Barton). Así que debemos dejar de decir que es su debilidad cuando estadísticamente es el mejor del equipo en dicha faceta, que no implica deba seguir mejorando en facetas defensivas.


JUGADOR CLAVE: Paul Millsap.

 

Mala temporada la de Millsap en todos los aspectos. Una lesión hizo que se perdiera la mitad de la temporada y no ha rendido de la manera que se esperaba de él, al menos no como personalmente esperaba. Debía ser clave en ambos lados de la cancha y complementarse con Jokic que no resultaría difícil para él al jugar muchas temporadas con Al Horford que salvando las distancias son jugadores con similitudes en el juego ofensivo. Paró su rendimiento para ser el que fue el segundo jugador con más tiempo con el balón en sus manos no se reflejó en la cancha, y aunque a nivel defensivo estuvo aceptablemente en ataque no fue todo lo eficaz que debería y tampoco fue la segunda opción del equipo siéndolo jugadores como Harris y Murray o incluso Barton.

Espero que dejando atrás la problemática de su primera temporada en Denver suba el nivel y sobre todo para poder compensar la anotación del juego exterior del equipo donde con la suma de Thomas va a ser todavía más acentuada dicha diferencia. De él dependerá de si los Nuggets se meterán por fin en los PlayOff



PREVISIÓN: Segundos en la NorthWest Division / Quintos del Oeste.


Mike Malone tiene ante sí la temporada con más opciones de meterse en los PlayOff a poco que consiga mejorar el nivel defensivo del equipo y consiga que fuera de casa se suba el nivel competitivo.

 

Hay un potencial en la rotación de jugadores exteriores que pocos tienen, donde jugadores como Murray, Harris, Thomas y Barton pueden jugar como pequeños y algunos de ellos como aleros, acompañando a Millsap, Jokic y Plumlee. Por detrás de estos jugadores que tendrán la mayor importancia de minutos tenemos a Juancho y Lyles con Beasley que deberán aprovechar los minutos que tengan en cancha. Es una rotación amplia a pesar de haber perdido ha Chandler o Faried, pero donde ya no tenían un papel y relevancia en el equipo para decir que se ha perdido unas grandes piezas.

Deben entrar en los Playoff sin tener que esperar a la última jornada, ya que el resto de competidores que se metieron en las eliminatorias por el título desplazando a los Nuggets para mí han empeorado y apoco que este sano Thomas y Millsap rinda como él sabe ay es una gran ganancia respecto al año pasado.

Apartado especial para una gran apuesta en el Draft como es Michael Porter Jr. que por su lesión de espalda han tenido la oportunidad de apostar por él al no tener ninguna urgencia con los jóvenes y tras volver a operarse de la espalda en verano para terminar de solucionar los problemas que tenía de dolores no creo que le permitan jugar esta temporada, no tienen necesidad y debería fortalecerse y entrenar a un nivel de equipo NBA como los Nuggets no va a ser sencillo tras estar más de un año fuera. Es un jugador que sin la lesión no debía haber bajado del Top3 por sus cualidades técnicas y físicas (2,11 de altura), una buena apuesta sin ningún riesgo y con mucho que ganar si sale bien, ya que puede jugar de tres o de cuatro indistintamente y hoy es donde más debilidad podemos encontrar en la rotación de Mike Malone.

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Darren Collison

Cory Joseph

Aaron Holiday (R)

Escolta

Victor Oladipo

Doug McDermott

 

Alero

Bojan Bogdanovic

Tyreke Evans

Alize Johnson (R)

Ala-pívot

Thaddeus Young

Kyle O'Quinn

T.J. Leaf

Pívot

Myles Turner

Domantas Sabonis

Ike Anigbogu



Temporada de los Pacers sorpresiva para mí, ya que no intuía un nivel tan competitivo en el equipo para terminar 5º en la Conferencia Este con un récord de 48-34 peleando hasta el último partido por tener ventaja de campo. Un equipo sólido, competitivo y que demostró durante todo el año la confianza en lo que se hacía y cómo se plasmaba en la pista.

Nate McMillan encontró un equilibrio importante en la rotación desde el principio a pesar de la baja de Turner que fue magníficamente suplida por Domantas Sabonis con un juego muy inteligente para el equipo, sabiendo que debía hacer y como colocarse en cada momento. Puso en ciertas complicaciones la titularidad de Myles Turner para algunos analistas, pero al volver Myles el jugador de origen lituano partía desde el banquillo pero con gran importancia en el juego. Otro jugador que ha subido el nivel con el del equipo y que no esperaba tal, fue Darren Collison convertido en un consumado defensor y un triplista como nunca antes con un porcentaje de acierto desde más allá de la línea de 7,25 (6,70 en la banda del 46.8%). El resto de jugadores como Bogdanovic y Young apoyaron perfectamente en sus papeles al líder del equipo Victor Oladipo que se ha confirmado como estrella en la liga con su primer All Star y un salto más que cuantitativo en su rendimiento respecto a temporadas pasadas.

El equipo no consiguió unas estadísticas globales magníficas ni en ataque o defensa, ya que terminar 13º en Rating Defensivo (108.1) o 11º en el Ofensivo (109.5) no es algo excelso, pero sin embargo si lo ha sido en su acierto en los tiros de campo siendo 6º (47.2%), en menor número de pérdidas por encuentro acabando 5º (13.3) y sobre todo en robos por encuentro terminando 3º de la NBA (8.8). Una tendencia a ritmo controlado siendo el 23º en dicha estadística (96) basando su juego en complicar la dinámica ofensiva rival y ofensivamente con juego a media cancha con P&R o P&P con jugadores como Turner o Sabonis que son un peligro en ambas situaciones (más Sabonis que sabía que escoger en cada situación dando más soluciones al jugador que ayuda con el bloqueo) y con intención de abrir el balón o sacar hacia afuera a jugadores como Bogdanovic, Oladipo o Collison que han sido un dolor de muelas para los sistemas defensivos de los rivales.

El único pero para mí ha sido la segunda unidad que a excepción de Sabonis y Booker que llegó al final de temporada no ha rendido para nada como se esperaba. Lance Stephenson y Corey Joseph debían ser los complementos perfectos en la rotación y la verdad que ofensivamente no fueron ni regulares ni eficaces, en el apartado defensivo tampoco fueron brillantes aunque sí que fue mejor su aportación.
Tal vez si hubiese rendido el canadiense como otras temporadas hubiésemos visto más arriba a los Pacers, aunque el poner entre las cuerdas a los Campeones de la Conferencia Este en la primera eliminatoria no se puede describir como decepcionante.

Resultado en la eliminatoria ante los Cavaliers fue de 3-4, con una eficiencia ofensiva de los Pacers durante gran parte de la eliminatoria abrumadora (54.2%). Dejando a los compañeros de LeBron James sin aparecer en gran parte de los encuentros y tenía que ser el propio LeBron quien tomara la iniciativa durante gran parte de los encuentros. Ahí se notaba que los Pacers no tenían un defensor capaz de ponerle en serios problemas y McMillan lo intentó al menos para provocar un desgaste e intentar que solamente anotara desde la línea de personal, cosa que no paso. El rebote defensivo de los Pacers no fue del todo contundente que debiera ser ante jugadores como Love o Tristan Thompson al que se sumaba Larry Nance que permitía segundas oportunidades en ciertos momentos que daban oxígeno a los Cavs. El último encuentro fue el reflejo de lo que comento anteriormente en diversos apartados, el banquillo estuvo realmente mal y los jugadores que partían como pívots (Turner y Sabonis) acabando expulsados por faltas personales, permitiendo que los Cavs ganaran la batalla del rebote y llevando demasiadas veces a los Cavs a la línea de personal (31 de 40 en tiros libres). El juego ofensivo se colapsó y cada vez era más de aclarados para Oladipo o bloqueo para dicho jugador con lo que el cierto movimiento de balón que les permitió estar 3-3 no aparecía. Pagaron la inexperiencia de algunos jugadores y la falta de rendimiento e inteligencia en otros.

Muy buena temporada de los Pacers que sirve para apuntalar el proyecto que parecía de reconstrucción a medio plazo basados en la juventud como base de Oladipo, Sabonis y Turner encontrándose con un rendimiento espléndido y que añadiendo unas piezas adecuadas a la segunda unidad puede seguir creciendo en el Este.



JUGADOR FRANQUICIA: Victor Oladipo.

 

Jugador llegado tras el traspaso de Paul George y en posesión del contrato más alto del equipo con 4 años de duración y 21 millones al año. En su primer año con los Indiana Pacers ha ganado el premio al Jugador Más Mejorado de la temporada, ha sido el jugador con mejor promedio en robos de balón (2,4 por encuentro) entrando en el Mejor Quinteto Defensivo de la Temporada. Sumando todo para entrar en el All Star por primera vez en su carrera y estar en el Tercer All-NBA Team del año.

Una gran sorpresa por el nivel mostrado cuando la mayoría no esperábamos que fuese capaz de dar tal salto de calidad que se preveía en un número dos del Draft y así ha sido, siendo el jugador que ha llevado de nuevo a los Playoff a los Pacers y dando un buen susto a los Cavs de LeBron James en primera ronda.

No se me ocurre algún motivo para reprocharle, ha estado sobresaliente en ambos lados de la cancha y a partir de esta temporada lo que le queda es poder mantener al menos dicho nivel personal. Lo único puede ser que siendo el jugador referencial, con muchísimo balón en sus manos sea capaz de implicar más a sus compañeros. Espero otra temporada grandiosa del jugador nacido en Maryland.



JUGADOR CLAVE: Corey Joseph.


Podía escoger otro jugador en este apartado como Turner o Evans que serán muy importantes en la rotación pero el que debe mejorar su rendimiento tras una temporada muy decepcionante para mí es el jugador canadiense.

Un jugador que llegaba con cartel de ser un jugador muy importante saliendo del banquillo dando minutos de descanso de mucha calidad a Oladipo y Collison, ya que sus características hace que pueda mezclar adecuadamente con ambos y con sus cualidades defensivas poder cubrir a los jugadores más pequeños del rival. Pero si en ataque fue decepcionante en defensa fue peor. Debe mejorar su rendimiento ya que el equipo ha subido el nivel en la rotación para esta temporada y aunque detrás de momento tiene al rookie Aaron Holiday con el que parte con ventaja para tener importantes minutos no debe depositarse para nada, ya que el tercero de los Holiday es un buen defensor y sus porcentajes en el tiro exterior le hacen ser una amenaza a tener en cuenta.



PREVISIÓN: Segundos en Central Division / Quintos del Este.


Sin duda la llegada de Evans más las de McDermott y O’Quinn mejoran la segunda unidad que mantiene a Joseph y Sabonis, sumado al quinteto titular unos diez jugadores de nivel más que fiable en sus roles.

McMillan tiene mejor plantilla este año y debe mantener a los Pacers en la lucha por la División Central con los Bucks y dicha tarea será difícil pero hay jugadores de los Pacers que deben dar el paso adelante para ser el escudero de Oladipo. Y apunto sobretodo a Turner, que aunque Sabonis le robe minutos importantes tiene que ser más eficaz en su juego.

Con dos bases como Collison y Joseph que estando cualquiera de los dos en cancha son de garantías sobre todo a nivel defensivo, más jugadores como Bogdanovic y McDermott que dan garantías en el tiro exterior o los Thaddeus Young y Kyle O’Quinn que dan el equilibrio defensivo en el juego interior se suman a los Turner y Sabonis como pívots de un equipo manejado por Oladipo y Evans cuando esté en cancha. Mucho equilibrio que debe permitir mantener la competitividad sea quien fuere quien esté en pista.

Van a ser un equipo duro de roer, porque aunque dependen mucho de Oladipo hay jugadores capaces de ser una amenaza y en defensa a poco que mejoren el nivel entrarán en los PlayOff.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Elfrid Payton

Ian Clark

Frank Jackson (R)

Escolta

Jrue Holiday

E'Twaun Moore

DeAndre Liggins

Alero

Solomon Hill

Darius Miller

Troy Williams

Ala-pívot

Nikola Mirotic

Julius Randle

Alexis Ajinça

Pívot

Anthony Davis

Jahlil Okafor

Cheick Diallo



Veintitrés jugadores vistieron la camiseta de los Pelicans en la cancha, algunos pocos minutos pero de renombre como Josh Smith o Jordan Crawford. Las lesiones y los movimientos para intentar cubrirlas fueron bastantes e importantes como la incorporación de un veterano como Emeka Okafor que se ganó el puesto o el traspaso de Mirotic que vino a cubrir el espacio dejado por la tremenda lesión de DeMarcus Cousins. Por el medio jugadores como Tony Allen, Jameer Nelson o Dante Cunningham pasaron por el vestuario que se describió por varios jugadores de muy bueno en cuanto a compañerismo y relación entre ellos. Y quién lo iba a decir con algunos jugadores que tienen problemas marcados a rojo en su historial como Cousins, Rondo o el propio Mirotic.

Temporada muy buena de los de Alvin Gentry, personalmente no les daba muchas opciones de entrar en PlayOff por considerar el jugar con dos pívots de tal calibre como Anthony Davis y DeMarcus Cousins tanto tiempo en cancha más un Rajon Rondo que precisamente amenazar desde fuera no es su especialidad, podría acarrear problemas de espacio en la cancha, pero nada más lejos de la realidad. En vez de mantener un ritmo pausado para jugar a media cancha lo que hicieron fue subir el ritmo de una manera tan brutal que fueron el primer equipo en dicho ranking (100.5) para conseguir ser el 3º en puntos anotados (111.7). Más ritmo al mando de Rajon Rondo que desplazó a Jrue Holiday a un rol de ser más finalizador, con un Anthony Davis que jugaba más cerca del aro y DeMarcus era el que jugaba fuera de la zona amenazando con su visión de juego y mano desde el triple. Desde el banquillo aportando un Moore que aportaba defensa y tiro exterior llegando incluso a ser el tercer pequeño al lado de las dos torres de New Orleans. El segundo equipo de la liga que más tiros de campo anotó de media (42.7) y también segundo en el porcentaje de acierto (48.3%) gracias a su grandísimo acierto cerca del aro lo que les permitió ser terceros en promedio de asistencias (26.8). El único pero fue que provocaron pocas faltas que hiciesen ir a sus jugadores a la línea de personal, el rebote ofensivo y la defensa permitiendo 110.4 puntos por encuentros para ser la segunda peor defensa en puntos encajados.
La lesión de DeMarcus obligó a realizar un movimiento importante para poder seguir estando en la terna por los PlayOff, y ese fue el de Mirotic. Llegando después de una oferta de extensión de contrato a DeMarcus que fue rechazada queriendo el jugador ir a la agencia libre en verano a pesar de su rotura del tendón de aquiles, que para un jugador de su tamaño es casi definitiva para poder volver a verle al mismo nivel.
Llegó el Montenegrino para jugar al lado de Davis y se integró muy rápidamente gracias a su ex compañeros en Chicago, Rajon Rondo y E’Twaun Moore. Siguió mostrando su rendimiento visto con los Bulls aportando en anotación no solo vía tiro exterior sino en segundas oportunidades y corte a canasta, reboteando en defensa y aportando su granito de arena en defensa.

Llegaron a los PlayOff siendo 6º en una Conferencia Oeste de un nivel espectacular, con 48-34 de récord y debiendo enfrentarse a los Portland Trail Blazers en la primera eliminatoria que debía ser igualada y no fue para nada así, con un 0-4 para los de Alvin Gentry. La propuesta de un ritmo alto de partido comandados por Rajon Rondo con un promedio 13.3 asistencias por encuentro y un nivel defensivo sobretodo al líder del dúo de pequeños de los Blazers Damian Lillard hicieron que los de Terry Stotts colapsaran mentalmente. Anthony Davis (33 puntos, 12 rebotes, 1.8 robos y 2.8 tapones) y Jrue Holiday (27.8 puntos, 6.5 asistencias, 4 rebotes y 1.3 robos) estuvieron inconmensurables a ambos lados de la cancha apoyados en Mirotic (18.3 puntos, 46.2% en tiros de 3, 9.5 rebotes, 1.8 robos y 2.5 tapones) que estuvo solamente un peldaño por debajo en cuanto a rendimiento de sus dos compañeros. 

Después llegaron los Warriors donde el objetivo era complicar la vida lo máximo posible a los actuales campeones. Así fue en el segundo (121-116 para Warriors) y tercer encuentro de la serie (119-100 victoria para Pelicans) donde llegaron a poner entre las cuerdas al equipo de Steve Kerr, pero al final la superioridad de la rotación en cuanto a calidad y profundidad se hizo valer en la eliminatoria.

Muy buena temporada, superando obstáculos y llegando a jugar bien al baloncesto en muchos encuentros.



JUGADOR FRANQUICIA: Anthony Davis.

Miembro del Mejor Quinteto Defensivo de la temporada, del primer All-NBA Team, tercero en la carrera por el MVP tras LeBron James y el ganador James Harden, segundo máximo anotador de la liga, máximo taponador de la liga… Tiene otros rankings de estadística avanzado en su haber esta última temporada, pero el que me ha llamado la atención es que según los datos hasta hoy en sus seis temporadas de carrera, tiene más de un 53% de posibilidades de entrar en el Hall of Fame, siendo el más joven de los jugadores en activo que tienen más de un 50% de posibilidades estando 15º en dicho ranking.

Un jugador descomunal capaz de jugar de pívot o al lado de un center más posicional como se ha demostrado con DeMarcus Cousins donde personalmente no tenía mucha fe en el poder jugar con dos jugadores interiores tan descomunales en cuanto a calidad. Pero me equivoque y Gentry encontró la fórmula perfecta con DeMarcus jugando más fuera de la zona que Davis que por su poderío físico y atlético mayor que Cousins podía realizar más daño cerca del aro, mientras la visión y mano de DeMarcus sería más aprovechable a la hora de ocupar mejor los espacios. La lesión hizo que el veterano Okafor arrancará al lado de Davis como un pívot más posicional y realizando mucho trabajo sucio y la llegada de Mirotic fue un complemento perfecto para el jugador nacido en Chicago, que llevó a su equipo hasta las Semifinales de Conferencia Este repitiendo el mejor resultado de la franquicia de New Orleans, conseguido en la temporada 2007-08 teniendo el nombre de los Hornets, con Byron Scott en el banquillo y en cancha jugadores como CP3, David West, Peja Stojakovic y Tyson Chandler.

Sin duda es el mejor jugador interior de la liga y no atisbo de momento a corto plazo un jugador capaz de desbancarlo.


JUGADOR CLAVE: Julius Randle.

Llega al equipo tras realizar su mejor temporada en la NBA y firmando un contrato de un total 17 millones en el formato 1 año más otro opcional por su parte.

La temporada pasada llegó a ser el mejor jugador interior del equipo de Luke Walton y una pieza importante en ambos tableros de la cancha. Aunque por su estatura ha jugado más de cuatro sus cualidades y fuerza física le hace ser más eficaz de cinco, ya que no posee un rango de tiro más allá de la línea de personal. Veremos si arranca desde el banquillo para ser el sexto hombre del equipo o le quita el puesto a Mirotic en el quinteto titular, pero para mí sería mejor que saliese desde el banquillo por sus cualidades siendo capaz de jugar con ambos, ya que Mirotic es un jugador de ver el aro de frente y Davis puede jugar más abierto, siendo Randle el pívot cercano al aro por su capacidad de rebote y juego cerca del aro, recordando al Z-Bo que nos deslumbró en Portland y Memphis.

La verdad que es una incorporación que el equipo necesitaba ay que el poderío interior se quedaba tan solo en Davis ya que Diallo, Okafor o Ajinça no garantizaban una regularidad y minutos de descanso de cierto nivel para Davis o Mirotic.



PREVISIÓN: Terceros de la SouthWest Division / Novenos del Oeste.

A pesar de la incorporación de Randle tienen peor rotación y van a seguir dependiendo mucho de Davis para poder repetir los resultados de la pasada temporada. Rondo se ha ido y han incorporado a Payton que ha sido una decepción desde que ha llegado a la liga pero tendrá la oportunidad de redimirse con la confianza de franquicia en que sea capaz de acercarse al rendimiento de Rondo que fue magnífico según se iba acercando los momentos importantes de la temporada y en PlayOff. Lo va a tener muy crudo el poder acercarse a dicho rendimiento.

La otra incorporación llamativa y que es una apuesta es la del otro Okafor, Jahlil. Veremos si finalmente sustituye a Emeka siendo jugadores totalmente opuestos, mientras uno es clase y calidad solo al cargo de sus números personales el más veterano siempre ha sido el intendente, el que realiza el trabajo sucio en la zona y en los bloqueos para que sus compañeros tengan cierta ventaja y no sé quién hará dicho papel ahora que le veterano no está.

El resto de la plantilla es la misma, con lo que dependen de Holiday y Davis principalmente con el apoyo de jugadores como Randle y Mirotic con las incógnitas de Solomon Hill, Payton o Clark o de si su único especialista en el tiro, Darius Miller está certero. Demasiadas incógnitas en jugadores que han sido inconsistentes en sus carreras y la baja de un jugador como Rondo que daba un mando en el vestuario y visión de juego en pista impagable me hace pensar que tienen pero plantilla, y hay otros equipos que han estado fuera de las eliminatorias por el título han mejorado su rotación mientras los de Gentry se han quedado en un grupo que lucharán por los últimos puestos de los PlayOff y no les veo capaces de entrar en ellos.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Reggie Jackson

Ish Smith

Khyri Thomas (R)

Escolta

Reggie Bullock

Langston Galloway

Jose Calderon

Alero

Stanley Johnson

Luke Kennard

Bruce Brown (R)

Ala-pívot

Blake Griffin

Jon Leuer

Glenn Robinson III

Pívot

Andre Drummond

Zaza Pachulia

Henry Ellenson



Otra temporada decepcionante, que roza lo lamentable por el proyecto que se intuía comandado por Stan Van Gundy intentando devolver algo de gloria a una franquicia histórica dentro de la NBA.

Comenzaron bien la temporada, con un buen rendimiento los meses de 2017 con el objetivo de volver a meterse en los PlayOff estando lo más arriba posible en la Conferencia Este. Reggie Jackson, Avery Bradley, Tobias Harris y Andre Drummond estaban consiguiendo el objetivo a base de ser consistentes en casa, pero llegó una nueva lesión de Reggie Jackson y problemas físicos también empezaron a asolar a Avery Bradley dejando al equipo bastante cojo por así decirlo, ya que se podría denominar peor. El mes de enero fue malo con un récord de 8-11, se compite, pero se estaba perdiendo comba para entrar en los PlayOff y Van Gundy busco un golpe de efecto, otro más dando sensación de nerviosismo y de que se estaba jugando algo más personal que el prestigio de entrar en la postemporada. Un traspaso que implicaba a Blake Griffin como nuevo jugador de los Pistons conjuntamente con Brice Johnson y Willie Reed (al poco Brice sería cortado y Reed traspasado por Jameer Nelson) para formar posiblemente una de las mejores parejas interiores de la liga, a cambio Stan Van Gundy enviaba a Avery Bradley, Tobias Harris, Boban Marjanovic más una 1ª ronda de 2018 y otra 2ª de 2019.

Se notó la influencia de la llegada de Blake Griffin en los resultados volviendo a la senda de las victorias por encima del 50% pero tal como llegó se diluyó cual bebida gaseosa. La baja de Reggie Jackson peso mucho, no se veía la suficiente química en la pareja interior a lo que se añade una falta de amenaza exterior importante en sus jugadores pequeños que Van Gundy intentaba remediar dando más minutos en cancha a jugadores como Luke Kennard, Tolliver y un Reggie Bullock que se hizo con el puesto de titular con su buen rendimiento ofensivo (11 puntos por encuentro con un 44.5% en tiros de 3) pero el puesto de base sufría por el bajo nivel mostrado de Ish Smith, Buycks y Nelson.

Con todo lo comentado terminaron con un récord de 39-43 para ser 9º en la Conferencia Este a cuatro victorias de diferencia con los Wizards que fueron 8º. Las últimas dos semanas jugaron sin Blake Griffin por problemas físicos lo que es otra demostración de los sufrido esta temporada, pero no debe ser un atenuante para calificarla de mala por parte de los de Van Gundy, que sería cesado en su puesto de Presidente de Operaciones con lo que a partir de ahora se dedicara solamente a entrenar, cosa que creo personalmente llega un año tarde. Mal rendimiento ofensivo, 19º en Rating Ofensivo con 107.2 y un ritmo lento (21º con 96.2 en Pace) no fue compensado lo suficiente atrás a pesar de ser 10º en Rating defensivo (107.3) a lo que hay que añadir su falta de competitividad contra equipos de su propia Conferencia con un récord de 24-28 y también fuera de casa donde un equipo aspirante no puede permitirse un 14-27. Hay cosas positivas como el rendimiento comentado anteriormente de Reggie Bullock y Luke Kennard.



JUGADOR FRANQUICIA: Andre Drummond.


La evolución del pívot en sus seis temporadas en la NBA ha sido intermitente, pareciendo por momentos que se podía estancar pero lo cierto que la pasada temporada ha sido la mejor de su carrera yendo por segundo año al All Star, siendo el mejor de la liga en “Rating Defensivo” y “Defensive Win Shares”, terminando como máximo reboteador ofensivo de la liga y en total con 16 rebotes de promedio por encuentro, una auténtica salvajada. Pero esa cualidad siempre la ha tenido y ha añadido una capacidad de pasar el balón al compañero notable y sorprendente, ya que ha promediado 3 asistencias por encuentro y eso para un cinco de sus características era impensable. Y ojo, que su porcentaje en los tiros libres ha subido al 60.5% cuando no era capaz de subir del 38% en sus anteriores temporadas teniendo en algún encuentro un 14 de 16 desde la línea de personal.

Hay que observar si consigue asentar dicha mejoría y si vemos ese tiro de tres que hemos visto que ha intentado añadir a su repertorio durante el verano. Su mezcla con Blake Griffin debe mejorar y ser más explotada por Van Gundy, habrá que estar expectante y exigente. No hay muchos equipos que posean una pareja interior como la de los Pistons.


JUGADOR CLAVE: Reggie Jackson.


Entre Blake Griffin y Reggie me decanto por el base, que lleva dos temporadas que se pierde prácticamente la mitad de la temporada y eso es lastre para el equipo que necesita de un base de garantías para poder aprovechar la pareja interior que posee. No ha podido ni acercarse estos dos años a la primera temporada completa que disputó en los Pistons donde tuvo un buen rendimiento y no fue casualidad que su equipo fuese a los Playoff aquella temporada.

Necesitan los Pistons que Reggie esté sano y rinde adecuadamente para ser un equipo de verdad de PlayOff. Su capacidad de entrar a canasta y si se implica en poder asistir a sus compañeros principalmente le harán más eficaz y peligroso para los rivales. Debe evitar los tiros de media distancia sobre todo ahora que Blake Griffin y Drummond necesitan de más espacios para poder rendir. Es capaz de hacerlo y el equipo lo agradecerá.



PREVISIÓN: Terceros de la Central Division / Octavos del Este.


Van Gundy ya no es quien decide los movimientos de plantilla y le va a venir genial para pensar nada más que en lo que debe ocurrir en la pista. Me hace dudar que tipo de plan tiene para el quinteto donde hay tres hombres fijos y los puestos de escolta y alero pueden ser ocupados por distintos jugadores. Apuesto por Reggie Bullock y Stanley Johnson por el equilibrio defensa-ataque y es que Bullock viene de realizar una buena temporada en ese perfil de jugador secundario que es capaz de aportar en ambos lados de la cancha pero sobre todo es un jugador que su mejor capacidad de hacer daño es el tiro exterior y con la concepción de la rotación es imprescindible tener un jugador de ese perfil en cancha, el otro es Luke Kennard pero este tiene menos eficacia en defensa. Mi otra apuesta en el quinteto Stanley Johnson es un pilar defensivo y pocos hay mejores que él en dicho puesto en defensa, pero donde hay que exigirle es en ataque donde no consigue mejorar y ahí es un hándicap en contra para el equipo que no pueda tener cierta consistencia en el tiro de tres aunque sea desde las esquinas.

Pero hablemos de Blake Griffin que está acostumbrado a jugar con un center del perfil de Andre Drummond como era DeAndre Jordan, pero que la pasada temporada no terminó de ajustarse ni encontrarse cómodo con los sistemas de Van Gundy, lo cierto es que no se veía en cancha buena química entre los jugadores ni la actitud necesaria para poder meterse al final en los PlayOff. Un jugador que podrá jugar de center en ciertos momentos, pero que cada vez es un jugador más completo que puede pasar, tirar desde lejos o ser un alero que prácticamente juegue nada más que cara al aro. Debe mejorar en el aspecto defensivo para amoldarse a las situaciones que le pondrán los rivales.

Se ha fichado para la rotación a jugadores veteranos y expertos como Calderón y Zaza Pachulia que sabes que te van a dar el mismo nivel, sin excentricidades. Habrá que ver si tienen muchos minutos ya que al menos el español tiene por delante a Ish Smith y Galloway aunque es un jugador que puede amenazar más desde fuera que ambos rivales para sus minutos en la rotación, mientras el pívot georgiano al poder jugar Griffin y Leuer en ciertos momentos de pívot dependiendo de cuanto SmallBall se quiera jugar puede tener también menos minutos de lo habitual.

En global tienen mejor plantilla ya que Glen Robinson puede que no tenga muchos minutos pero es un jugador exterior capaz de jugar en transición y con buena mano desde el triple. El rookie Khyri Thomas es un jugador también capaz de amenazar desde el triple tras recibir, tras bote o dribling, así que han añadido piezas que puedan mezclar mejor con la época actual y así sus jugadores interiores pueden tener ese espacio.

Van a luchar por los últimos puestos de la Conferencia Este para las eliminatorias por el título con un grupo de equipos como los Hornets o los Heat y salvo sorpresa por lesión creo que se meterán en la lucha por el título. Creo que han mejorado la plantilla y han equilibrado la misma y debe notarse la situación de Van Gundy, donde creo será su reválida que si no supera podemos observar que los Pistons tomen decisiones importantes.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Kyle Lowry

Fred VanVleet

Lorenzo Brown

Escolta

Danny Green

Norman Powell

Delon Wright

Alero

Kawhi Leonard

C.J. Miles

Malachi Richardson

Ala-pívot

Serge Ibaka

OG Anunoby

 

Pívot

Jonas Valanciunas

Greg Monroe

Pascal Siakam

 

 



A la hora de calificar la temporada vuelve a quedar sabor agridulce y ya van unos cuantos años seguidos, ya que se junta una Temporada Regular magnífica donde Dwane Casey fue premiado como Mejor entrenador de la Temporada por la NBA y por sus compañeros de profesión, pero al llegar los PlayOff y sobre todo al encontrarse con los Cavaliers de LeBron James ha sido como encontrarse con un monstruo de tal calibre que hace desaparecer todas las virtudes vistas y aparecen unas carencias que se podían tan sólo intuir.

Una temporada regular histórica, de una regularidad aplastante terminando con un récord de 59 victorias y 23 derrotas tal rendimiento fue gracias a tener la mejor segunda unidad de la liga en cuanto a rendimiento que hacía que los minutos que no estuviesen los titulares en cancha fuesen más peligroso incluso por la diferencia con el resto de la liga. Los VanVleet, C.J. Miles, Powell, Wright, Siakam o Poeltl marcaban la diferencia.
DeMar DeRozan y Lowry gracias a ello no tuvieron una sobrecarga de minutos en cancha y algunos jugadores salidos desde el banquillo como Siakam o VanVleet jugaban casi los mismos minutos que Ibaka o Valanciunas lo que demostraba también la confianza de Casey en los jóvenes que estos ya la temporada pasada habían rendido bien y le correspondieron majestuosamente, dicha capacidad mostrada por la segunda unidad hizo que fuese el segundo equipo de la liga en cuanto a mayor diferencia conseguida en el marcador (7.29).

Segundo equipo en Rating Ofensivo (113.8) y quinto en el defensivo (105.9) sin necesidad de imprimir un gran ritmo a su juego (14º con 97.4). Un equipo rocoso, consistente, muy duro de ganar por el rival donde muy pocos (cinco) lo hicieron por más de 10 puntos.

Terminaron primeros de la Conferencia Este y debían enfrentarse a los Wizards en la primera ronda de los PlayOff donde consiguieron pasar por un 4-2 donde fueron ajustando y mejorando su juego según pasaba la eliminatoria, donde el factor local fue clave hasta llegar al sexto partido. Al no poder reducir la aportación del juego exterior de los Wizards mediante Wall y Beal se centraron en el juego interior que ya de por si era débil y en los Otto Porter y Oubre, que estaban haciendo grandes aportaciones como escuderos. Valanciunas, Siakam y Poeltl se comieron a los Gortat y Mahinmi mientras la defensa de los Wizards no podía parar a la segunda unidad comandada por Wright y C.J. Miles. No fue sencilla la eliminatoria pero en el momento importante se notó la diferencia de calidad y profundidad entre uno y otro.
Y llegó la eliminatoria contra LeBron James, ese primer partido de la serie disputado en el Air Canada Centre (112-113 para Cleveland Cavaliers) donde no supieron conservar la calma con constantes pérdidas de balón y el resultado (llegaron a estar más de 15 puntos arriba en el marcador) dando oportunidad a los Cavs de acercarse en el marcador con las últimas jugadas del encuentro de la mano de Toronto donde no fueron capaces de decantar a su favor con varios intentos para ello, fue una losa enorme que pagaron durante toda la eliminatoria como se vio en el segundo encuentro con el resultado de 110-128 para los de Lue. A partir de ahí los de LeBron solamente tuvieron que dosificar y jugar con el momento mental de frustración e impotencia de los Raptors. DeMar DeRozan fue una sombra durante toda la eliminatoria bajando su aportación de la primera ronda a la segunda 10 puntos de promedio y mientras intento 26 tiros de tres puntos con un acierto del 38.5% contra los Wizards ante los Cavaliers solamente intentó 9 y no acertó ni un solo tiro de tres. Fue tal su desconexión y falta de carisma ante el mejor jugador del mundo que Casey no llegó a contar con él en los minutos finales del tercer encuentro dando importancia a Lowry que respondió como se esperaba para mí, ya no tiene la capacidad de ser una súper estrella pero si de un muy buen jugador y fue consistente en su rendimiento sin grandes altibajos. Me sorprendió la falta de Casey de explotar más a Valanciunas en muchos momentos que hizo muchísimo daño en los que creo fueron escasos minutos en la serie. Promediar 16 puntos, 12 rebotes y casi 2 tapones en 24 minutos es para intentar seguir haciendo daño por esa vía, pero lo cierto es que Casey demostró que el desquicio de Toronto en pista se trasladaba al banquillo, con Ibaka fuera del quinteto, Valanciunas también, lo comentado de DeRozan, la escasa aportación en defensa para parar a LeBron que se basaba en poner a Anunoby y ayudas en malos momentos o sus compañeros, dejando que Korver, JR o Jeff Green aparecieron acompañando al Rey y su escudero Love, que realizó una buena eliminatoria con la ayuda de la mala defensa aplicada sobre él.

Así que para calificar la temporada de los Raptors la palabra agridulce puede ser adecuada, aunque el final en los PlayOff más que agrio fue decepcionante y hasta enfermizo. Ese enquistamiento demostrado por el equipo llegado el momento importante temporada tras temporada hacía prever grandes cambios, como así fue.



JUGADOR FRANQUICIA: Kyle Lowry.

En cuanto a números estadísticos ha sido peor temporada que las anteriores, pero por una razón entendible que es que ha jugado sobre unos 5 minutos menos de promedio gracias a que por detrás había seguridad de que podían darle minutos de descanso al base de Philadelphia. Hay que tener en cuenta que es un jugador que ya tiene 32 años y su carrera en Toronto ha sido problemática en cuanto a problemas físicos, cosa que la temporada pasada gracias a sus cuidados no tuvo.

La temporada regular fue muy buena manteniendo la eficacia en el tiro (55.3% en eFG), manteniendo las asistencias (6.9) y aumentando su media reboteadora (5.6) para un jugador de su estatura (1.83m) a pesar como digo de reducir sensiblemente su aportación en puntos (16.2) pero como he dicho la mayor utilización del banquillo para evitar un desgaste innecesario para los momentos importantes era imperativo en la planificación de la rotación y los minutos en cancha.

Llegado el momento importante de las eliminatorias por el campeonato, para mí cumplió con lo que él puede dar, ya que subió su minutaje en cancha (36.1) para promediar más y mejor que en liga regular: 17.4 puntos, 8.5 rebotes, 4.3 rebotes y 1,5 robos con un 62.7% en eFG (porcentaje efectivo en tiros de campo). Los problemas de los Raptors venían por otros miembros de la rotación y Casey parecía verlo cuando contra los Cavaliers sentó a varios jugadores recortando muchos minutos en su estancia en cancha menos al base.

Viniendo Kawhi al equipo por mucho que el de Los Ángeles este en principio algún escalón por encima en categoría, el base ha sido la apuesta para quedarse y cierto es que de momento en el mercado no parece haber mejores bases que el de Philadelphia, al menos de momento.
Así que si sumamos que Kawhi puede irse el verano de 2019 Lowry seguirá siendo el principal jugador, de ahí que para mí sea de momento el jugador franquicia. Otra cosa será en 2019 si Kawhi decide quedarse, con lo que la apuesta de Toronto deberá ser otra.

Espero una temporada igual en rendimiento, no creo que haya un bajón ya que si está bien físicamente y su cuidado sigue por el mismo camino podrá mantener sus cualidades físicas mientras calidad e inteligencia en cancha siempre será la misma.


JUGADOR CLAVE: Kawhi Leonard.

El traspaso más movido este verano y puede que de los últimos años ha traído a Canadá a Kawhi Leonard, ya que las decepciones llevadas por muchos aficionados de los Spurs más las muchas dudas por parte de los aficionados de los Raptors por si es real sus problemas físicos, por si se quedara si no lo son y si se queda si los mismos problemas de actitud y su entorno en San Antonio no se reproducen en el futuro.

Mis dudas no van por sus cualidades técnicas ni físicas, de verdad que confío que su lesión está superada cuando en el reconocimiento médico está superado y Kawhi y su entorno necesitan una buena temporada para recuperar cierto prestigio que tenía el jugador como Top5 de esta liga. Por cualidades para jugar a este deporte lo sigue siendo y posiblemente sea el jugador más diferencial en ambos lados de la cancha, ya que es capaz de decidir una serie por el título con su defensa y por su ataque. Mi duda es si de verdad tiene pensado quedarse o hacer una temporada de transición hacia lo que se intuye que él desea, que es irse a Los Ángeles. Veremos a qué franquicia ya que se apunta a de momento a Los Clippers como referente los próximos años y no estar por debajo de LeBron James.

No se puede poner en duda que sí está bien y centrado nada más que en lo que pasa en la cancha, es mejor jugador que DeRozan y los Raptors buscan a alguien que cuando venga lo más complicado mentalmente sea capaz de responder y estos años DeRozan no lo ha hecho. Consiguen un jugador de los más grandes en defensa y de los más determinantes ofensivamente. No hay jugador hoy en día que esté a su nivel en ambos lados (puede que Kevin Durant y Anthony Davis estén cerca) al menos para mí.



PREVISIÓN: Segundos en la Atlantic Division / Segundos en el Este.

En el traspaso ganan el intercambio de jugador por jugador ya que no solo se añade a Kawhi si no a un Danny Green que aunque no ha estado estas tres últimas temporadas al nivel que conocemos de él, sigue siendo un muy buen defensor y su porcentaje en el tiro exterior sigue siendo de nivel medio. Así que buena incorporación a la que sumar a Kawhi siendo una apuesta para intentar llegar de una vez a las finales de la NBA y si Kawhi deja la franquicia veremos si se empieza una reconstrucción en Canadá.

Si para mí la primera unidad o quinteto titular mejora ostensiblemente respecto a la temporada pasada la segunda unidad también se mejora lo más posible, ya que la pérdida de Poeltl se suple con Greg Monroe que dará anotación interior de lo que posiblemente sufría el año pasado como se vio en los PlayOff donde el único capaz de anotar en la zona era Valanciunas. Mantiene al resto que se convirtió en la mejor segunda unidad de la liga la temporada pasada, añadiendo hoy a Monroe y Onuoby a los VanVleet, Powell, C.J. Miles, Siakam y Wright no creo que baje demasiado en dicho escalón.

Mis dudas tienen que ver sobre si Nick Nurse tiene la categoría o nivel que se quiere en los Toronto Raptors a lo que es extensible al cuerpo técnico Adrian Griffin, Sergio Scariolo, Nate Bjorkgren y Phil Handy. Que se van a cambiar cosas tras estos cambios (valga la redundancia) sustanciales en cuerpo técnico y jugador más importante del equipo, pero no debería haber muchos cambios en el sistema de rotación e intentar llegar de cierta manera a buen nivel en los PlayOff.

Con esto creo que bajaran un poco el pistón en la temporada regular, costará acoplarse a lo que se pida durante la temporada regular por parte del cuerpo técnico. Les veo arriba en el Este y más peligrosos para los PlayOff que en otras temporadas.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Chris Paul

Brandon Knight

Michael Carter-Williams

Escolta

James Harden

Eric Gordon

 

Alero

Carmelo Anthony

Gerald Green

 

Ala-pívot

P.J. Tucker

James Ennis

Isaiah Hartenstein (R)

Pívot

Clint Capela

Marquese Chriss

Nene Hilario



Gran equipo el confeccionado por los Houston Rockets la temporada pasada y dirigida por D’Antoni. Perfeccionando el juego mostrado la anterior temporada, siendo más eficaces y una rotación más compensada que equilibraba D’Antoni según las necesidades en cada propuesta rival.

La incorporación de Chris Paul fue fundamental para dar cierto desahogo a James Harden, no solo para que estuviese algún minuto más en el banquillo descansando sino en la propia cancha al no tener que tener el balón siempre en sus manos en ataque. Otros jugadores como Luc Mbah a Moute, P.J. Tucker y Trevor Ariza fueron importantísimos para el equilibrio ataque-defensa jugando incluso P.J. Tucker de pívot en un juego de Small-Ball muy agresivo con cinco jugadores abiertos que podrían amenazar desde el triple y que cargaban el rebote como un jugador grande.

Llegaron a ponerse 25-4 a falta de una semana para navidad lo que demuestra el nivel que estaban mostrando de juego. Sufrieron un pequeño bache en las navidades que lograron superar, como las lesiones sufridas durante la temporada de Chris Paul, Ariza, Ben Gordon y en menor medida de James Harden y Capela. Reforzaron el equipo con la temporada empezada con Gerald Green que tuvo una buena aportación desde el banquillo y de un veterano ilustre como Joe Johnson, que parecía iba a tener más importancia de la que se demostró finalmente.
La lesión comentada de Chris Paul hizo que volvieran a viejos estándares de juego basados totalmente en lo que quisiera James Harden, y lo que quería era ser el mejor equipo de la liga en cuanto récord de victorias y el ansiado MVP que se le escapó entre los dedos con un rendimiento brutal de Russell Westbrook la temporada anterior. La pareja que hace con Clint Capela en los bloqueos hacía muy difícil el defender al equipo de los Rockets, con el resto de compañeros abiertos y ocupando correctamente los espacios según lo que decidiera James Harden hacer. No les hizo falta imponer un ritmo alto como a otros equipos de la liga (13º con 97.6) para terminar siendo el mejor equipo en Rating Ofensivo de la NBA (114.7) y terminar siendo el equipo que ganaba los encuentros con más diferencia de promedio sobre su rival (8.21), y es que su mejoría en defensa de una temporada a otra fue lo que marcó el salto de calidad, en la 2016-17 el equipo de D’Antoni acabó en el puesto 18º en Rating Defensivo (109) cuando en la 2017-18 fue 6º (106.1). Las piezas disponibles por D’Antoni con Chris Paul, Trevor Ariza, Mbah a Moute, P.J. Tucker y Capela lo hicieron posible, poniendo finalmente al equipo de Houston Rockets como el máximo aspirante a poder derrocar a los campeones Golden State Warriors. Terminaron siendo el equipo con mejor récord de la temporada con un 65-17, teniendo que enfrentarse en los PlayOff contra los Minnesota Timberwolves.

Contra el equipo de Thibodeau la verdad que no sufrieron mucho, solamente estuvieron contra las cuerdas en el primer partido en el que los Wolves pusieron toda la carne en la parrilla para poder ponerse por delante y tener a su favor el factor cancha, gracias a Jamal Crawford y Derrick Rose que saliendo desde el banquillo dieron muchos dolores de cabeza a D’Antoni. Pero finalmente no pudo ser llevándose los locales la victoria con un 104-101, siendo ya la victoria en el tercer encuentro jugado en Minneapolis (121-105) el premio de consolación permitido por unos Houston Rockets que en dicho encuentro parecían jugar no a medio gas, sino con la sensación de querer terminar en casa la serie, como así fue con un 4-1. LA defensa ante los tres mejores jugadores de los Wolves dejándoles en porcentajes más bajos de lo habitual y bajando su aportación ofensiva fue la base para pasar la eliminatoria.
Las Semifinales de la Conferencia Oeste fueron ante los Utah Jazz sin Ricky Rubio lesionado, todo se preveía para una rápida solución a favor de los Rockets. Finalmente los Rockets sufrieron un susto en el segundo encuentro jugado en el Toyota Center (108-116) liderados por un Joe Ingles impresionante y un banquillo con Jae Crowder y Alec Burks sorprendiendo a la defensa de los Houston Rockets. Parecía que podía alargarse algo más de lo esperado la serie, pero los Harden, CP3, Eric Gordon y Capela no lo querían así, poniéndose el mono de trabajo en Salt Lake City y apaleando a los Jazz en ambos encuentros (34 puntos de diferencia sumando ambos encuentros) a base de defender (89 puntos de media en ambos encuentros) y así volver al Toyota Center y terminar con la serie por 4-1.

Y llegó la serie más esperada de toda la temporada por todos. La que todos los analistas decían que saldría no solo el Campeón del Oeste sino el Campeón de la NBA. El factor cancha a favor de los Rockets que les fue arrebatado ya en el primer encuentro, cosa que se empeñaron los de Steve Kerr en romper, como así fue y en la Bahía los Rockets recuperaron volviendo a Texas con un 2-2 gracias también a un factor importante que fue la lesión de Iggy que tras los tres primeros partidos desapareció por lesión dejando la defensa muy coja ante algunos desajustes. Lo que nos estaba dejando la serie es que cuando el ritmo de partido era más lento y no se hacía juego de transiciones rápidas favoreció a James Harden y CP3 en bajar el número de balones perdidos evitando el contraataque, y sobre todo a la hora de recuperar posiciones defensivas donde los comentados anteriormente más los Ariza, Tucker y Capela podían hacer mejores ajuste a los Warriors. Pero llegó el quinto y un el mayor factor que desequilibró finalmente la eliminatoria a pesar de tener los Rockets una “bola” de eliminatoria con el 3-2, y ese fue la lesión de Chris Paul. Los Rockets no pudieron cubrir tal agujero en su rotación, donde D’Antoni prácticamente jugaba con 7 jugadores. Los Warriors supieron aprovecharlo y controlaron los dos partidos que quedaban a su antojo y así proclamarse Campeones del Oeste y pasar a jugarse el título con los Cleveland Cavaliers. El último partido de los Rockets fue de auténtico juzgado de guardia con una serie de 7 de 44 en el triple, que demostraba el desquiciamiento de los jugadores, destacando el de Ariza que con una serie de 0 de 9 que culminaba una eliminatoria lamentable en el tiro (tan solo un 20% de acierto en el tiro de tres)

Una temporada magnífica la de los Houston Rockets, a pesar de que su mayor objetivo que era desbancar a los Warriors y hacerse con el anillo no se cumplió. La lesión de Chris Paul fue un factor determinante para poder saber si estos Rockets estaban con posibilidades para ser los campeones.




JUGADOR FRANQUICIA: James Harden.

 

El mejor escolta de la liga que fue de los mejores creadores de juego de la misma con D’Antoni, una apuesta fuerte que salió perfectamente. Se ha destapado de tal manera que acaparar más juego y tan bien se hace muy difícil.


Manejo de balón, decisión, inteligencia y clase a raudales. De un simple bloqueo de Capela saca una superioridad que se convertía en un peligro para el rival en forma de tiro o entrada a canasta en la que siempre saca algo positivo como puntos propios en tiro o desde la línea de personal o en una asistencia al compañero. Si añadimos que en 1vs1 hay muy pocos jugadores que sean mejores que él, pues ya tenemos fácilmente a uno de los jugadores diferenciales de esta liga. Personalmente tras Kobe y Wade es el relevo perfecto para ser el próximo escolta que marque una época, no sé si ganará el anillo en algún momento pero entrará en la historia de la liga. Ya ha conseguido el MVP que parecía perseguir y que Russell Westbrook le adelantó en la carrera por ganarlo con su temporada histórica de promediar un triple doble tras varias décadas de espera tras Oscar Robertson.


Se hace difícil esperar una mejor temporada en lo individual y colectivo, pero si hay un jugador que es capaz de mantener ese nivel es James Harden, uno de los mejores jugadores de la liga.



JUGADOR CLAVE: Chris Paul.

 

Uno de los mejores bases defensores que lleva ya varios galardones en dicha faceta y posiblemente el mejor base “puro” en la última década o al menos el que más recorrido ha tenido de los llamados “puros”. Llegó para liberar de las funciones de creador en algunos momentos a Harden, y es que en un partido de 48 minutos pueden rotar en la dirección y con Eric Gordon a su lado de modo ejecutor darán mucho que hablar. Si añadimos que ha ido mejorando su tiro exterior a un nivel envidiable para cualquiera hacía que las posibilidades de este trío en el backcourt sean impresionantes. Y lo fueron hasta que llegó su lesión en las finales de la Conferencia Oeste contra los Golden State Warriors, la que era la final anticipada. Dicha lesión fue el factor determinante para la resolución de quien sería el representante en las Finales por el título por la Conferencia Oeste. Ya durante la temporada regular habría sufrido alguna lesión que le hizo jugar 58 partidos, pero no se le había exigido un esfuerzo tan grande como a Harden o Gordon para que llegara a lo verdaderamente importante y llegó ese momento, cayendo lesionado en los Playoff y van varios años.

Veremos si esta temporada cambia algo en su preparación física para evitar lesiones, ya que su historial es del tipo muscular no traumático con lo que es más fácil recaer si no se provoca algún cambio. De su calidad no se duda, de su capacidad tampoco y a sus 33 años puede seguir siendo diferencial en ambos lados de la cancha.




PREVISIÓN: Primeros en SouthWest Division / Segundos del Oeste.

Han perdido a jugadores como Ariza y Luc Mbah a Moute claves en el aspecto defensivo del equipo que había dado un salto más que cuantitativo en dicho aspecto y sumamos a Ryan Anderson que no fue lo que esperaban en el momento que dieron el salto de posible aspirante a ser aspirante real al título. A cambio llegan Carmelo, Brandon Knight, Marquese Chris, James Ennis y Michael Carter-Williams, que es prácticamente un quinteto que podríamos ver juntos algunos minutos en la pista. Carter-Williams es quien más choca en un equipo que busca más lanzamientos de tres que de dos, debido a que sus porcentajes se alejan de ser decentes pero su defensa será de bastante ayuda en ciertos momentos por su físico, ya que es capaz de defender a cualquier jugador exterior rival.
James Ennis llega para ese hueco que ha dejado Ariza en la plantilla, no creo que llegue a cubrir con tanta calidad ese rol pero es un jugador interesante en ese papel que se está imponiendo en la liga de un jugador “3&D”.
Brandon Knight es una apuesta que no sabremos cómo podría salir, ya que no sabremos cuando debutara con la camiseta de lo Rockets, pero su llegada más allá de su carácter problemático, nivel exhibido en Phoenix y dudas con su lesión (muchas variables negativas) hace que haya que tener reservas de cómo podría encajar en un equipo donde hay jugadores que poseen mucho el balón en sus manos, tendrá que jugar más fuera de balón y finalizar. Es un repuesto de calidad para esos partidos que CP3 puede que no pueda jugar por lesión y que han penalizado al equipo la temporada pasada en los PlayOff, ya que Harden y Gordon no fueron lo suficiente para poder competir.
Ojo a la incorporación de Marquese Chris, ya que da un salto de calidad al juego interior donde tenían un vacío en la rotación tras Capela, ya que si vemos que para el puesto de Ala-pívot donde podría jugar el jugador venido de los Suns, prefieren a un alero que juegue abierto, así que veremos minutos saliendo desde el banquillo para suplir a Capela dando más variedad al juego con su amenaza exterior. Las dudas vendrán en el aspecto defensivo, ya que igualar el nivel de Clint Capela será bastante difícil de igualar. Pero sin duda es un fichaje más que interesante para el sistema de los Rockets.
Y ahora hablemos de Carmelo, donde su estancia en los Thunder no le ha venido para nada bien. No acepto el poder salir desde el banquillo, y se empecinaba en mantener un estilo de juego que le perjudicaba manteniendo mucho tiempo el balón en sus manos, demostrando también problemas de mentalidad cuando no estaba acertado en los primeros tiros, perjudicando su actuación posteriormente en el encuentro obcecarse en tiros complicados y fallando después tiros que con su calidad demostrada deberían ser “fáciles”. Veremos qué rol se le adjudica en los Rockets, pero debe adaptarse a un equipo donde el balón lo tienen la gran parte del encuentro Harden y CP3 en sus manos, deberá ser inteligente para adaptarse a ello y ser coherente aceptando que no es la primera, ni la segunda opción del equipo. Esperemos que tras el año pasado en los Thunder se le haya grabado a fuego para corregirlo, tiene la obligación de hacerlo.

Con todo esto si que es cierto que han bajado algo el nivel defensivo por las piezas que han perdido, pero mantienen a Tucker, Capela, CP3 y habrá que ver ese nivel que pueden mostrar Ennis, Carter-Williams y Chris, donde podrán tener minutos en la rotación si D’Antoni decide jugar con un quinteto defensivo. El nivel ofensivo personalmente creo que aumenta por la profundidad añadida en dicho aspecto por las piezas de Carmelo, Chris y veremos Knight. Es cierto que deben estar al nivel que exige un aspirante a poder ganar a los Warriors donde estuvieron rozando el año pasado en las Finales de Conferencia.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Dejounte Murray

Patty Mills

Derrick White

Escolta

DeMar DeRozan

Lonnie Walker IV (R)

Bryn Forbes

Alero

Rudy Gay

Marco Belinelli

Quincy Pondexter

Ala-pívot

Dante Cunningham

Davis Bertans

Chimezie Metu (R)

Pívot

LaMarcus Aldridge

Pau Gasol

Jakob Poeltl

 

Temporada regular extraña, rara, marcada por el gran condicionante ya sabido por todos del estado ya no solo físico sino de compromiso de Kawhi Leonard. Este contratiempo más las bajas iniciales de Tony Parker y Rudy Gay complicó el planteamiento que tenían de la temporada en San Antonio con una Conferencia Oeste que posiblemente sea la más dura que se han podido encontrar últimamente Popovich y compañía.

Plasmaron en cancha un juego lento como demuestra el terminar 28º (95), controlando el evitar las pérdidas de balón (13.1 terminando el 4º que menos balones perdió), intentando evitar las transiciones y juego físico de la mayoría de rivales a los que se enfrentan en la liga. Un clásico que los Spurs sean de lo mejor de la liga en defensa y en esta no iba a ser menos terminando 3º en Rating Defensivo (104.8), basando su juego en una buena defensa en el tiro exterior siendo 4º en permitir el menor porcentaje de acierto al rival desde el triple (34.8%), evitar que se consigan canastas fáciles en su zona cerca del aro y que el equipo contrario se juegue tiros de media distancia. La pega del equipo de Popovich fue el tiro exterior, donde no consiguió ni aumentar suficiente el número de tiros desde el triple ni tener más acierto (26º con 35.2%). Basando su amenaza en tiros de media distancia, siendo lógico con jugadores que no tienen ningún tipo de habilidad más allá de la línea de tres. Solamente cuatro jugadores terminaron por encima del 36% de acierto Danny Green (36.3%), Mills (37.2%), Bertans (37.3%) y Forbes (39%). Teniendo siempre una rotación de 10/12 jugadores que pisan la cancha involucrando a los más jóvenes con los súper veteranos, apareciendo tras la problemática de Kawhi Leonard un LaMarcus Aldridge como nunca se le había visto en San Antonio, liderando como hacía en Portland, volviendo al AllStar y llevando a San Antonio a los Playoff con un récord de 47-35 que les dio para ser séptimos y con complicaciones tras el All Star que hacían temer por su puesto en la postemporada.

En la primera eliminatoria se enfrentan a los Golden State Warriors sin Stephen Curry, que equilibraba en algo la falta de Kawhi Leonard pero no lo suficiente. La serie fue dominada de cabo a rabo por los actuales campeones, los Spurs no podían contener a los jugadores de Steve Kerr ni contener una sangría en el rebote defensivo que hacía a los Warriors obtener muchos puntos de segunda oportunidad. La defensa de Steve Kerr complicó sobremanera el peligro de los Spurs en la media distancia con sistemas a Aldridge, Rudy Gay o las penetraciones al aro, obligando a estos a tirar desde el triple dónde el único que tenía constancia y acierto era Patty Mills. La serie terminó 4-1, y sin nada que reprochar a los San Antonio Spurs que cumplieron el objetivo y mantuvieron el nivel competitivo como siempre. Mención especial a Manu Ginóbili que con 40 años terminó la temporada incluyendo los Playoff a un más que buen nivel.



JUGADOR FRANQUICIA: LaMarcus Aldridge.

LaMarcus ha realizado su mejor temporada en los San Antonio Spurs coincidiendo con la mayor necesidad del equipo en encontrar un jugador líder, con capacidad de soportar en sus hombros toda la responsabilidad de llevar al equipo para entrar en los PlayOff tras lo pasado con Kawhi Leonard.
Se ha tardado en ver al jugador que habíamos visto en su época de Portland, y se ha merecido con creces el ir a los PlayOff. Tal vez no lo parezca pero observando sus estadísticas se puede intuir que ha sido no solo su mejor temporada en los Spurs, sino de su carrera. Por las exigencias sufridas y su eficacia no solo ofensivamente, sino defensivamente ha sido genial y jugando la gran parte en el puesto de pívot, donde nunca fue muy receptivo a jugar, pero la época en la que se está en el baloncesto un jugador como LaMarcus es más un pívot que un ala-pívot.

Le viene una temporada complicada debido a que con DeMar DeRozan han de compartir no solo liderazgo, y ese no será el problema en sí, sino que ocupan un espacio a la hora de amenazar al aro rival muy parecido y puede crearse un problema importante.


JUGADOR CLAVE:. DeMar DeRozan.

Llega a los Spurs con una sensación extraña, ya que se veía acabando su carrera en los Raptors y fueron estos los que decidieron terminar con la unión vía traspaso. Lo cierto es que DeMar lleva temporadas mostrando un nivel en la temporada regular magnífica y a la hora de la verdad en los PlayOff no consigue subir dicho nivel llegando a ser ridículo en algunas temporadas. Pero fijémonos en la última donde Casey llegó a tener sentado a DeMar contra los Cavs porque sin él el equipo estaba respondiendo y peleando por la victoria, recibiendo muchas críticas por ello y eran entendibles porque estas dejando al que es jugador franquicia y en teoría tu mejor jugador sentado en el banquillo no solo gran parte del partido sino ya en los instantes finales. Pero si observamos su actuación contra los Cavs fue lamentable, no sólo ya en el aspecto defensivo donde su Rating Defensivo fue de 119 (en Temporada Regular 109), sino ya en el ofensivo donde fue de 104 siendo (y eso que mejoró respecto a anteriores donde era de 96 y siendo en temporada regular de 114).

Tendrá que demostrar que los Raptors se equivocaron y no solo prometiendo que les meterá 50 puntos cuando los tenga en frente, sino añadiendo de una vez tiro exterior eficaz para que las defensas rivales no le ahoguen con sistemas ofensivos que cercenan su eficacia ofensiva como por ejemplo hacían los equipos de LeBron James donde llegaron a comerle la cabeza temporada tras temporada. 



PREVISIÓN: Segundos en la SouthWest Division / Séptimos en el Oeste.

Tras la problemática de Kawhi, la retirada de Ginóbili, la marcha de Parker y Green se puede decir ya sin tapujos que la época dorada de los de San Antonio ha terminado definitivamente. Con Popovich queriendo mantener una línea de equipo aspirante, no querían reconstruir y por Kawhi consiguieron otro jugador Top de la liga, al menos en teoría. Personalmente opino que peor que el mejor Kawhi pero mucho mejor que un Kawhi desaparecido, esa es la realidad. En un punto de vista Raptor con el traspaso han ganado bastante y los Spurs han ganado respecto a la problemática que tenían, ya que Kawhi dudo pero muchísimo que volviese a vestir la camiseta de los Spurs aunque se quedase y no será por los intentos de Popovich por intentarlo, pero sea cual fuere el origen solamente tenía ya una solución.

Creo que la rotación de los Spurs es peor que la del año pasado, empeorando en el aspecto del tiro exterior, ya que solamente poseen a Mills y Belinelli como tiradores habituales de confianza en la rotación (puede que podamos añadir a Pau que está teniendo de los mejores porcentajes de tiro exterior de los Spurs), el resto son jugadores que se encuentran más cómodos desde la media distancia (Gay, Murray, Aldridge, DeRozan...) y eso es un gran problema ya que tampoco hay jugadores que jueguen mucho tiempo cerca del aro con lo que los espacios serán muy escasos, salvo sorpresa de que algún jugador nos sorprenda con una eficacia en el tiro exterior que no ha tenido nunca.

Veremos qué puede aportar Cunningham, que es un tipo de jugador con el perfil muy de Popovich. Podrá aportar en defensa y rebote, con situaciones puntuales de apoyo ofensivo sobre todo a la hora de amenazar desde las esquinas. Le veo de titular en el puesto de cuatro, ya que el equipo de Popovich solamente posee tres jugadores altos y Pau prácticamente juega ya de pívot, mientras Aldridge será quien intercambie de puesto según el planteamiento de Popovich. El joven Poeltl es un joven prometedor que tendrá futuro en la estructura de los Spurs, pero no le veo quitando protagonismo a los interiores que tiene por delante salvo lesión, al menos de momento. La otra incorporación que es Pondexter no la entiendo muy bien, supongo sea para el periodo de pretemporada ya que el año pasado con los Bulls daba pena verle moverse por la pista, dando síntomas evidentes que no está ya no para la NBA si no para un nivel exigente en otro país. Hablemos del rookie Lonnie Walker, es un jugador que con el saber del cuerpo técnico de los Spurs harán progresar a lo que apunta y puede que algo más. Un jugador muy atlético que en ataque basa su juego en penetrar hacia al aro, pudiéndolo hacer en dribbling o en corte sin balón, pudiendo perfeccionar su tiro de larga distancia que no es malo. En defensa gracias a su físico puede llegar a defender a cualquier jugador exterior que no sea excesivamente alto, con lo que podríamos tener en el futuro a un 3&D de libro y como digo, en los Spurs puede que se convierta en algo más si añade más cosas en su juego, potencial tiene.

Así que visto lo visto, me generan muchas dudas de que puedan hacer una gran temporada, pero no dudo de su capacidad competitiva de la plantilla ni de la del cuerpo técnico para que puedan en una temporada que será difícil, que puedan meterse en los PlayOff. Ya en lo importante será más difícil prever que puedan llegar lejos salvo sorpresa morrocotuda.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Elie Okobo (R)

Isaiah Canaan

De'Anthony Melton (R)

Escolta

Devin Booker

Troy Daniels

Davon Reed

Alero

Trevor Ariza

Josh Jackson

Mikal Bridges (R)

Ala-pívot

Ryan Anderson

T.J. Warren

Darrell Arthur

Pívot

Deandre Ayton (R)

Tyson Chandler

Dragan Bender



Un rendimiento esperado por una plantilla muy joven donde la mayoría no tenía experiencia en la NBA, hasta 11 jugadores vistieron la camiseta siendo “rookies” o “sophomore”. Paliza tras paliza sin conseguir un rendimiento competitivo constante. Llegando a tener rachas de incluso 15 partidos consecutivos terminados con derrotas.

Ya consideraba personalmente un error el empezar con signos de cierta continuidad con la lamentable temporada 2016-17 sin traspasar a jugadores nada implicados o veteranos y con Earl Watson siguiendo al cargo del vestuario. Poco duró, ya que con un 0-3 de inicio se le destituyó del cargo. Dos palizas descomunales ante Blazers (en casa por 76-124) y ante Clippers (en el Staples por 130-88) ya describían lo que podía llegar a ser la temporada si seguían así. Se nombró a Jay Triano y la cara se puede decir que algo mejoró, la relación se veía distinta con los jugadores aunque Jay no conseguía un cierto nivel competitivo adecuado según iban pasando las semanas. No terminaba de instaurar un juego adecuado al ritmo que se quería imponer, ya que ser 3º (100.3) en dicha estadística no fue aprovechado para nada, como demuestran los números terminando 30º en Rating Ofensivo (103.5) y el 30º en eficacia en el tiro (49.5%). LA verdad que la plantilla contaba con pocos tiradores exteriores, terminando Daniels (40%), Booker (38.3%), y Bender (36.6%) con porcentajes aceptables desde el triple, dentro de los jugadores más habituales en cancha. Siendo el 9º equipo que más tiros de 2 puntos intentaban, lo cual se hace inexplicable. Ya que si intentas realizar transiciones rápidas o posesiones cortas es para conseguir evitar la media distancia e ir a forzar el tiro en las zonas que sean más provechosas, como el tiro de 3 en las esquinas o en su cerca del aro. Pero no fue así, lo que demuestra el poco avance en el juego realizado por los Suns. Una temporada perdida por así decirlo.

Llegaron traspasos para conseguir rondas y liberar masa salarial como el de Eric Bledsoe por Greg Monroe a los Milwaukee Bucks. Un jugador con una problemática seria de compromiso y actitud con el equipo, ay que prácticamente se declaró en rebeldía al no salir traspasado forzando a la franquicia a ello. Otro movimiento importante fue la llegada de Elfrid Payton, jugador de Orlando Magic por tan solo una segunda ronda. Se podría decir que un chollo, pero un movimiento incomprensible con la configuración de la plantilla y que acababa contrato en verano. Y finalmente no firmó con los Suns sino con Pelicans.

Temporada que solamente destacaría el crecimiento de jugadores como T.J. Warren o Josh Jackson y la confirmación de Devin Booker como el auténtico líder del equipo que sufrió problemas físicos que le apartó buena parte de la temporada jugando solamente 54 partidos.



JUGADOR FRANQUICIA: Devin Booker.

Un chico que iniciará su cuarta temporada en la NBA con todavía los 22 años por cumplir. Eso da la magnitud de lo que le queda por hacer y descubrir en la NBA.
Anotador compulsivo capaz de hacerlo generando su propio espacio para el tiro mediante dribbling o bote, incluso con el rival encima sin que se le permita un resquicio. Pasó una mala parte de la temporada por una lesión que le restó participación en la temporada regular, fue el que más volumen acumulo de tiros (más de 19 por partido) con buenos porcentajes en el triple (38,3%) y seleccionando mejor cuando debe jugársela, así tiene un 50% en tiro efectivo. Al tener mucho balón en sus manos es capaz de generar asistencias a sus compañeros (casi 5 por partido) pero todavía pierde una gran cantidad de balones (3,6 por partido). Cosas que tiene mejorar claro está, pero un chico que con 20 años es capaz de promediar 22 puntos por partido, con un hito histórico en el TD Garden de Boston siendo capaz de anotar 70 puntos en 45 minutos disputados pinta a que se convertirá muy seguramente en el mejor escolta de la liga en un futuro no muy lejano.

Le espero una temporada acorde a la pasada, pero todavía siendo más referente en el aspecto de creación del juego ofensivo, ya que no poseen un base de garantías. Hay que empezar a exigirle en el otro lado de la cancha, ya que en el aspecto defensivo no está la verdad que destacando aunque tampoco las actuaciones generales del equipo ayudaban.


JUGADOR CLAVE: Deandre Ayton.

Número Uno del Draft venido de la Universidad de Arizona. Un jugador de 216 cm y 114 kg dominante cerca del aro y que será muy difícil de parar por la mayoría de jugadores que tendrá enfrente gran parte del tiempo, ya que físicamente hay muy pocos que puedan aguantarla en el choque.

El jugador nacido en las Bahamas tiene muchísimo potencial, ya que a su físico añade una grandísima capacidad reboteadora por instinto, no solo por poderío físico. En el aspecto ofensivo tiene un tiro de media distancia y de tres muy interesante si consigue perfeccionarlo, ya que haría imprevisible para la defensa rival. Otro aspecto a mejorar es en los bloqueos donde con su poderío físico tendría que aprovechar mejor dicha jugada, puede que en los Suns con Booker se aprovechara muchísimo mejor esa jugada tan fundamental. El aspecto defensivo es el que más tiene que mejorar, ya que cerca del aro por su fuerte físico sí que es interesante su aportación según nos vamos alejando del aro sufre muchísimo y su colocación para poder ser un faro defensivo como lo pueden ser Marc Gasol o Joel Embiid en sus equipos, le queda muchísimo por aprender esperando que con Tyson Chandler dicha faceta seguro que la mejora. El propio Embiid ya le ha advertido de que le “patearan el culo” en su primer año, así que veremos qué impresión nos deja este jugador que desde el propio Embiid no se observaba un jugador tan grande que pudiese dominar la liga.



PREVISIÓN: Terceros en la Pacific Division / Decimoterceros en el Oeste.

Han añadido jugadores como Ariza, Ryan Anderson y Darrell Arthur que con Tyson Chandler pondrán ese poso de veteranía y jugador secundario con propósito de apoyar a Booker y Ayton a crecer y adquirir mentalidad ganadora en un equipo dirigido por Igor Kokoskov. Este entrenador si quiere implantar su estilo de juego en los Suns lo tendrá más sencillo que en otras franquicias, ya que históricamente los Suns se han caracterizado por un juego como el que los equipos de Kokoskov desarrollan.

Veremos cuando Booker podrá reincorporarse al equipo ya que su lesión en la mano es muy molesta y más con el papel que deberá tomar en el equipo de generador de juego principal, a la falta de un base de garantías ya que los que tienen son dos rookies de diferentes estilos de juego. El francés Okobo que creo será el titular, es más creativo y defensivo siendo el que puede alternarse con Booker a la hora de subir el balón, mientras el llegado de Houston De'Anthony Melton es más un base de campo abierto y que basa su juego en lo físico. El tercer base está por determinar pero parece que será el que ya fuera jugador Canaan, que es otro perfil muy distinto a los rookies, un base anotador que busca sobre todo revolucionar a base de puntos.

Otros aspectos a tener en cuenta el papel de Josh Jackson y T.J. Warren saliendo desde el banquillo, donde con Troy Daniels serán los jugadores principales de la segunda unidad con Tyson Chandler para dar apoyo a los titulares. El otro rookie Mikal Bridges es un jugador a vigilar, ya que puede jugar como escolta o alero, con la baja de Devin Booker personalmente apostaría por el de inicio en ese puesto ya que aportaría tiro exterior y cierto nivel defensivo, dejando la segunda unidad que entrara para cambiar el ritmo del encuentro.

Las dudas con este equipo desde hace unos años son su defensa, consistencia y continuidad durante la temporada, calidad les sobra y está lleno de jugadores que son capaces de hacer daño desde lejos y en transiciones rápidas como le gusta a Kokoskov pero su nivel defensivo a pesar de añadir a jugadores como Ariza son todavía demasiado grandes y el puesto de base donde han buscado subir mucho el nivel intentado ir a por alguno de los mejores de la liga, son todavía una losa bastante grande. Les veo ganando más partidos que la temporada pasada pero lejos de los Playoff y más en este Oeste. El tramo a llegar ser un equipo ganador es más corto que el año pasado, pero todavía están mirando desde la lejanía. Eso sí, será un equipo a tener como favorito en el League Pass sobre todo cuando jueguen como local.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Russell Westbrook

Dennis Schroder

Raymond Felton

Escolta

Andre Roberson

Terrance Ferguson

Hamidou Diallo (R)

Alero

Paul George

Álex Abrines

Timothe Luwawu-Cabarrot

Ala-pívot

Patrick Patterson

Jerami Grant

Abdel Nader

Pívot

Steven Adams

Nerlens Noel

 

 

Una temporada agridulce dadas las expectativas creadas con la conformación de la plantilla en el verano de 2017. Los movimientos realizados por Sam Presti para rodear de nuevo a Russell Westbrook con los mejores jugadores escudándole hizo que Paul George y Carmelo Anthony acabaran en Oklahoma.

Se podría esperar una gran falta de acoplamiento a tal cambio, ya que implicaba ciertos cambios en los hábitos de Westbrook y como no de Paul George y Carmelo Anthony. Fueron mejorando, cierto es pero no dieron nunca sensación de ser un equipo aspirante a poder desbancar a los Warriors. Donovan no conseguía realizar cambios necesarios en los sistemas ni en la rotación, ya que llegó a insinuar que Carmelo debía salir desde el banquillo cosa que este rotundamente y con cierta sorna rechazo. Un equipo que no conseguía imprimir un ritmo alto de juego (17º con 96.7) pero que tenía cierto equilibrio en el juego defensa ataque, ya que aunque no conseguía un nivel excelso en ambos lados de la cancha, su rendimiento era bueno atrás acabando 9º en Rating Defensivo (107.2) y un buen rendimiento ofensivo siendo 7º en Rating Ofensivo (110.7). Con un equipo que es fuerte en el rebote de ataque (1º), en robos (1º) y provocaba ir mucho a la línea de personal (4º) lo que debían mejorar era compartir el balón y que alguien generase juego además de Westbrook (50% de las asistencias del equipo las dio el) o Paul George (14.5% de asistencias dadas por el) teniendo ambos con Carmelo el balón casi siempre entre sus manos (83% del tiempo pasaba por sus manos). Un juego basado en el bloqueo con Adams e “isolations”, con mucho tiempo en cancha juntos de los 4 mejores jugadores del equipo que no terminaba de exprimir todo el potencia que daba dicha rotación. La baja de Andre Roberson que estaba dando un nivel defensivo espléndido, para terminar en los mejores equipos defensivos del año con Paul George fue determinante y costó muchísimo suplir dicho rol, que fue intentado por Sam Presti fichando a Corey Brewer hasta final de año. Pero no es tan excelso defensor como Roberson, a pesar de que sí que es mejor jugador ofensivamente hablando. Todo ello llevó al equipo a solamente conseguir una victoria más que la anterior temporada y acabar cuartos en la Conferencia Oeste cuando las expectativas eran de conseguir más victorias y ser terceros con el título de la División en el bolsillo.

La eliminatoria ante el quinto del Oeste, los Utah Jazz dejó bien claro las carencias del juego de Billy Donovan y los suyos. No consiguieron explotar lo bueno que demostraron en la temporada regular, no terminaron de dominar el rebote ante los Jazz, tampoco conseguir ir muchas veces a la línea de personal (aunque la temporada fue horripilante en dicho aspecto para el equipo) y no podían parar a Donovan Mitchell. En ataque el “Big3” no supero ninguno el 40% de acierto en tiros de campo, siendo Carmelo el más decepcionante de los tres con sólo un 21.4% en tiros de tres. Conseguían robar el balón, molestar en las líneas de pase de los Jazz pero en defensa global y colocación no podían parar a los Jazz, y el nivel tan bajo mostrado en ataque y por la segunda unidad donde solamente Grant y Abrines parecían adaptarse a jugar con el “Big3” pero sigo sin entender la infrautilización de jugadores como Abrines o Patterson que hubiesen abierto el campo dando espacio al resto de jugadores. Pero no fue una alternativa durante la temporada regular, como tampoco el intentar poner a Carmelo solo en cancha mientras descansaban Westbrook y Paul George, estando siempre con uno de los dos en cancha. Eliminatoria resuelta por 2-4 y con la sensación de haber una temporada con el potencial que se tenía sobre la mesa.



JUGADOR FRANQUICIA: Russell Westbrook.

Tras la temporada pasada donde ganó el MVP promediando un triple-doble de 31.6 puntos, 10.4 asistencias y 10.7 rebotes. Eso sí, con unas 5.4 pérdidas por encuentro por concentrar muchísimo el juego sobre su figura (intentado 24 tiros de campo por encuentro con malos porcentajes) ha vuelto a repetir otra temporada de triple-doble con menos puntos por encuentro (25.5 puntos, 10.3 asistencias y 10.1 rebotes) pero a pesar de tener a Paul George y Carmelo Anthony en su equipo, siguió manteniendo un grandísimo volumen de tiro con 21 intentos por encuentro y aumentando incluso su tiempo de juego en cancha de 34 minutos a 36 por encuentro sin reducir demasiado sus pérdidas (4.8).

La verdad es que concentra demasiado el juego sobre su figura y adaptarse a él se hace casi imposible. James Harden se fue y creció hasta lo que vemos hoy, Kevin Durant se fue y han mejorado sustancialmente en su juego. Y es que ambos se han convertido en primera opción en gran parte del tiempo que está en cancha, subiendo el balón y generando tras bloqueo o en transición y ambos con sus habilidades e inteligencia saben aprovecharse de esas situaciones mientras que con Russell el generador es él y cuando recibían el balón era en situaciones más complicadas y difíciles de solventar gastando mucha energía como los aclarados continuos.

En Oklahoma el principal generador era él y se exprimió demasiado por su propia iniciativa y por la de Billy Donovan, aunque sepa que su físico le permite sus exhibiciones noche tras noche debe aprender a delegar en ciertas ocasiones por cuestión mental y de complicar al rival el adivinar qué puede pasar. No pretendo decir que Westbrook es el causante del fracaso de OKC la temporada pasada ya que hubo muchas variables empezando por Donovan y jugadores que no rindieron lo esperado, pero sí que para mejorar y ser aspirante al título deben dejar que otros jugadores sean los que tomen decisiones.


JUGADOR CLAVE: Paul George.

Llegado de los Pacers tras saber que no renovaría con ellos y se iría a la agencia libre de 2018 mediante traspaso consiguieron convencer a Paul George de quedarse con Westbrook para crecer juntos en el Oeste y ser un candidato al título.

La temporada pasada en el aspecto defensivo fue buena acabando como segundo en robos y siendo muy difícil de sobrepasar en las líneas de pase y en 1vs1. En ataque no bajó su volumen de tiro respecto a los Pacers, pero sí que ha sido más tirador incluso llegando a que dicho tiro llegase a ser el 45% del total que intentase y con muy buenos porcentajes por cierto para no ser un tirador. La problemática ha sido que se ha encontrado con situaciones que no tenía clara superioridad a la hora de recibir el balón y debía actuar a fondo para ganar esos duelos.

Veremos si tras una temporada que seguramente han analizado la problemática que han sufrido, esperemos que puedan solucionarlo. Si Paul George puede generar algo más de juego para crear superioridad y que Westbrook se haga en algunos minutos más de finalizador.



PREVISIÓN: Primeros en la NorthWest Division / Terceros del Oeste.

A mi parecer tienen el potencial para ser terceros del Oeste tras los dos grandes aspirantes, ya que el alemán Schroder permitirá que Westbrook no sea siempre el generador de juego principal, y también puede jugar sin balón. Veremos si Patterson es el cuatro titular o lo será Grant, que la temporada pasada ha rendido mucho mejor que el jugador nacido en Washington pero creo que necesitan que Patterson arranque dando amplitud al poder jugar por detrás de la línea de tres, así dará más espacio a Adams en la zona y al resto para poder atacar el aro. Además espero que juegue Roberson nada más que se recupere por su nivel defensivo y meter a Grant dejaría sin posibles amenazas exteriores en el quinteto.

La segunda unidad dará la energía y velocidad con Schroder, Ferguson y Grant al que podemos sumar Noel que si viene con ganas y concienciado será un pilar defensivo e importante. Abrines dará el punto necesario de amenaza desde el tiro exterior, aunque ha demostrado que puede hacer más que ser un especialista del tiro exterior. Poseen otros jugadores como Felton o Luwawu-Cabarrot que entrarán según las necesidades del equipo, como puede ser alguien experto en la dirección del juego o un jugador físico capaz de defender a cualquier jugador exterior.

Las dudas las tengo en cómo llegaran a los PlayOff y si serán capaces de en el momento de la verdad de tener la capacidad de subir la exigencia un par de peldaños más. En la liga regular no les veo problemas para acabar con ventaja de campo para las eliminatorias para el título.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Jeff Teague

Derrick Rose

Tyus Jones

Escolta

Andrew Wiggins

Josh Okogie (R)

 

Alero

Jimmy Butler

Luol Deng

James Nunnally

Ala-pívot

Taj Gibson

Anthony Tolliver

Keita Bates-Diop (R)

Pívot

Karl-Anthony Towns

Gorgui Dieng

Justin Patton

 

Mala temporada de los de Thibodeau salvada del desastre en la última semana ganando los tres encuentros finales del año, sobre todo en el último partido ante los Denver Nuggets que era un partido de vida o muerte para entrar en las eliminatorias.

Hay que destacar una lesión de Jimmy Butler que le hizo perder una veintena de partidos, pero el equipo dirigido por Thibs nunca dio una sensación de ser un equipo aspirante, de mostrar que podía tener algo reservado durante la temporada regular para después mostrarlo en los Playoff. De un equipo de Thibodeau se espera físico, dureza rozando la rudeza basándose primordialmente en la defensa, y nada más lejos de la realidad ya que fue de los peores equipos en Rating Defensivo de la NBA (27º con 111.1). El ritmo de juego si que fue el esperado, lento (24º con 96) y asegurando la posesión para evitar pérdidas (2º con tan solo 12.5 pérdidas por encuentro), cargar el rebote ofensivo con sus dos pívots y evitar así las transiciones del rival que pudiesen pillar descolocados a los Wolves. En ataque a pesar de terminar 4º en Rating Ofensivo (113.4) no fue para nada eficiente (13º con 52.3%), y es que fueron el equipo que menos triples intentaron por partido (22.5) a pesar de aumentar dicho volumen de una temporada a otra más de un 7%, pero en una era que se escapa de zonas muertas (la media distancia) es un “suicidio” cuando llega lo más serio. Ya que te haces previsible y más fácil de defender al hacer la cancha “pequeña”.

Thibodeau también es de sobra conocido por exprimir hasta la última consecuencia a sus jugadores y esta temporada no fue una excepción. Su quinteto titular no bajo de los 33 minutos de promedio por partido y su Big3 de los 36 por encuentro. Esa acumulación de minutos más la no utilización de jugadores de la segunda unidad para descargar a los titulares a excepción de Crawford, Bjeliça y Rose a partir del AllStar hizo que algunos jugadores llegaran con la lengua fuera físicamente a pesar de su juventud.

Y tras una última semana decisiva donde necesitaban ganar sus tres encuentros, llevándose el partido ante los Nuggets en el tiempo extra y una celebración que era más un gran alivio que el conseguir un éxito deportivo, y es que la plantilla de los Wolves estaba para algo más.
Acabaron octavos y debían jugar ante los Rockets el mejor equipo del Oeste, donde estos no dieron opción a los de Thibodeau que solamente en el primer partido de la eliminatoria pusieron de verdad ante las cuerdas al equipo de D’Antoni, y en el que consiguieron la única victoria de la serie los Rockets no aparecieron. Destacar la escasa aportación ofensiva del Big3 (15 puntos de media cada uno).

Temporada que para mí calificaría de insuficiente, mala. Es un equipo hecho para miras algo más altas que clasificarse en el último momento para los PlayOff y caer en primera ronda.



JUGADOR FRANQUICIA: Karl-Anthony Towns.

Ha conseguido ir al All Star en su tercera temporada y entrar en el tercer All-NBA Team, de modo merecido ya que ha jugado su mejor y más eficaz temporada en la NBA. No solo en el aspecto ofensivo donde ha conseguido el mejor Rating Ofensivo de la liga con 126.7 y se considera que ha aportado al equipo un buen puñado de victorias (10.6 según el Offensive Win Shares) y, si no que a pesar de tener que mejorar en el aspecto defensivo no se observa que fuese mala como se está diciendo. Ha aportado un número de victorias en este apartado según dice la estadística “Defensive Win Shares”, 3.4 para ser exactos cuando el segundo mejor del equipo fue Jimmy Butler con 1.8. Añadimos que en Rating defensivo fue el mejor del equipo con Dieng con 107 y que en el “Defensive Box Plus/minus” también fue el mejor con 1.1 mientras que el segundo fue Dieng con 0.6. 

Claro que debe mejorar en el aspecto defensivo sobre todo con jugadores Top de la liga en su posición, pero lo que aporta al equipo es indudable y es el jugador donde los Minnesota Timberwolves deben basar su futuro. Lo pensaba con la llegada de Jimmy Butler y ahora tras la negativa de continuar en la franquicia de este pues más todavía.

Es con Anthony Davis y Joel Embiid que dominaran la liga desde su puesto, y es que el jugador nacido en New Jersey tiene una enormidad de recursos ofensivos de su parte que pocos poseen y los rivales les resulta difícil contener. Donde debe mejorar es en su mentalidad para los momentos importantes, en los Playoff se observaba que en el equipo no había ni química ni sintonía y KAT no estuvo nada fino en sus primeros Playoff ya que no se encontraba cómodo con los sistemas defensivos que le proponían los Rockets y el estilo de juego de los Wolves tampoco le favorecía. Por último comentar que acaba de firmar una extensión de 5 temporadas por 190 millones de $.


JUGADOR CLAVE: Andrew Wiggins.

Con todo lo pasado con Butler desde el día de su llegada el que peor se ha adaptado es Andrew Wiggins. Le ha supuesto perder el poder ser el principal generador de peligro del equipo, puesto compartido con KAT. Butler y Rose absorbieron tanto el balón (un 25% de las jugadas iban para cada uno de ellos mientras estaban en la cancha) que incluso quedaba por detrás de Jamal Crawford como opción, eso si estaba por encima de KAT. Llamativo que se le utilizase tan poco en el último cuarto, pero entendible con un jugador como Butler que quiere el balón para él y generar en los últimos segundos de la posesión, arrancando canasta o falta la mayoría de las veces.

Desde que llegó a la liga hemos visto que es capaz de anotar de cualquier manera y posición en cancha. Debe mejorar su eficacia pero es un anotador puro que debería mejorar en poder generar el juego, sobre todo esta temporada donde pierden a Crawford y Butler. En lo que es imperativo que trabaje y aquí es cosa de Thibs que por algún motivo no consigue que progrese, es en defensa. Tiene físico para poder defender a cualquier jugador exterior, sufre con los aleros de más peso que él eso sí, pero su defensa deja muchísimo que desear, como su nivel de concentración en dicha faceta. Mientras KAT tiene buenas estadísticas en el apartado defensivo Wiggins es un agujero enorme por donde se escapa buena parte de la eficacia de la defensa de los Wolves.

Hace un año firmó la extensión que le entra en vigor esta temporada de 5 años por 147 millones, que le hace el mejor pagado de la plantilla y tiene que empezar mostrar más cosas que ser un buen anotador. Hay otros jóvenes en la liga que venían con ese cartel y están creciendo cada temporada añadiendo más registros a su juego, como debería hacer el canadiense. Devin Booker es un ejemplo.



PREVISIÓN: Quintos en NorthWest Division / Décimos del Oeste.

Convulsa ha sido la temporada pasada, el verano y no digamos ya los días anteriores al Media Day, por poner un adjetivo suave. El tema de Jimmy Butler que no ha congeniado con los jóvenes de Wolves, los 4 que quedan de cuando llegó Thibs (Dieng, Anthony-Towns, Wiggins y Tyus Jones) y ha terminado pidiendo el traspaso a la franquicia, veremos dónde acabará. Un ejemplo de lo vivido en ese vestuario esta temporada es que Jamal Crawford podía haber seguido pero rechazó su opción ya que no disfrutaba en dicho vestuario y hoy sigue en paro.

Tendremos todavía una buena plana de jugadores como Teague, Rose o Gibson que rodearan a los jóvenes. Otros como Tolliver tiene un crédito como trabajador y tirador de tres que no viene para nada mal a un equipo que no tiene, posee buenos jugadores en el tiro exterior pero no un tirador específico.

Hablemos de Dieng, que firmó un contrato de 63 millones por 4 temporadas con la llegada de Thibs. Es un buen jugador en el aspecto defensivo y con algunas cualidades interesantes pero se la ha dado un contrato para ser importante en el equipo y su futuro, pero se ha traído jugadores como Taj Gibson que son más expertos pero qué sentido tiene traer a Taj si has dado un contratazo a un jugador para ese papel.

El resto de la rotación está completada por Tyus Jones que también está por detrás de jugadores como Rose, Patton que está lesionado por tiempo indefinido y los rookies Josh Okogie y Keita Bates-Diop. El primero es un jugador exterior de perfil defensivo y físico mientras el segundo es un alero versátil con cierta capacidad en el tiro exterior.

Así que con todo esto que he comentado no confío en que los Wolves entren en Playoff hasta que se vea de verdad qué rumbo quiere tomar en la franquicia, ya que Thibs ha derrumbado una rotación joven, con calidad y futuro por intentar entrar en los Playoff ya a todo coste, por tan caro que sea. Lo de Butler y los viejos Bulls ha sido un alto precio, muy alto. Las decisiones que se han tomado en ciertas franquicias de dar todo el poder de decisión a los entrenadores no ha salido muy bien que digamos y pinta que Thibs será el siguiente en solamente tomar decisiones en la cancha. Tienen una rotación muy corta, sin tiradores y que basará todo su potencial en exprimir al quinteto titular y lo que puedan sumar Tolliver, Rose o algún joven.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Damian Lillard

Wade Baldwin

Anfernee Simons (R)

Escolta

C.J. McCollum

Seth Curry

Nik Stauskas

Alero

Evan Turner

Maurice Harkless

Gary Trent Jr. (R)

Ala-pívot

Al-Farouq Aminu

Jake Layman

Caleb Swanigan

Pívot

Jusuf Nurkic

Zach Collins

Meyers Leonard



Una temporada regular magnífica terminando terceros del Oeste tras los dos máximos aspirantes al título como eran los Golden State Warriors y los Houston Rockets.

El equipo formado por Terry Stotts intentaba llevarse el gato al agua con una defensa férrea protegiendo la zona más cercana al aro e intentando al mismo tiempo el posible tiro exterior. El papel de Nurkic, Aminu y Harkless fue fundamental ya que los dos aleros jugaban como cuatro abiertos por su versatilidad y su fortaleza física que permite proteger la zona cuando era necesario o defender a los exteriores teniendo como pilar a Nurkic que fue el mejor del equipo en Rating Defensivo. El equipo consiguió ser 8º en Rating Defensivo (106.4)
En ataque no ha variado mucho en las pasadas temporadas ya que se basan en lo que generen Lillard y McCollum con la ayuda de Turner en subir el balón, pero sobretodo en el poder ofensivo en el uno contra uno de sus jugadores más pequeños para crear superioridad. Quiero comentar la buena aportación de Napier que ejercía de primer recambio de los dos grandes jugadores “pequeños” dando buenos minutos de calidad mientras descansaban las dos grandes estrellas.

La verdad que la temporada regular tras el parón del All Star fue magnífica consiguiendo 13 victorias seguidas, pero a partir de ahí surgieron ciertas dudas ya que al tener asegurado los Playoff y prácticamente con el factor local el equipo se relajó y perdieron cuatro de los últimos cinco encuentros contra equipos que podían ser sus rivales en las eliminatorias como Denver, San Antonio u Houston. Llegando al último encuentro jugándose el tercer puesto de la Conferencia Oeste contra los Utah Jazz donde dominaron y ganaron con cierta facilidad a los Jazz.

Al terminar terceros se enfrentaría a los Pelicans de New Orleans con factor cancha a favor. Se las prometían felices pero al final el batacazo fue antológico perdiendo la serie por 0-4. Damian Lillard posiblemente haya jugado los peores partidos de su carrera en la NBA en dicha eliminatoria, abrumado por la defensa que realizaron los Pelicans sobre él. Jusuf Nurkic sufrió lo indecible contra Anthony Davis y los Blazers no supieron tampoco parar a un Jrue Holiday portentoso en ataque.

Calificar la temporada de los Blazers en global no podría ser de otra manera más que decepcionante, el tener una temporada regular de tal calibre y caer tan estrepitosamente en la primera ronda sin mostrar una capacidad de reacción durante la misma es de lo peor que puede pasar.



JUGADOR FRANQUICIA: Damian Lillard.

Es un jugador especial, se veía desde su debut. A mí personalmente me gusta su baloncesto y su personalidad. No tiene miedo a nada, y se nota. No rehúye ningún choque, ningún reto. Ha mejorado año tras año su juego en todas las facetas. Lleva dos temporadas seguidas estando entre los mejores de la liga. En las 6 temporadas que lleva en la liga, siempre ha estado entre los que más tiros de 3 intenta y anota.

Impensable que no fuera al All-Star de 2016 ni de 2017 y lo fue el año pasado por fin. Lleva años mejorando, siendo líder, faro de un equipo que entra en Playoff. Y tras el fiasco de la postemporada ante los Pelicans, sabe que debe jugar más sin balón en ciertos momentos y no asumir toda la responsabilidad a sus espaldas. Debe delegar e involucrar a más compañeros en ciertas situaciones, no puede terminar todas las acciones él solo.
Veremos qué nivel nos demuestras esta temporada, ya que me parece impensable por donde pueda mejorar, puede que el aspecto defensivo sea uno ya que su rating defensivo cada 100 posesiones no es nada malo (109) aunque sí alto comparado con el nivel del resto del equipo y está mejorando en perder menos balones.


JUGADOR CLAVE: C. J. McCollum.

Cuando tienes a un jugador como McCollum, que es otro que se ha hecho a sí mismo en este juego, haciéndose un sitio hasta poder tener una oportunidad, que le ha llegado en un momento que se apostó por él al 100% porque no tenían más remedio, ha convertido en este tiempo al juego exterior de los Trail Blazers en uno de los mejores de la liga.

Capaz de dirigir el juego cuando Lillard se aparta de ello, de terminar las jugadas al más puro estilo Lillard. A sus 26 años con Lillard les queda a ambos mucho tiempo juntos para demostrar que pueden marcar historia en letras de oro en la franquicia y en la liga. Su nivel defensivo debe mejorar es cierto, pero lo preocupante de la temporada pasada fue su poco acierto a la hora de finalizar cerca el aro, bajando del 48% al 44% y eso en algunos momentos en Liga Regular fue determinante. Pero en los partidos de la eliminatoria contra los Pelicans fue el líder, el Capitán que necesitaban pero no fue suficiente.



PREVISIÓN: Cuartos de la NorthWest Division / Octavos del Oeste.

Equipo basado en el juego que pueden realizar su dúo exterior con el apoyo de Nurkic, el eje defensivo del sistema de Terry Stotts. Pero no es suficiente, se pudo ver en los PlayOff ante los Pelicans. Saben que deben jugar de diferente manera, diferente estilo compartiendo el balón e involucrando a más jugadores. Veremos si son capaces ya que la plantilla posee buenos jugadores en los que apoyarse para la creación o en defensa, pero en el aspecto ofensivo no poseen un perfil que pudiera ayudar a suplementar el trabajo del dúo exterior. Napier llegó a convertirse en dicho jugador haciendo un buen papel pero ya no está y será Curry y Baldwin quien deban tomar ese papel. Veremos si Stauskas que viene para dar tiro exterior al equipo tiene minutos porque no poseen otro jugador de dicho perfil que de espacios en los sistemas de ataque.

Así que los Harkless, Evan Turner, Collins en el juego interior y los comentados Seth Curry o Baldwin van a tener que dar un paso más allá y sinceramente no sé si podrán hacerlo de manera constante. Harkess ha demostrado ser un buen jugador pero habrá que esperar si puede soportar dicha presión.

Terry Stotts es uno de los mejores entrenadores de la liga y sinceramente creo que pondrá instaurar un cambio en la mentalidad y sistema de juego, pero el proceso será lento, no espero que cambie de un día a otro ya que las manías que no defectos que han ido desarrollando desde hace temporadas se han incrementado a maneras inalcanzables. Por ello espero que se metan en PlayOff y dependiendo del rival que les toque en primera ronda ir más lejos o no, pero en principio son equipo de postemporada.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

Stephen Curry

Shaun Livingston

Quinn Cook

Escolta

Klay Thompson

Jacob Evans (R)

 

Alero

Kevin Durant

Andre Iguodala

 

Ala-pívot

Draymond Green

Jonas Jerebko

Kevon Looney

Pívot

DeMarcus Cousins

Jordan Bell

Damian Jones



Otra temporada magnífica para los Warriors. Una temporada regular marcada por problemas físicos en su plantilla, donde sobre todo Stephen Curry tuvo muchos problemas físicos que llegaron incluso en los PlayOff como paso a Iguodala, Kevin Durant en menos medida pero también fue de los más castigados.

La aparición de jugadores como Quinn Cook contratados a media temporada, Nick Young que tuvo partidos muy interesantes en su papel como anotador compulsivo o David West que daba mucho equilibrio en defensa ataque en los pocos minutos que disponía hacían que las lesiones de sus jugadores más importantes no se llegasen a resentir. Steve Kerr consigue durante otra temporada mantener al equipo como uno de los mejores equipos ofensivos de la NBA terminando la temporada regular como 3º en Rating Ofensivo (113.6), 1º en puntos anotados (113.5) a pesar de reducir un 2% su volumen de tiros de una temporada a otra, de también reducir un 3% las asistencias dadas aunque acabaron como el equipo con mayor promedio (29.3). Seguramente debido a las lesiones de jugadores tan importantes, pero como se puede ver el impacto fue minimizado por el resto del equipo. Donde fue más complicado fue en el sistema defensivo, ya que permitían muchos puntos (18º en dicho ranking con 107.5) pero creo que más por relajación en buena parte de los encuentros donde no llegaban a imprimir el 100% de su potencial hasta la vuelta de los vestuarios. Entre en esto, los problemas físicos sufridos más el sentimiento de querer ser el mejor récord de la NBA de los Houston Rockets hizo que fuesen segundos de la temporada regular con 58-24. Terminaron la temporada con un 7-10 que explica lo comentado, no querían realizar un sobresfuerzo por el primer puesto para poseer el derecho de jugar los primeros encuentros como local y terminar de recuperar a los jugadores que tenían problemas físicos y no forzarlos innecesariamente, recordemos que la temporada del Récord de temporada regular con 73-9 fue tal la exigencia que tuvieron físicamente y mentalmente que lo pagaron muy caro en los PlayOff y no acabaron campeones, sin poder así tener inmaculada dicha temporada como fue la del poseedor anterior del récord. Los Bulls de Michael Jordan.

Con dicho segundo puesto, debían enfrentarse a los San Antonio Spurs de Popovich y LaMarcus Aldridge. Aquí el equipo de Steve Kerr apretó las tuercas en el nivel defensivo como no se les había visto en la temporada regular y lo mismo se puede decir en respecto al atacar el rebote ofensivo. Quiero destacar ya la labor de JaVale McGee que no solo aquí, durante los Playoff fue un pilar defensivo con su intimidación y físico, pero no solo atrás en ataque con su “simpleza” atacando el aro fue explotada por sus compañeros e hizo muchísimo daño.
Como digo en esta eliminatoria los Warriors no llegaron a sufrir y solamente el 4º partido donde se les vio que no estaban al mismo nivel de concentración perdieron 103-90.

La segunda eliminatoria contra los Pelicans llegaba con mucha expectación de lo que pudiesen hacer los Pelicans con Rondo, Holiday, Davis y Mirotic. Pero si en la primera hay que destacar el nivel defensivo de los Warriors, aquí el ofensivo fue muy destacable ya que los Pelicans habían conseguido dejar 0-4 a los Blazers con una defensa muy férrea pero a los Warriors con tantas opciones de poder hacerte daño es como querer tapar dos vías de agua y te aparecen otras 3. En esta eliminatoria ganada por 4-1 la actuación de Draymond Green promediando un triple doble fue impresionante.

Y llega la final anticipada ante los Houston Rockets con el factor cancha en contra. Las piezas que tenía Mike D’Antoni a su favor con Ariza, Tucker, Green para poder defender a los jugadores de los Warriors no fue aprovechada en el primer encuentro, ni la posible confianza en su quehacer. Los Warriors de Steve Kerr plasmaron en ese primer encuentro la firmeza mental que posee un campeón proponiéndose robar el factor cancha en la primera ocasión disponible minando al rival. Después llegó la eliminatoria al 4 partido con un 2-1 merecido visto en los tres partidos anteriores, con una noticia que sería clave. La baja de Iguodala tras el tercer partido fue muy dura para el sistema defensivo y la rotación de los Warriors, así los Rockets la aprovecharon y se llevaron los dos encuentros siguientes recuperando el factor cancha. Pero llegó la otra pieza que cambia el rumbo de la eliminatoria, la lesión de Chris Paul. Dicha lesión fue imposible de suplir de alguna manera eficaz y los Warriors supieron aprovecharla forzando a que James Harden tomara toda la responsabilidad y así agotando al jugador físicamente y mentalmente poco a poco. Una final anticipada que se llevan los Warriors por 3-4, posiblemente con la eliminatoria contra Oklahoma City Thunder donde llegaron a estar 1-3 abajo la más dura que haya sufrido en el Oeste.

Y llegaron las finales, las cuartas de manera consecutiva de los Warriors y las cuartas consecutivas ante los Cavaliers de LeBron James. En las anteriores también llegaban como favoritos, pero no tanto como esta temporada y así se demostró con el 4-0 final donde únicamente en el primer encuentro los Warriors no se encontraron nada cómodos y al final tuvieron la ocasión de ir a la prórroga y salvar los muebles, ya según iba avanzando la eliminatoria los Warriors se sentían más cómodos y los Cavaliers más impotentes. Objetivo cumplido y otra buena temporada para los Warriors que se está convirtiendo en un equipo de época is no eran ya.



JUGADOR FRANQUICIA: Stephen Curry.

 

Un jugador que es la esencia de la nueva época del baloncesto actual, un base que a primera vista dirías que no puede ser un MVP ni un jugador que puede marcar una época. Pero lo es. Magia pura con el balón y con su peculiar estilo de tiro capaz de anotar de las maneras más complicadas desde cualquier punto de la cancha, y esto de manera literal.


Tras la incorporación de Durant al equipo siempre hubo una ligera duda de su química tanto en cancha como en vestuarios y creo que se ha disipado más que sobradamente. No si se pasara en algún momento algo parecido al caso LeBron-Irving, pero lo dudo que sea así de momento.


Un jugador que ha realizado de media 10 intentos de tiros de tres por partido anotando un 42.3%. Con un tiro efectivo (eFG%) del 61.8% gracias a que ha incrementado su efectividad en el tiro de dos (59.5%), infalible desde la línea de personal (92.1%) capaz de robar casi 2 balones por partido, asistir más de 6 y rebotear más de 4. Lo dicho, está marcando una época donde el baloncesto está asentándose en un estilo donde jugadores como él se hacen imprescindibles.

La única pega fueron sus lesiones que hicieron que perdiera más de una treintena de partidos en la temporada regular y algunos que otros en los Playoff. Veremos si esta temporada no sufre ningún problema físico y podemos disfrutar de él durante toda la temporada.



JUGADOR CLAVE: Kevin Durant.

 

De nuevo MVP de las finales por pleno derecho. Ya no voy a comentar el hecho de su llegada a los Warriors, pero le ha mejorado como jugador. Su nivel ofensivo ha crecido gracias a su utilización, ya que a pesar de estar con Curry o Green suele empezar el juego de ataque o en movimiento y es más sencillo para el que recibir con la defensa encima y jugársela en aclarado como era típico en Oklahoma, y cuando no lo hace se aprovecha de tener a jugadores capaces de ser tan mortíferos como él. Tira mucho menos que OKC pero con mucha más eficiencia y el jugar al lado de Draymond con su envergadura daba una mejora sustancial atrás capaz de ajustarse con cualquier jugador rival y conservar la capacidad de rebote e incluso intimidación (promedio casi de dos tapones por partido). Así que no solo era que fuese diferencial en ataque sino que lo que aporta defensivamente es determinante, muchísimo. Donde de verdad se ven a los jugadores capaces de ganar campeonatos, no solo partidos.


Sus números en los PlayOff, cuando llega lo serio de verdad para un equipo como Warriors, no fueron tan escandalosos como en su primer anillo con los Warriors, pero fueron brutales. Pero lo que de verdad es admirable es que se sobrepuso a unas malas actuaciones y fue clave, determinante y letal. El llegar a Warriors ha sido un impulso

Sinceramente no sé el nivel al que estará Kawhi Leonard este año, pero no veo un jugador tan letal en ambos lados de la cancha, que sea capaz de ganar ya no partidos, sino eliminatorias y campeonatos ganando a su par en ambos lados de la cancha. Da igual quien se pone delante que es capaz de sobrepasar. Si no está en un quinteto de mejores defensivos no voy a quitarle la razón al jugador de que existe una tendencia a “odiarlo” en vez de ensalzar de lo que es capaz.




PREVISIÓN: Primeros en Pacific Division / Primeros del Oeste.

 

Los únicos que podrán mantenerles algo el ritmo para la lucha del primer puesto son los Rockets de D’Antoni aunque hayan perdido piezas importantes en defensa. Pero no veo a estos tampoco peleando para conseguir el primer puesto del Oeste hasta el final, ya que necesitan reajustarse con la llegada de jugadores como Carmelo, Knight o Chriss y los Warriors no. Todo dependerá de los propios Warriors, el estado físico y cómo se gestionen, ya que no tienen una plantilla mayor para gestionar minutos pero si que deben hacerlo para evitar lesiones o cansancio mental. Han pasado en estos años por todas las facetas de un equipo ganador o que puede marcar época. El segundo año con el récord de las 73 acabaron agotados y magullados, no creo que vuelvan a repetir eso en el futuro por un Kerr que como he dicho antes no solo es tácticamente de lo mejor de la liga sino en gestión de sus jugadores.


Veremos cómo encaja DeMarcus Cousins cuando vuelva de su gravísima lesión, que seguramente le implique cambiar su estilo de juego. Pero a poco que esté cerca de ser el que era en New Orleans será un jugador determinante para los PlayOff, pero mientras debe recuperarse y pensar que lo importante no es la liga regular, ya han quedado segundos y fueron capaces de quitar el factor cancha, su problema siempre son las lesiones de Curry, Green y el intangible Iggy. Lo dicho, a evitar lesiones como la que tuvo Curry e Iggy en las eliminatorias. Si miramos los historiales médicos de cada jugador de los Warriors han sufrido lesiones que han mermado su rendimiento en momentos importantes y es eso justamente el riesgo que se debe minimizar al máximo.

No les veo punto débil a priori, son los máximos favoritos y quieren seguir ganando. Han ido perdiendo algo de profundidad en la rotación, pero es normal con el sistema económico que tienen para poder mantener a sus mejores jugadores. Han añadido a Cousins que ha sido una jugada crucial y con el ojo puesto en los Playoff. Han traído a Jerebko que puede jugar en los puestos de alero con tiro exterior, con un buen rendimiento en Utah donde aprovechó sus minutos siendo su principal amenaza el ser una amenaza desde fuera (41.4% en el tiro de tres). Hay que volver a tener en cuenta a los jóvenes como Looney, Bell, Cook y Jones que tendrán sus minutos durante la temporada regular y algunos de ellos fueron muy importantes en diferentes fases de la temporada. Y queda el rookie Jacob Evans, que hay que tener mucho ojo ya que si está en la red de Kerr no puede ser un fiasco. Un jugador inteligente que destaca siendo buen defensor y con tiro exterior, que les va a venir genial dicho perfil en el puesto de escolta y alero donde se desenvuelve, tendrá sus oportunidades como tuvo Bell y no dudo de que las va a aprovechar.

 

 

TITULAR

BANQUILLO

RESERVAS

Base

John Wall

Tomas Satoransky

Chasson Randle

Escolta

Bradley Beal

Austin Rivers

Jodie Meeks

Alero

Otto Porter Jr.

Kelly Oubre

Troy Brown Jr. (R)

Ala-pívot

Markieff Morris

Jeff Green

Thomas Bryant

Pívot

Dwight Howard

Ian Mahinmi

Jason Smith



Una temporada que según iba avanzando podrían repetir la anterior cuando terminaron con 49 victorias y cuartos del Este dando mucha guerra a los Celtics que fueron finalistas de conferencia. Llegaron a estar 33-24 antes del parón del All Star pero no pudieron mantener dicho rendimiento y acabaron siendo octavos con 43-39. La pedida por la mitad de temporada de John Wall fue una de las causas de no poder reeditar el poder acabar con factor cancha para las eliminatorias, otra fue el rendimiento de sus pívots. Marcin Gortat e Ian Mahinmi no aportaron nada ni en defensa, ataque o rebote. El equipo sufrió muchísimo al no tener en dicho puesto a un jugador de suficiente nivel para ser titular en un equipo que aspira a dar guerra.

Scott Brooks consiguió paliar la baja de John Wall dando más protagonismo a Satoransky como generador y aprovechar su físico para defender al mejor jugador “pequeño” rival y darle todavía más importancia y minutos a Bradley Beal, que en algunos encuentros se le vio muy cansado la verdad. Apoyados en Otto Porter y Oubre Jr. desde el banquillo consiguieron mantenerse en los Playoff y en las estadísticas avanzadas aparecen como un equipo medio de la liga, tanto en ritmo (18º con 96.6), Rating Ofensivo (14º con 109.3) y Rating Defensivo (15º con 108.7). Un muy buen equipo desde el triple (4º en acierto con 37.5%) y en visión de juego gracias a John Wall, Bradley Beal y Satoransky (4º con 25.2 asistencias de promedio) que quizá debiera haber explotado más dicha opción al no tener un anotador interior fiable, donde quienes anotaban más cerca del aro eran los jugadores exteriores. Los Otto Porter (44.1%), Mike Scott (40.5%), Beal (37.5%), Wall (37.5%) y Markieff Morris (36.4%) tuvieron unos porcentajes en el tiro exterior más que aceptables como se puede observar siendo de los jugadores que más ejercen dicha opción, pero si miramos el porcentaje cerca del aro (1 metro de distancia) el de sus dos pívots Mahinmi (66.9%) y Gortat (65.2%) fueron el 10º y 11º del equipo en cuanto a dicho acierto. Lo que da el desequilibrio en el juego ofensivo que posee el equipo.

Deben enfrentarse a los Toronto Raptors en la primera eliminatoria al acabar octavos y la que en otras temporadas pudiera ser más que igualada, se veía que los Raptors estaban un peldaño por encima, y así fue todavía más cuando sufrieron la lesión de Otto Porter. De nuevo el nivel mostrado por los pívots hizo que Brooks jugase con Morris y Scott de pívot, buscando más amenaza con la versatilidad del quinteto.

Una temporada que demostró las carencias de la plantilla y que la apuesta por algunos jugadores como Frazier, Lawson o Meeks no salió correctamente. Temporada que califica de suficiente con el objetivo cumplido de ir a los PlayOff pero que el ser octavo lastra demasiado como el nivel de sus pívots en las eliminatorias, sobre todo con el dinero que les pagan al año 13 millones al pívot polaco y 16.6 al pívot francés.



JUGADOR FRANQUICIA: John Wall.

Viene de realizar su mejor temporada de su carrera, recién cumplidos los 27 años firmada una extensión de contrato de 4 años por 170 millones de $. Dicha extensión fue firmada tras realizar los Wizards unos movimientos para seguir y mejorar la actual plantilla y garantizar que seguirán siendo uno de los mejores equipos de la Conferencia Este.

Cinco AllStar y esta temporada a pesar de estar la mitad lesionado. Los Wizards notaron su estado físico que afectó a su rendimiento y finalmente su baja, a pesar del buen rendimiento de Satoransky y Beal, pero lo que da Wall con su liderazgo, físico y visión no lo para nadie. Un jugador que está ya en la historia de la franquicia capitalina y que seguirá siendo referencia de la liga como uno de los mejores bases de la actualidad a pesar de estar bajo el radar en algunas ocasiones.

Veremos que temporada realiza teniendo a Dwight Howard que viene de una temporada buena en Charlotte y con el base pueden hacer un buen dúo.


JUGADOR CLAVE: Bradley Beal.

Ha terminado de jugar una temporada sin lesiones, 82 partidos disputados con más de 36 minutos de media por encuentro y se le notó cansado en ciertos momentos, ya que nunca había estado tanto en cancha y con tanta importancia con la baja de Wall, y llegando incluso a jugar como creador. Cumplió con creces y terminó siendo All Star por primera vez en su carrera. Cierto es que cuando no estaba en cancha su equipo lo notaba muchísimo ya que Scott Brooks no tenía un recambio fiable para él.

Espero otra temporada parecida si le vuelve a respetar el físico y hará mantener a los Wizards en la senda de equipo fuerte en la Conferencia este. Se acentúa más si cabe el perfil de tirador lejano pero espero menos minutos en cancha, evitando que se fatigue en demasía para la carrera por el título. Con John Wall es uno de los mejores dúos exteriores de la liga, y eso que los primeros años tenían problemas de entendimiento que parecen superados desde que Paul Pierce paso por aquel vestuario.



PREVISIÓN: Primeros en la SouthEast Division / Sextos en el Este.

Pues realmente la rotación de los Wizards ha dado un salto más que cuantitativo. Más profunda y con jugadores más fiables que en temporadas pasadas. Dwight Howard es un jugador que dará un perfil de protector de la zona que ni Gortat ni Mahinmi cumplían. Viene a aportar rebote, defensa y poderío cerca del aro y como pasó con Kemba Walker, podrá realizar un buen dúo con John Wall. Si revisamos el papel de Austin Rivers en los Clippers viene a ser ese Sexto Hombre que puede jugar sustituyendo a Wall, Beal o jugar incluso a su lado, es su temporada reivindicativa y que demuestre a la liga de que puede ser un jugador fiable. Añaden a Jeff Green para los puestos de alero, añadiendo puntos que no tenían en dicho puesto, las dudas vienen en su constancia, de si veremos al jugador de Orlando o al que en algunos encuentros con los Cavs era capaz de cambiarlo saliendo desde el banquillo. El resto de la rotación sigue siendo igual y apoco que respeten los problemas de lesiones, si mejoran sobre todo en el aspecto defensivo se van a meter en Playoff. Los Otto Porter, Markieff Morris, Satoransky deben mantener ese perfil que han mostrado hasta el día de hoy. Sigue faltando algún tirador específico y más con la sanción a Meeks, pero poseen anotadores, jugadores atléticos y físicos, con capacidad de poder defender si se implican.

Scott Brooks debe mentalizar al equipo en dicha faceta y hacer que el equipo sea casi imposible de superar en su cancha para poder tener opciones de subir puestos en el Este.